jueves 20 de enero de 2022
Cielo claro 34.7ºc | Posadas

Es el único misionero que pasó esta etapa

Un posadeño aprobó el Nacional en la Olimpíada de Matemáticas

Franco Koch, del Janssen, quedó habilitado para rendir el año próximo el selectivo de la instancia internacional Iberoamericana. Es la tercera vez que participa del concurso

domingo 05 de diciembre de 2021 | 19:55hs.
Un posadeño aprobó el Nacional en la Olimpíada de Matemáticas
Franco Koch, con chomba azul y blanca en el centro
Franco Koch, con chomba azul y blanca en el centro

Franco Koch (18), quien cursa el sexto año del Instituto Politécnico San Arnoldo Janssen, aprobó la instancia nacional de la Olimpíada de Matemáticas del tercer nivel para el secundario, y quedó habilitado a rendir el selectivo de la instancia internacional Iberoamericana 2022.

El Territorio dialogó con el joven, quien contó cómo fueron las etapas previas por las que debió pasar para llegar hasta acá. “La primera instancia fue la intercolegial, que fue virtual. La segunda instancia fue zonal, de manera presencial. Aprobé las dos, que ya las había aprobado en 2019 cuando participé en el segundo nivel, y ahí llegué hasta el regional, que es bastante complicado, y me quedé ahí”, recordó.

Sin embargo, esta vez decidió ir por más y tomó la decisión de prepararse con un profesor particular. “Fui con Leopoldo Dos Santos, un ex olímpico que es un genio y no creo que hubiese aprobado el regional sin él”, comentó Koch.

Sobre la instancia regional, que esta vez sí logró sortear, contó que se rindió en Posadas en el Colegio Provincial Martín de Moussy, mientras que para superar la prueba nacional debió viajar hasta la provincia de Corrientes. “Del tercer nivel fui el único de la región que pasé al Nacional, del primer y segundo nivel hubo otros chicos, pero no llegaron a aprobar la instancia nacional”, detalló.

Sobre el siguiente paso, indicó que “ahora tengo que ir a un selectivo y ahí recién después de eso podría rendir el Iberoamericano. Todavía no sé bien, pero sería el año que viene”.

Herencia familiar

Según dicen los expertos, la capacidad matemática es hereditaria y está relacionada con varios genes que expresan proteínas en el cerebro. De ser así, Franco puede dar fe de esta teoría. Es que el gusto y la facilidad que tiene para las matemáticas encuentra explicación en su historia familiar, además de los diferentes estímulos que haya podido recibir a lo largo de su vida. “Mi mamá es contadora, mi abuelo era contador y probablemente vaya por ese lado”, dijo en referencia a la carrera que le gustaría seguir cuando termine el nivel secundario.

Además, desde muy temprana edad comenzó a participar en este tipo de concursos y no tardó en darse cuenta de que era lo suyo. “Arranqué en primaria, participé en Olimpíadas de Matemáticas en el colegio Jesús Niño y ahí ya me encantó, porque en realidad es bastante distinto a las matemáticas del colegio”, aseguró.

En este sentido, argumentó que “no son problemas con una sola solución, hay muchas maneras de resolverlos. En aquella oportunidad llegué al Nacional de segundo nivel. Ya en 2019 volví a participar en secundaria y ahí llegué hasta el regional”. Ahora dio un paso más y no solamente llegó hasta la instancia nacional, sino que la aprobó y tras rendir el selectivo, podría llegar a rendir un examen internacional: el Iberoamericano. 

“Agradezco al colegio que nos acompañó mucho y a mi profesor Leopoldo Dos Santos que fue excelente, no hubiese aprobado el regional sin él y mucho menos el Nacional”, cerró.

Estas competencias en las que participan muchos jóvenes estudiantes en todo el mundo alcanzaron resonancia internacional durante el siglo XX. Se trata de una lucha intelectual que libra un alumno de enseñanza media contra un problema matemático simple pero muy difícil, resoluble con sentido común y un poco de la matemática escolar, elemental. 

No se trata de un ejercicio más o menos evidente como los que abundan al final de un capítulo en un libro de texto, tampoco es una situación abstracta de resultados teóricos prefijados, ni problemas con enunciados tramposos como los habituales cazabobos. Esto es justamente lo que atrapó a Franco y a muchos otros jóvenes que año a año deciden aventurarse en el encanto de las matemáticas.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias