martes 18 de enero de 2022
Cielo claro 34.7ºc | Posadas

La lupa del FMI

Macri, procesado como autor de espionaje ilegal. El FMI, con autocríticas por otorgar el mayor préstamo para el salvataje de un gobierno. Diputados y senadores se preparan para asumir. Cómo quedarían la Legislatura provincial y el Concejo de Posadas. La puja en el Inym

domingo 05 de diciembre de 2021 | 6:00hs.
La lupa del FMI

El trabajo de los servicios de inteligencias en el país volvió a los primeros planos de los diarios esta semana para señalar a Mauricio Macri, según la causa, como autor de espionaje ilegal contra los familiares de las víctimas del submarino ARA San Juan entre diciembre del año 2017 y finales del año 2018. Nuevamente el líder de Juntos por el Cambio (JxC) quedó envuelto en la telaraña de un nuevo caso de espionaje. Esta vez, por disposición del juez federal de Dolores Martín Bava, el ex presidente de la Nación fue procesado sin prisión preventiva, pero con un embargo de 100 millones de pesos sobre sus bienes. También, después de regresar de Chile, donde fue recibido por el presidente Sebastián Piñera, no podrá volver a salir del país. Es que el magistrado, en principio, considera que Macri es penalmente responsable del delito de realización de acciones de inteligencia prohibidas en carácter de autor en virtud de haber posibilitado la producción de tareas de inteligencia ilegal. En su defensa, Macri y la cúpula de Juntos por el Cambio siguen cuestionando al juez de ser parcial y de actuar con fines políticos para favorecer a la actual administración nacional. Lo cierto es que el magistrado consideró que el ex mandatario fue responsable de haber generado las condiciones, acumular información y hacer uso de ella, cuando las tareas de inteligencia están expresamente prohibidas por ley. A partir del expediente que se fue conociendo, Macri habría hecho uso de esos datos, que incluía lugares donde se reunirían, datos personales, a fin de conocer los movimientos y reclamos que tenían previstos los familiares de las víctimas. En la misma causa, están procesados los exdirectivos de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) nombrados por Macri durante su gestión, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, y otros exfuncionarios.

Macri tiene una larga historia de enredos de espionajes. Para ser más exacto, desde hace once años. El primer escándalo de espionaje en que quedó envuelto fue en 2010, cuando era jefe del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Por entonces, fue procesado por el juez federal Norberto Oyarbide supuestamente por encabezar una presunta red ilegal de espionaje. El caso tuvo mucha resonancia y la denuncia la había realizado Sergio Burstein, familiar de una de las víctimas del atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (Amia). Primero la justicia consideró que no debía enfrentar ningún juicio por esta causa y apenas asumió como presidente de la Nación, a finales de 2015, fue sobreseído. Ya siendo presidente de la Nación, también se lo había acusado de tareas de espionaje sobre los correos electrónicos de políticos, periodistas y miembros de las fuerzas de seguridad.

Lo bueno para Macri es que puede ejercer su derecho de defensa ampliamente y en libertad. Desde la llegada del nuevo gobierno, la doctrina Irurzun dejo de utilizarse como una herramienta para encarcelar opositores. Mediante la comisión Bicameral del Código Procesal Penal, el Congreso le puso fin al festival de prisiones preventivas que el camarista Martín Irurzun pregonaba. Ahora hay que demostrar que el riesgo de fuga o entorpecimiento es concreto y no supuesto como antes.

A 20 años del corralito
Esta semana se cumplieron 20 años de aquella gran crisis de 2001. Representó el final del gobierno de Fernando de la Rúa, que llevaría al nombramiento de cuatro presidentes en menos de dos semanas. Ideado por su poderoso ministro de Economía, Domingo Cavallo conocido como el padre de la convertibilidad, por entonces De la Rúa firmó un decreto e impuso un corralito a los ahorros para evitar la caída del sistema financiero, aunque terminó desatando una crisis social, política e institucional, que empeoró al declarar un estado de sitio al desatarse conflictos sociales que terminó con su gobierno. Cada tanto, como ocurrió esta semana, suele agitarse aquel momento de tensión. Es cierto que la Argentina no pasa por su mejor momento, primero producto del gran endeudamiento externo como también de la pandemia que afectó a toda la cadena productiva como las pymes que logró superar los efectos de la crisis sanitaria, a excepción de rubros muy específicos que aún están en recuperación como el turismo y gastronomía, según dio a conocer la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came). También es verdad que algunos índices son muy desfavorables, como de la pobreza y la inflación. Pero la Argentina volvió a crecer en este tiempo, a tal punto que el Producto Bruto Interno se estima aumentará un 10% este año y recuperando la caída del 2020.

FMI investiga préstamo al gobierno de Macri
A su vez, con De la Rúa el país dejó de pagar su deuda externa y en ese momento fue el default más grande de la historia, de 144.000 millones de dólares. Fue la administración de Néstor Kirchner la que había saldado esa deuda con el Fondo Monetario Internacional en 2006, sin embargo, la dependencia con el FMI volvería muy pronto de la mano de Mauricio Macri, que fue el presidente que más se endeudó en los últimos 50 años. Datos oficiales indican que, a fines de 2019, Macri se fue de la Casa Rosada con una deuda externa de 277.648 millones de dólares y una cuenta de vencimientos de deuda pública por pagar de casi 200.000 millones de la misma moneda para los cuatro años del actual gobierno. El stock de deuda pública nacional cuando se fue Macri había llegado a 323.177 millones de dólares. Esta semana se conoció que por primera vez el FMI analizará el préstamo otorgado durante el gobierno de Macri, para evitar repetir errores que hicieron fracasar el programa, ya que se encuentra suspendido desde el 2019. Se espera conocer en los próximos quince días detalles de la investigación interna del FMI sobre el préstamo que tomó en 2018 la administración de Juntos por el Cambio. Se cuestiona que el préstamo fue tomado con claro tinte político y en el intento reeleccionista de Macri que fracasó. Por eso, el presidente Alberto Fernández, antes de suscribir un próximo acuerdo con del FMI, planteó la necesidad de que se evalúen los errores cometidos en la entrega de esos fondos a la Argentina. Al reconocerse que se mal utilizaron en pagar deuda insostenible y financiar salida de capitales, también se dio cuenta que Macri obtuvo el crédito Stand-By por decisión del ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Desde entonces y hasta ahora también en el FMI, se hicieron muchos cambios en la conducción. Esta autocrítica del Fondo abriría algunas ventajas para la argentina como que no se aplique una sobretasa, que es la penalización por haber tomado un crédito mayor a las posibilidades de pago. Expresado en otros términos, el FMI otorgó el mayor préstamo de la historia del organismo, cuando sabía que la Argentina no estaba en condiciones de afrontar los compromisos posteriores y que se apuntó a casi un salvataje para el entonces gobierno de Macri. Ante esta realidad, la otra expectativa que podría ser favorable para el país es una posible extensión de los plazos de pagos.

Desde que asumió, Alberto Fernández primero desactivó la bomba de la deuda con los acreedores privados y ahora busca sellar renegociación con el FMI por unos 45.000 millones de dólares. El gobierno nacional envió ayer una misión a Washington, Estados Unidos, buscando alcanzar un entendimiento técnico hacia fin de año para luego poder encarar un acuerdo con el organismo antes de marzo de 2022. Es que con el programa en vigencia en los próximos dos años la Argentina debería pagar vencimientos por 19.000 millones de dólares cada año y cerca de 5.000 millones en 2024. Ahora, la aspiración del ministro Martín Guzmán y del director argentino en el FMI, Sergio Chodos, es tratar de concretar un principio de entendimiento antes de fin de año. Una de las condiciones que el Fondo establecería es que la Argentina baje la inflación, que la administración nacional viene intentando, sin éxito, con el congelamiento de precios.

Jura de senadores
Así como se convocó a Diputados de la Nación a la sesión preparatoria del martes, del mismo modo mediante un decreto firmado por la vicepresidenta Cristina Kirchner, se realizó la convocatoria a la sesión especial para la jura de los senadores electos el jueves 9, a partir de las 12. De esta manera, los 24 nuevos legisladores se incorporarán formalmente al cuerpo un día después. Como se viene señalando, en el caso de Misiones no hay recambios en este ámbito. El senador y vicepresidente primero del Senado de la Nación, Maurice Closs, tiene mandato hasta diciembre 2023, como sucede con la también renovadora Magdalena Solari Quintana y por Juntos por el Cambio, Humberto Schiavoni. Ahora se espera conocer el temario a tratar. Se especula que el Frente de Todos busque aprobar los 116 decretos de Alberto Fernández, de los cuales 70 son Decretos de Necesidad y Urgencia que ya tuvieron dictamen en la Bicameral de Trámite Legislativo. A raíz de la pandemia, los DNU fueron avalados en el pleno de la Cámara alta, donde el oficialismo tiene mayoría, con 41 miembros número que se reducirá a 35 desde el 10 de diciembre y con ello, el oficialismo perderá quórum propio.

Provincias Unidas
El nuevo interbloque que viene impulsado Carlos Rovira desde Misiones ya tiene una primera denominación: se llamará Provincias Unidas, conformados por diputados nacionales de Misiones, Río Negro, Neuquén y posiblemente de otras provincias. El nuevo bloque será presidido por el rionegrino Luis Di Giacomo y apuntará a defender los derechos de las provincias relegadas por la Nación. Por Misiones integrarán el recientemente electo diputado Carlos Fernández y quien sigue Diego Sartori. Se cree que la línea de reclamo, en principio, irá por las grandes obras pendientes.

En Juntos por el Cambio y Frente de Todos
Los que también llegan para ser parte del parlamento argentino, son los candidatos electos por Juntos por el Cambio, Martín Arjol y Florencia Klipauka. Son los que además estarán jurando el martes e integrarán el lote de 127 diputados electos. Estos misioneros, se sumarán al bloque que integra Alfredo Schiavoni que tiene mandato hasta el 2023. Hasta igual periodo continuará Héctor Cacho Bárbaro y Cristina Brítez, en el bloque del Frente de Todos.

Diputados provinciales y Concejo
A raíz de las elecciones legislativas en Misiones, también el 10 de diciembre asumirán los nuevos diputados electos en junio de este año. Con ellos además se definirá las autoridades de la Legislatura provincial, donde no habría mayores cambios y permanecerían como presidente Carlos Rovira y vicepresidente primero, Hugo Passalacqua. Lo que quedaría por definir sería quién ocupará la vicepresidencia segunda que corresponde a la oposición. Ello se define en el marco de la incorporación de los 11 diputados que fueron electos por el Frente Renovador, 6 de Juntos por el Cambio y 3 del Frente Encuentro Popular Agrario y Social para la Victoria.

También en el Concejo de Posadas, ingresaran los ediles electos en las recientes contiendas electorales y se definirá la presidencia del cuerpo. Allí, se define la continuidad en la presidencia del concejal renovador Facundo López Sartori, quien viene cumpliendo tal función desde el 2019 al ser reelecto el año pasado. Tanto el electo concejal Horacio Martínez como Fernando Meza -quien ya fuera titular del cuerpo-, actual vicepresidente primero del Concejo, son los potenciales candidatos a hacerse cargo de la presidencia.

Repercusión de un fallo judicial
Gran repercusión generó la decisión del juez federal de Paso de los Libres, Gustavo Fresneda quien dictó una medida de no innovar respecto a la Resolución 170 que fuera aprobada por el Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym) que determinaba que a partir de enero de 2022 todos los productores inscriptos sólo podrían incorporar hasta 5 hectáreas de nuevas plantaciones. La medida que luego fue ratificada por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, ahora queda en suspenso por disposición del citado magistrado. Tal situación marcó posiciones encontradas entre dos provincias. El Inym apeló la cautelar, al argumentar que tanto el Instituto como la firma La Cachuera SA que promovió la medida, tienen domicilio legal en Misiones, por lo cual ese pedido debió haberse presentado en juzgado federal con asiento en Misiones. De esta manera, desde el Inym requirieron por escrito al juez federal de Posadas, José Luis Casals, que tome la causa bajo su competencia. Quienes promovieron la medida entienden que la empresa se ve afectada en sus derechos por la resolución del Inym, y que, al tener domicilio legal donde se produce y mantiene la plantación nueva en la provincia de Corrientes, consideran que tiene jurisdicción y competencia el juzgado federal de Paso de Los Libres. Para resolver tal situación, el juez Fresneda elevó a Tribunal de Alzada de la Capital correntina, que recomendaron remitir el caso a la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Lo mismo hizo Casals requiriendo definiciones en cuestión de competencia, que ahora se espera la resolución de este conflicto y resolver a su vez, el fondo de la cuestión en la acción de amparo presentada.

En Misiones, los pasos dados por el presidente del Inym, Juan José Szychowski, recibió el pleno respaldo del gobernador Oscar Herrera Ahuad y el presidente de la Cámara de Diputados, Carlos Rovira, al sostener que así se está cuidando la rentabilidad de las chacras misioneras. En síntesis, serán los jueces del máximo tribunal del país quienes resolverán la cuestión de competencia y a partir de allí, se podrá saber cómo prosiguen los planteos judiciales realizados.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias