domingo 23 de enero de 2022
Cielo claro 38.7ºc | Posadas

En 2013 el uniformado apuntado había sido separado de la fuerza

Los vínculos de un jefe policial con la soja: “Con Araujo arreglás todo”

Una charla entre dos de los detenidos por la megacausa revela posibles conexiones con el actual jefe de la Unidad Regional II, Héctor Araujo. Información exclusiva de El Territorio

lunes 29 de noviembre de 2021 | 5:00hs.
Los vínculos de un jefe policial con la soja: “Con Araujo arreglás todo”
El martes 9 de noviembre los implicados en la megacausa se abstuvieron de declarar ante la Justicia Federal de Oberá.
El martes 9 de noviembre los implicados en la megacausa se abstuvieron de declarar ante la Justicia Federal de Oberá.

El contrabando de granos a Brasil explotó en la pandemia y el escándalo se abrió paso cuando el jefe del Escuadrón IX de Gendarmería Nacional, un subordinado y varios empresarios fueron detenidos por la Justicia, acusados de formar parte de una asociación ilícita. El hecho, como viene informando este medio, es investigado por las autoridades del Juzgado Federal de Oberá.

Los efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria ahora analizan la información recolectada, sobre todo de los teléfonos celulares incautados, para que luego las autoridades judiciales decidan cuáles son los pasos a seguir y definir la situación de los siete implicados, seis de los cuales están detenidos. Al respecto, no se descartan más procedimientos o detenciones.

La investigación de PSA duró 10 meses, con escuchas y seguimientos. El Territorio accedió de forma exclusiva a parte de esta información, que revelaría la estrecha relación con los detenidos, y sobre todo con la actividad ilícita, con el jefe de la Unidad Regional II de la Policía de Misiones, el comisario mayor Héctor Martín Araujo.

Araujo, con antecedentes en esta maniobra que le valieron un traslado de El Soberbio en el año 2013, no está imputado en la causa y, según pudo confirmar este medio, no fue investigado en esta pesquisa.

Sin embargo, una conversación entre dos de los detenidos revelaría que forma parte de la logística que termina con la soja y maíz en barcazas a Brasil.

Se trata de una llamada que data de junio y que tuvo como protagonistas a Francisco Eladio M. (61), ex policía y cambista domiciliado en Oberá, y Ricardo G. (47), sargento de Gendarmería Nacional que se desempeñaba como chofer del jefe del Escuadrón IX de Oberá, el comandante Marcos Antonio Duette (50).

Luego de hablar del estado de salud de uno de los empresarios detenidos, Santiago M. (53), oriundo de Córdoba que estuvo internado en grave estado por Covid, el funcionario público le comentó al cambista que la Policía de Misiones había hecho un procedimiento en Colonia Alicia, en el cual se habían incautado dos camiones con soja. Hablaban que un “Marcos” se lo comentó, lo que podría inferirse que se trataba del comandante ahora detenido.

Francisco Eladio dijo entonces que “ahí ya no tenían nada que ver” dando a entender que sólo podrían asegurarse que GNA libere la ruta, pero luego volvió sobre sus palabras y preguntó “¿Y él no conoce a Araujo?”.

La comunicación siguió y el cambista expresó “Si Marcos le conoce, ¿por qué no habló con él? Viste que no pregunta boludo, si es íntimo amigo de Marcos, son re compinches ellos boludo. Decile de parte mía que hable con Marcos por el tema de Araujo”, le insistió.

Lo que se entiende de la conversación intervenida por la Justicia es que el cambista le conseja al gendarme le diga al dueño de esas cargas incautadas que podría “arreglar” con Araujo para que no vuelva a tener esos problemas y que además el comandante de la fuerza federal era una de las llaves para llegar al jefe policial.

También surge que por esa gestión ambos iban a insistir su “cuotita”, como le llamaban a las coimas que cobraban por liberar las rutas a los camiones.

“Yo sé que él es muy amigo de él, es muy amigo de él, íntimo te digo, por ellos hablan de esas cosas, viste que los jefes son así. Decirle que aumente mi cuotita también, porque yo me estoy arrimando al tambo. Con eso arreglas todos los problemas, con ese Araujo arreglás todo”, insistió más adelante a lo largo de la charla el cambista. Y luego dio más detalles sobre quién estaba hablando: “Porque Araujo, estaba ahí en El Soberbio, ¿te acordás? Y de ahí se fue jefe de Oberá”.

El funcionario público expresó que iba a seguir el consejo, que también iba a hablar con Marcos y que iba a cobrar dinero por esa información. “Exactamente, tres pájaros de un tiro matas, para él -Marcos -, para vos, para mí y para Araujo también. Araujo no tiene drama”, le respondió el ex policía según figura en las transcripciones.

Como se dijo antes, el jefe policial no aparece entre los detenidos y no hay registros de que lo hayan intervenido. En esta llamada solamente fue nombrado, algo que no tiene suficiente peso como para acusarlo de un delito. Sin embargo, demuestra su conocimiento y los vínculos del efectivo policial con esta maniobra ilegal.

Al respecto, El Territorio se comunicó ayer con Héctor Araujo, quien al enterarse de que había sigo nombrado en estas escuchas manifestó que tenía relación con Duette porque ambos son jefes policiales en la zona y deben trabajar en conjunto; al tiempo que aseguró que no sabía quién era el cambista Francisco Eladio M., que además es ex policía, antes de que sea detenido. Negó que su implicancia en el negocio de la ruta y contrabando de la soja

Comisaría intervenida

La relación del comisario mayor con El Soberbio no es azarosa. El efectivo era jefe de la comisaría local cuando, en 2013, fue desplazado y la dependencia intervenida por disposición de la Jefatura de la Policía de Misiones. ¿El motivo? Su presunta vinculación con contrabandistas de soja.

La situación empezó a desvelarse un martes a la noche, cuando efectivos del destacamento Puerto Paraíso fueron alertados por movimientos extraños en Colonia Monteagudo Bajo, a unos 30 kilómetros del casco urbano de la localidad.

Cuando llegaron al lugar se toparon con un camión que transportaba unas cinco toneladas de soja y dos hombres, que fueron detenidos.

Es que la incautación del contrabando de granos no es un delito actual, sino todo lo contrario: en ese entonces se registraban varios procedimientos. Pero todo cambió cuando en uno de los teléfonos celulares incautados se hallaron mensajes de textos más que reveladores. Según las crónicas de los medios en aquella oportunidad, el destinatario era “jefe Araujo”.

No se revelaron los contenidos de los mensajes, pero se informó que en ellos quedaba al descubierto la relación del efectivo policial con los contrabandistas, que por entonces ya ganaban mucho dinero mandando los granos a Brasil. El intercambio de mensajes, incluso, se habían registrado horas antes.

No obstante, años después -enero del 2021- recaló en Oberá, una localidad clave en toda la logística, como quedó demostrado.

Más allá de estas pruebas, sobre las que deberá avanzar la Policía de Misiones y la Justicia Federal, la relación del jefe policial con el contrabando de soja sería un secreto a voces en la zona centro de la provincia, a punto tal que a sus espaldas sus colegas le dicen “Sojita” Araujo. También hay stickers circulando en WhatsApp con este mote.

Múltiples allanamientos

La investigación por la asociación ilícita para el contrabando se inició tras una denundia de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) en la Fiscalía Federal de Oberá, en la zona Centro de Misiones.

En total se hicieron quince allanamientos en Oberá, Panambí, El Soberbio, Apóstoles, Colonia Aurora y Mojón Grande y se contó con la colaboración de efectivos de la Afip-Aduanas y DGI. Entre los puntos se destaca el escuadrón de la fuerza federal y la casa que la fuerza le asignó a su jefe, en avenida Tucumán, de Oberá.

Fueron incautados más de 7 millones de pesos y 50.000 dólares, que al cambio blue alcanza los 10 millones de pesos, reales y francos suizos. También secuestraron máquinas de contar billetes, siete armas, 298.000 kilogramos de soja y 350 bolsas de arpillera con maíz que sumaron 17 toneladas. En total fueron hallados 32 vehículos, un acoplado y una cinta transportadora.

Asimismo, peritos especializados tendrán la misión de analizar 23 teléfonos celulares, 16 computadoras, entro otros elementos digitales como cámaras de seguridad.

Entre los detenidos hay un efectivo de la Policía de Misiones que hacía adicionales en ATM y días después fue liberado, por lo que sigue el proceso en libertad. Todos los implicados están hoy en Rosario.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias