viernes 28 de enero de 2022
Algo de nubes 22ºc | Posadas

Hay que pasar el verano

El peronismo se mostró más pragmático en apoyo a la gestión con el FMI. Los números macros dan esperanza, pero la deuda social es grande. En Juntos por el Cambio, cada quien atiende su juego. Misiones avanza con la idea de sumar más provincias en un interbloque en el Congreso

domingo 28 de noviembre de 2021 | 6:00hs.
Hay que pasar el verano

El mundo está lleno de contradicciones. Escritores, filósofos e intelectuales en general se ocuparon de intentar explicar a lo largo de la historia de la humanidad un hecho que se mantiene en el tiempo. El matemático y físico Pascal planteaba que “ni la contradicción es indicio de falsedad, ni la falta de contradicción es indicio de verdad”.

Pareciera que se ajusta, dependiendo con el cristal que se lo mire. Ante esta realidad, el escritor José Saramago sugiere “buscar la comprensión a partir de sus contradicciones, pues estas sí nos aportan información de la vida y la realidad”.

A 19 meses de la declararse la pandemia del coronavirus, persiste en algunas poblaciones y países una feroz batalla por la verdad ante el escepticismo hacia la efectividad de las vacunas del Covid-19. Representa un caldo de cultivo para difusión de información falsa por parte de activistas antivacunas de línea dura. De allí que hasta ahora siga apareciendo quienes ponen en duda que la vacunación es el único camino para frenar los contagios. De esta manera se plantea qué hacer con quienes decidieron no vacunarse. Está claro que cada uno tiene la libertad de adoptar esa postura, aunque en muchos países también comenzaron a aplicar aquella lógica de que efectivamente no se puede obligar a nadie a vacunarse, pero sí se puede restringir las libertades de los individuos no vacunados. Es decir, permitir la circulación por determinados ámbitos a los vacunados e impedir el ingreso para quienes decidieron no vacunarse y podrían ser potenciales portadores del coronavirus. Se actúa de esta manera en forma similar a cuando se había dispuesto con el aislamiento más duro en el mundo, con cierres de fronteras como se repite ahora ante la aparición de la nueva variante del coronavirus identificada por Sudáfrica y bautizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como Ómicron. Muchos países, como el caso de la Argentina debido a la propagación de esta variante decidieron restringir la entrada a viajeros de Sudáfrica y de otros países africanos de la región.

Se toman estas medidas por considerarse de alto riesgo sanitario, el bienestar de la sociedad exige acción colectiva y allí los gobiernos deben actuar con mucho criterio y firmeza, más allá de las críticas que tendrán de quienes no creen en nada, pero ponen en riesgo a todos. Mientras la enfermedad siga haciendo estragos, se elevará el riesgo de la aparición de nuevas cepas como sucede en Sudáfrica. La amenaza de contagios sigue latente y la pandemia se recrudece en varios países de Europa, como se observó esta semana en Alemania o Austria, donde vienen registrando los mayores niveles de contagios diarios, razón por la cual se ordenaron nuevas medidas de confinamiento para tratar de controlar la situación y desató una ola de protestas.

Las autoridades endurecieron sus posturas y adoptaron medidas que, si bien no instauran la vacunación obligatoria, limitan la capacidad de acción de las personas que no han sido inoculadas. En definitiva, los vacunados por un lado y los no vacunados por otro, haciéndose cargo de conservar sus libertades, pero sin poner en riesgo a los demás. Para ello se extendió el uso del pasaporte sanitario en múltiples lugares públicos, como también resolvió hacer esta semana en la Argentina en el marco de la reunión del Consejo Federal de Salud, donde Misiones se adhirió y fue destacado por su acción en pandemia. De esta manera se comenzará a requerir también en la provincia la vacunación anticovid para ingresar a lugares de gran convocatoria.

La economía en verano

“Hay que pasar el invierno”, es la frase que acuñó en un discurso el entonces ministro de Economía Álvaro Alsogaray (1959 hasta 1961), creador de la Unión del Centro Democrático (Ucedé) un partido político argentino que declaraba abiertamente ser liberal y conservador. Quien fuera ministro de Hacienda de Arturo Frondizi, presionado por lo militares, logró junto al presidente, que la economía que estaba en crisis -como en tantas otras etapas del país- se recuperara y la inversión extranjera comenzara a llegar.

Ahora es Alberto Fernández quien por estos días tiene la urgencia de atravesar con éxito este verano. Es que tiene por delante numerosos desafíos, en una época que después de las fiestas suele decaer la actividad por las vacaciones. Con la idea de “pasar el verano” implementó medidas que generó ruidos y aquí se observa la nueva contradicción de los argentinos. Quienes promueven poner fin a todo tipo de subsidio, cuando les toca el bolsillo dan gritos al cielo. Es lo que sucedió esta semana cuando el gobierno nacional decidió cortar un sistema de subsidio que significaba vender un producto en dólares que luego se pagaba en cuotas fijas en pesos. La medida está claro es polémica y afecta de lleno a la clase media, porque además se produce en el momento de recuperación del sector y sobre todo en época donde había muchas consultas de ventas. Pero también hay que decir que los gastos en dólares con tarjetas de crédito nacionales, son compensados con reservas del Banco Central (BCRA), que entrega los dólares a las agencias y estas financian en pesos y en cuotas sin interés. Es lo que se cortó. Ahora quien desee hacer compras de un paquete turístico o viajes al exterior podrá hacerlo, pero deberá pagar los intereses que hasta ahora eran absorbidos y pagaba la diferencia el Estado. Es una obviedad que no hay divisas y en un país con 42% de pobres no se puede seguir subsidiando a los viajeros. Dicho en términos llanos, el Estado subsidiaba estos paquetes al exterior y ahora, lo seguirá haciendo, pero para quienes opten por viajar dentro del país como una forma de reactivar el consumo interno. Para las pequeñas agencias que venden los paquetes turísticos o viajes al exterior, representa un duro golpe como afirmaron en Misiones. En cuanto al turismo dentro de la Argentina, de todos los sectores hablan que es un boom y que se espera una de las mejores temporadas de verano. La clase media está enemistada con el gobierno y con esta medida se agudiza el desencanto. Las reservas del Banco Central se encuentran en peligro y cada dólar cuenta para evitar caer en default de los primeros vencimientos de la deuda que operará en 2022.  El presidente del banco Bice José Ignacio De Mendiguren consideró que el gobierno optó por priorizar seguir sosteniendo el nivel de actividad. Fue además quien criticó esta semana la atención que recibe el riesgo país en un contexto en el que los indicadores macroeconómicos son positivos para el país. Destacó que el superávit comercial de octubre fue de 1.600 millones de dólares, el segundo valor más alto para el mes en 10 años.

El debate además se da en el marco de los avances en la negociación por las deudas externas con el Fondo Monetario Internacional. Esta vez desde la administración nacional por impulso del peronismo se mostraron más pragmáticos para emitir un mensaje unificado dando cuenta que todo el gobierno tiene la misma postura, en cuanto apoyar las negociaciones para reestructurar la deuda que lleva adelante el ministro de Economía, Martín Guzmán. Ministro que recibió un espaldarazo internacional con la decisión del papa Francisco de incorporarlo a la Academia Pontificia de Ciencias Sociales.

El gobierno, en el plan pasar el verano, espera concretar los entendimientos con el FMI que además despejaría el camino sinuoso que plantean los especuladores. En la economía macro argentina tiene un buen presente. En el medio, se dan algunos números importantes. En los diez primeros meses el valor de las exportaciones de granos y sus principales derivados industriales se ubicó en 34,2 mil millones de dólares, una cifra que excede al mismo período del 2020 y que además se constituye en un nuevo récord histórico. Otro dato es que la actividad industrial se ubica por encima de los niveles prepandémicos. Hay una economía argentina que está rebotando y se espera que se consolide el crecimiento y por el otro, una Argentina especuladora que quiere que fracase. La puja claramente es por la distribución. El gobierno debe cerrar con el Fondo, despejar las dudas y de verdad bajar la pobreza que es inconcebible en un país rico de recursos.

La interna de la oposición

Apenas terminadas las elecciones y cuando aún falta un año y ocho meses para las primarias presidenciales, la oposición mira con ansias el 2023. Ante la ambición de recuperar más poder, las internas dentro de la oposición se hacen sentir. Los radicales exigen espacio como también pide protagonismo quienes salieron a ponerle el pecho en la campaña como Horacio Rodríguez Larreta que logró trascender a nivel nacional, pero Mauricio Macri le marcó la cancha al afirmar que todos los curas quieren ser papas. Pero para que esto suceda, tienen que competir. En términos de resultados, de los trece distritos en los que triunfó la oposición, ocho corresponden al radicalismo. Representa un dato que el centenario partido intentará hacer sentir.

Sesión preparatoria

A propósito de los resultados, para el próximo martes 7 fueron convocados los diputados electos para prestar juramento. De esta manera, se celebrará la Sesión Preparatoria, para lo que será el 10 de diciembre la fecha de asunción de los 127 diputados electos para renovar la mitad de ese cuerpo. Como se sabe en la Cámara Baja la correlación de fuerzas entre el oficialismo y la oposición no cambió sustancialmente. Entre algunas particularidades, están las incorporaciones por el Frente de Todos entre los que se destacan Victoria Tolosa Paz y Leandro Santoro. Por Juntos por el Cambio, María Eugenia Vidal, Diego Santilli y Facundo Manes; en tanto por Misiones, concluirá mandato Luis Pastori y asumirán por ese espacio, Martín Arjol y Florencia Klipauka. A su vez, arribarán por primera vez, cuatro legisladores denominados libertarios, cuyos máximos representantes son José Luis Espert y Javier Milei. Por la izquierda, caras más conocidas, harán lo propio como Nicolás del Caño, Miriam Bregman, entre otros. Se sumarán otros 15 legisladores que conformarán otros bloques entre ingresantes como Florencio Randazzo y Natalia De la Sota que jurarán como diputados de la nación por los próximos cuatro años, como harán lo propio los senadores que esta vez no se renovó en Misiones.

Por un nuevo interbloque

A principio de este mes, los dirigentes del Frente Renovador de la Concordia Social dieron a conocer una propuesta para diferenciarse de la grieta nacional que se va profundizando entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio. Considerando que esas diferencias extremas no ayudan a ocuparse de las realidades de regiones postergadas, es que se empezó a concretar acercamientos con otras provincias, como lo que viene impulsando el gobernador Oscar Herrera Ahuad que mantuvo reunión con sus pares de San Juan, Sergio Uñac y otros ocho jefes provinciales para crear una federación de provincias. Del mismo modo, se adelantó que el nuevo interbloque tendrá como misión ocuparse y defender los intereses de las provincias. En la presentación realizada, con la presencia del gobernador Herrera Ahuad y el intendente Leonardo Stelatto, el presidente de la Legislatura y conductor de la renovación Carlos Rovira, propuso crear un bloque neo revisionista. A 20 días de aquella presentación, los referentes políticos del partido gobernante en Misiones, esta vez recibieron al líder de Juntos Somos Río Negro, el senador y ex gobernador Alberto Weretilneck y el diputado nacional por el mismo espacio provincial, Luis Di Giácomo. Acordaron avanzar en la conformación del interbloque y se conoció que existieron muchos puntos en común para trabajar a favor de las economías regionales, las realidades turísticas y económicas de cada provincia. Formaron parte del cónclave el diputado Ricardo Wellbach que en diciembre concluye mandato -junto a Flavia Morales-, además del diputado Diego Sartori que formará parte del bloque junto al ingresante y electo en las últimas elecciones, Carlos Fernández.

Diálogo e intereses comunes

Se indicó que existe un fluido diálogo y que ahora van en busca de más provincias para incluir a sus legisladores, tanto en la Cámara de Diputados como el Senado de la Nación. Esperan ahora sumar, entre otros, a legisladores del Movimiento Popular Neuquino. Buscan sumar fuerzas entendiendo que el partido que gobierna la nación necesitará de esos votos en ambas cámaras y allí cada provincia hará los reclamos a través de sus legisladores como el caso de Misiones que mantiene firme el pedido de la zona aduanera especial y la reglamentación y puesta en marcha del artículo 10 de la ley de Pymes. Como se sabe, Misiones forma parte del proyecto de hidrovía, pero también reclamó obras como lo hizo para la extensión de la red eléctrica, entre otros, pedidos que además esta semana fue ratificado por el senador Maurice Closs en un encuentro mano a mano con el jefe de Gabinete, Juan Manzur.

Lo cierto es que son pedidos puntuales al gobierno de Alberto Fernández, para la ejecución de obras en Misiones como se viene haciendo con fondos nacionales y provinciales en los 77 municipios con asfaltados y obras complementarias. Esto va mejorando diversos puntos de la provincia, como sucede con el embellecimiento de la ciudad de Posadas que genera creciente atracción turística, combinando costanera, playa y gastronomía. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias