viernes 03 de diciembre de 2021
Cielo claro 21.7ºc | Posadas

El proceso de extracción es similar al de sangre

Médula ósea: 12.000 personas dispuestas a donar en la provincia

Estas células se usan para ser trasplantadas en personas con diversas patologías y pueden significar la cura. El proceso de extracción es similar a la donación de sangre

jueves 25 de noviembre de 2021 | 6:06hs.
Médula ósea: 12.000 personas dispuestas a donar en la provincia
La extracción de las células se realiza con una máquina especial. Foto: EL TERRITORIO
La extracción de las células se realiza con una máquina especial. Foto: EL TERRITORIO

El trasplante de médula ósea puede ser la única alternativa de cura para algunas personas que padecen leucemias, síndromes mielodisplásicos, aplasia de médula o anemia de Fanconi.

El trasplante consiste en reemplazar la médula ósea por células sanas que pueden reproducirse a sí mismas y convertirse en los distintos tipos de células que el cuerpo necesita.

Por eso donar médula es al igual que la donación de sangre u órganos un hecho por demás altruista. Implica, nada más y nada menos, que poder salvarle la vida a otra persona. En Misiones hay cerca de 12.000 personas inscriptas en el Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas como potenciales donadores y la provincia es una de las siete donde se realizan trasplantes de tipo relacionados.

“Para donar médula el requisito es estar sano como cuando se dona sangre y tener entre 18 y 40 años, es un poco más baja la edad que para donar sangre porque los trasplantes de médula se hacen con donantes cada vez más jóvenes”, explicó a El Territorio Richard Malán, actual director del registro nacional y que antes estuvo a cargo del Banco de Sangre de Misiones.

Este registro nacional se creó por ley en el 2000 y funciona desde hace 18 años dentro del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai). El organismo está en contacto con todas las provincias e incluso con el exterior desde donde puede recibir o enviar donaciones. Porque el donante puede aparecer acá, o en cualquier parte del mundo.

“La función del registro es incorporar donantes de médula ósea para aquellos que no tienen donante familiar idéntico. Son donantes voluntarios que se inscriben en bancos de sangre. La otra función es que cada vez que una persona necesita un trasplante de médula ósea y no tiene un donante familiar, el médico solicita uno y lo buscamos entre los donantes argentinos y también entre los donantes de todo el mundo”, explicó Malán sobre el método de funcionamiento.

En ese marco, detalló que en el mundo hay 40 millones de donantes registrados y en Argentina son alrededor de 300.000 los que se registraron a lo largo de estos 18 años de trabajo, 12.000 están en Misiones.

Pese a esos números para Malán aún falta “trabajar en concientización y cada vez que se dona sangre ofrecerle a la persona la posibilidad de donar médula. Hay 180 servicios de hemoterapia en el país que trabajan en esto, en captar donantes”, uno de ellos es el Banco de Sangre de Misiones, dentro del Parque de la Salud.

El proceso es similar a la donación de sangre, por ejemplo, cuando una persona acude a donarla se le ofrece firmar un consentimiento para registrar los datos y se le hace un estudio genético de HLA (antígenos leucocitarios humanos) que después se compara con las personas que necesitan médula en Argentina o en el resto del mundo.

Si se encuentra compatibilidad entre un donante inscripto y una persona enferma se llama al primero “para ver si está sano en ese momento. Si está en condiciones se le hacen una serie de estudios si acepta donar”.

“La donación tiene dos maneras de realizarse, ya sea por aféresis, que es una máquina como la que se usa para donar plasma de convaleciente. Pero antes se le da una vacuna para que los días previos las células madre salgan de la médula ósea a circulación. La máquina extrae las células y devuelve la sangre, esa es la manera más frecuente de donar. La otra forma es con una punción de los huesos ilíacos, en la cadera, que se hace con anestesia. Pero la más frecuente es la primera”, precisó sobre el procedimiento.

Esa colecta de células se envía refrigerada a 4° grados a la jurisdicción que la solicita para el trasplante y si el viaje es largo se la criopreserva en nitrógeno líquido, esto último se adoptó con mayor frecuencia durante la pandemia de Covid-19.

Requerir

Hay cinco tipos de pacientes que pueden llegar a requerir un trasplante de médula ósea. Entre ellos se encuentran quienes tienen leucemias mieloides, linfoblásticas, síndrome mielodisplásico, aplasia de médula o anemia de Fanconi. “Esas son el 80% de las causas que implican donar médula ósea”, comentó Malán.

“Siempre se busca que tenga lo que llamamos HLA, eso es lo que se compara entre las personas. El HLA se hereda una parte de los padres y otra parte de la madre y se tienen que compartir diez de diez antígenos, diez características idénticas, hoy se hacen trasplantes menos compatibles en algunos casos cuando no hay un donante idéntico, pero uno siempre busca que sean diez de diez”, señaló.

Luego del trasplante los porcentajes de curación varían dependiendo de la enfermedad, hay algunas que tienen hasta un 90% de curación y otras que llegan al 50%. “Pero hay que pensar que son enfermedades que sin tratamiento son todas mortales. Entonces que podamos salvar por lo menos a la mitad de los pacientes es bastante. Pero depende mucho de la enfermedad, hay algunas más agresivas y complejas que no se curan con el trasplante y hay algunas que se pueden curar. Y hay otras metabólicas no tan frecuentes que tienen porcentajes cercanos al 100% de curación. Es un proceso complejo pero en manos entrenadas se pueden curar”, sostuvo.

Para los trasplantes hay centros en siete provincias. “Misiones es una de ellas que hace trasplante entre paciente relacionado, todavía no hace el trasplante no relacionado pero es una cuestión de evolución de los equipos. Es el trasplante más complejo al que se llega cuando se va progresando. Trasplantes entre pacientes no relacionados se realizan en tres provincias”, finalizó.


Un camino posible

El trasplante de médula ósea es el camino a la posible a la cura de quienes padecen leucemia. Es el caso de Julieta Núñez Block (20), que fue diagnosticada con leucemia aguda. La joven espera poder conseguir un donante. “Actualmente el único tratamiento médico de carácter curativo para Juli es el trasplante. Su hermana resultó compatible en sólo un 50%, y por la enfermedad es importante encontrar un donante con mayor porcentaje”, comentó Rodrigo Núñez, padre de la chica.  La joven, estudiante de Trabajo Social en la Universidad Nacional de Misiones, está siendo tratada en el Hospital Madariaga.

“Está atendida por el maravilloso equipo del Departamento de Hematología, el cual además de ser de primer nivel profesional, todos sus integrantes atienden con una calidez humana increíble, y eso es importante ya que repercute positivamente en el estado de ánimo de Julieta”, destacó y agregó sobre la importancia de donar: “Que toda aquella persona que esté en condiciones de donar médula se anote para ser donante, ya que esto aumenta las esperanzas de encontrar un donante con elevada compatibilidad. Ser donante es un acto noble y solidario”.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias