lunes 29 de noviembre de 2021
Cielo claro 24.4ºc | Posadas

El cambio de hábitos también se siente en las fiestas

Aumentos motivan la búsqueda de opciones en la canasta navideña

Comerciantes advierten que los consumidores persiguen alternativas más económicas. El reemplazo de productos tradicionales es una de las tendencias

miércoles 24 de noviembre de 2021 | 6:04hs.
Aumentos motivan la búsqueda de opciones en la canasta navideña
Pandulces y budines se siguen eligiendo pero se evalúan las alternativas en el mercado. Foto: Marcelo Rodríguez
Pandulces y budines se siguen eligiendo pero se evalúan las alternativas en el mercado. Foto: Marcelo Rodríguez

A un mes de las fiestas de fin de año, los consumidores comienzan a comprar los productos típicos de la canasta navideña. Pero más allá de los alimentos tradicionales, también empiezan a tener protagonismo las compras alternativas.

Comerciantes indican que muchos de estos cambios de hábito tienen que ver con los incrementos desmedidos que se están dando en los distintos sectores alimenticios. Un ejemplo claro es el de la carne, cuyo precio ya supera los mil pesos por kilo (ver página 6). Por ello, muchas familias eligen cambiar el menú, en busca de economizar un poco las noches festivas.

“Muchas de las tradiciones que se cambiaron fueron debido a la economía, sin dudas; los productos tradicionales se comenzaron a reemplazar con opciones y alternativas”, indicó a El Territorio el supermercadista Lucas Kerps.

La búsqueda del pan dulce más económico y el reemplazo de las sidras por otras bebidas, como la cerveza, son algunas de las modificaciones que se están viendo en los comercios a la hora de elegir el combo para festejar.

Panificados

Uno de los sectores más buscados en esta época es el de los panificados, pero así también es uno de los que más suele sufrir subas. Durante este año, la harina –materia prima– tuvo aumentos sin frenos, lo que llevó a que haya repercusiones en los productos finales.

De acuerdo a Kerps, “hay panificados, como pandulces, que alcanzaron hasta el 100% de incremento respecto al año pasado”. “El año pasado se consumió mucho menos, las familias no se podían reunir, muchos pasaron las fiestas solos y eso motivó una venta mucho menor respecto a lo que está siendo este año. Por eso también muchas familias no notan la diferencia de precios que está habiendo, pero nosotros, que tenemos que comprar primero para después vender, sí lo notamos”, explicó. Kerps graficó que un pan dulce de 400 gramos económico alcanza los 150 pesos. No obstante, se van encareciendo de acuerdo a la calidad y la presentación. “Hay un tema con los pandulces que vienen en latas, probablemente este año no hayan muchos en góndola, porque los industriales no quieren fabricar esas latas, ya que son muy caras”, dijo.

Por su parte, Sergio Petri, propietario de las panaderías Petri, contó que se están preparando muy bien para Navidad y fin de año. “Con los pandulces tenemos una gran variedad, se está trabajando mucho, ajustando costos para mantener precios o al menos no elevarlos tanto. Tenemos un 20% de precios por encima del año pasado y sabemos que la inflación está muy por encima de eso igualmente”, atestó.

En comunicación con el programa Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7, resaltó que se presentan varias opciones, para todos los gustos y precios. “Un pan dulce tradicional con pasas y frutas de medio kilo vale 250 pesos. El más económico, que no tiene frutas está 200 pesos. Mientras que el de alta gama, que vale 1.500 pesos el kilo, trae todo, es el especial de la casa. En tanto, los budines se consiguen desde los 200 a 220 pesos”, adujo.

Y agregó: “Tenemos una novedad que es el pan dulce saludable que les gusta mucho a los clientes, tiene fibras y semillas”.

Respecto de los precios, afirmó que la harina “nunca dejó de subir”. “Es la materia prima y en cada compra notamos la suba; y así todos los productos, pero la verdad que estamos haciendo un esfuerzo bastante grande los industriales, estamos trabajando para mantener algunos precios, haciendo un esfuerzo propio cada uno para poder estar en la mesa del misionero”, aseveró.

Bebidas

El empresario Kerps contó también que muchos de los cambios de hábito vienen por el lado de las bebidas. “Antes se compraba mucho la sidra, pero ahora se encareció bastante el producto, por lo que la gente elige otras opciones, prefiere pagar un poquito más y comprar una bebida mejor”, apuntó. En ese sentido, contó que una sidra arranca en los 200 pesos, mientras que un champagne de calidad media se consigue a 400 pesos.

Otra de las opciones buscadas es la cerveza, que se volvió en los últimos años el reemplazo de la sidra, incluso a la hora del brindis.

Hay que destacar también que en septiembre un incendio dejó sin producción a una importante fábrica de envases de vidrio del país, por lo que el producto sufre incrementos también por este mismo motivo.

Por su parte, el supermercadista Nelson Lukoski apuntó que todavía hay pocas compras, pero la gente sigue buscando el pan dulce y la sidra, aunque en menor medida.

“Llevan la sidra sólo para el brindis, y otras bebidas para la cena”, indicó. Y agregó que “en precio casi está igual que otras bebidas y estimamos que habrá faltantes por lo ocurrido con la fábrica de vidrios, pero por el momento estamos expectantes ante el mes que entra”.

En cifras
$150
Aproximadamente cuesta un pan dulce de 400 gramos, de línea económica en el supermercado; el precio varía según la presentación y la marca.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias