miércoles 01 de diciembre de 2021
Cielo claro 22ºc | Posadas

Uno de los rubros más afectados por el parate de la pandemia

Tiendas de recuerdos de Iguazú no logran recuperar las ventas

Pese al regreso del turismo, desde el sector en la Ciudad de las Cataratas esperan un mayor arribo de visitantes extranjeros para avanzar en una mejoría de la actividad

lunes 22 de noviembre de 2021 | 0:50hs.
Tiendas de recuerdos de Iguazú no logran recuperar las ventas
A un ritmo progresivo se recuperan las ventas en los negocios. Foto: Norma Devechi
A un ritmo progresivo se recuperan las ventas en los negocios. Foto: Norma Devechi

Uno de los rubros más castigados por el parate que suscitó la pandemia en el sector turístico fue aquel ligado a la venta de recuerdos, en este caso, del destino Puerto Iguazú que cobija a las Cataratas.

Si bien hace un año y medio regresó el turismo, primero local y luego nacional, la actividad comercial aún no logra reponerse del todo, sobre todo porque no se registró el arribo de visitantes internacionales de otros continentes.

Esta situación motivó a que sólo unos pocos negocios de ventas de recuerdos hayan regresado a la actividad, potenciado por el turismo nacional. En este sentido, fueron varios los locales que decidieron reabrir sus puertas y con los turistas que arriban al destino comienzan a reactivar las ventas. Sin embargo, hay otros que esperan el arribo de visitantes extranjeros, en el marco de una mayor flexibilización de las exigencias sanitarias para ingresar al país.

Los comercios que se dedican a la industria de los recuerdos comenzaron a notar un incremento en las ventas aunque ese caudal registrado hasta el momento aún no alcanza el 50 por ciento de las ventas que se registraban antes del arribo de la pandemia por el coronavirus en la zona.

En este marco, muchos de los comerciantes situados en el paseo de compras del Hito de las Tres Fronteras alegan que la llegada de turismo grupal favoreció al paseo de compras y es por ello que casi todos los locales volvieron a trabajar. Empero, consideran que las ventas que se registran no permiten hablar de una gran recuperación de la actividad, por su alta dependencia de la compra de visitantes extranjeros y de países no limítrofes.

“Superar los daños que causó la pandemia por el coronavirus en la industria de los recuerdos aún llevará un tiempo que los comerciantes no pueden pronosticar ya que la llegada de turistas extranjeros aún es incierta”, contó César Benítez, propietario de locales con productos regionales de Puerto Iguazú y referente en la actividad.

En diálogo con El Territorio, el empresario comentó que “en mi caso particular perdí el 60 por ciento de mi empresa. Tenía 6 locales y 38 empleados en total. Tras el cierre que provocó la pandemia tuve que despedir a casi todos y me quedé con tres, pagué doble indemnización porque era imposible para mí sostener la estructura en un tiempo que era incierto y que pasó de ser 20 días a 18 meses”.

Luego de la habilitación del turismo, primero local y recientemente internacional, a casi un año del volver al ruedo, Benítez volvió a trabajar, logró rearmar tres locales comerciales y actualmente trabajando con quince empleados. No obstante, alegó que las ventas equivalen a un 10 por ciento de lo que facturaba antes de la pandemia y esto se debe a que los turistas extranjeros son los que invierten parte de su dinero en recuerdos.

“Hoy por hoy estamos trabajando pero no de la misma forma que lo hacíamos antes de la pandemia. Durante el verano logramos facturar el 50 por ciento de lo que vendíamos antes de la pandemia con la presencia del turismo extranjero. Los meses siguientes las ventas cayeron y dependemos de los fines de semana largo para incrementar el caudal de las ventas y juntar para pagar las deudas y sueldos”, explicó Benítez.

Con respecto al turismo nacional, Benítez indicó que “el argentino no destina mucho dinero para la compara de recuerdos”. No obstante, “son de aprovechar las promos que ofrecen los locales”.

“El turismo que estamos recibiendo es el conocido como gasolero. Vendemos llaveros, remeras en promoción, los alfajores de las promos, yerba, algunas tazas y gorras, pero no más que eso”, señaló Benítez sobre los recuerdos que eligen llevar los turistas a modo de presentes.

La industria del recuerdo recién podrá pensar en recuperarse cuando los turistas extranjeros comiencen a llegar de forma masiva al destino Iguazú, consideró el empresario.

“Estamos esperando la flexibilización del ingreso de turistas no sólo en el paso por el puente internacional Tancredo Neves, sino también en el Aeropuerto. Es necesario que vuelvan los vuelos internacionales para que pensemos en recuperación, por el momento sólo estamos sobreviviendo como se puede”, señaló al respecto.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias