martes 07 de diciembre de 2021
Nubes dispersas 29.7ºc | Posadas

La marcha de los días: Festejos para todos

Pasaron las elecciones y es tiempo de cerrar el período electoral con un análisis de los números y las reacciones. Juntos por el Cambio logró imponerse en la mayor parte del país, incluso en Misiones, donde el Frente Renovador mejoró la performance electoral de las Paso. El país espera los acuerdos básicos para mejorar la vida de los argentinos.

domingo 21 de noviembre de 2021 | 3:24hs.
La marcha de los días: Festejos para todos

A poco más de un mes de llegar al final de este 2021, podemos decir que finalmente el año electoral está terminado, y que ya quedaron atrás las tres elecciones que estaban programadas para este año. Ahora tendremos por delante lo que queda del 2021 más todo el 2022 para estar ocupados en otras cuestiones políticas, mientras esperamos el verano del 2023, que como cada verano previo a una elección, tendremos a los candidatos visitando playas y otros lugares turísticos en un intento de mostrarse cerca de la gente.

Pero antes de que se termine el año es necesario poner la lupa sobre las elecciones del domingo pasado, para transformar los números fríos en análisis y después evaluar las diferentes interpretaciones o peleas por la nueva narrativa, que se generaron en torno al resultado electoral.

Para que se queden tranquilos los dirigentes de Juntos por el Cambio, vamos a empezar diciendo que ganaron las elecciones a nivel nacional por 8,3% de diferencia, si tomáramos el país como un solo distrito electoral, tal como se hace en una elección presidencial. También podemos decir que ganaron en 12 de las 24 provincias del país y le sacaron el quórum propio al peronismo en el Senado, algo que ostentaba desde 1983.

En cuanto a lo que sucede en la Cámara de Diputados de la Nación, en lo que a distribución de bancas se refiere, hay que decir que las cosas se complican y no se puede determinar con precisión que espacio quedo mejor posicionado. Pero lo que sí está claro es que los movimientos provincialistas, que aspiran a crear un bloque propio tal como lo adelantara semanas atrás Carlos Rovira, bloque al que el misionero denominó "Revisionista", jugarán un rol más que importante en el equilibrio de pesos de la Cámara Baja. Serán decisivos.

Yendo a los números, el Frente Juntos por el Cambio se impuso en 12 provincias, con números diferentes en cada una de ellas. En Misiones, por ejemplo, se impusieron con un 39,5% de los votos, sacándole cuatro puntos al Frente Renovador, que terminó segundo. En tanto que en Buenos Aires se impuso con 39,81%, por apenas un punto y medio sobre el Frente de Todos. Las otras provincias donde se impuso el frente opositor son: Jujuy, Mendoza, Córdoba, Santa Fe, Corrientes, Entre Ríos, La Pampa, Chubut, Santa Cruz y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En tanto, el Frente de Todos se impuso en los extremos del país. Por un lado, en Tierra del Fuego, por otro lado en Formosa, Chaco, Santiago del Estero, Tucumán, Catamarca, La Rioja, San Juan y Salta, mientras que frentes provinciales se impusieron en Río Negro, Neuquén y San Luis.


Voto bronca

La oposición al gobierno nacional supo capitalizar el descontento social que trajo aparejado la pandemia, el crecimiento de la pobreza y la inflación. Sumado a los errores propios del gobierno. Las ofertas de derecha impactaron en parte del electorado y también sumaron votos. Entre Juntos por el cambio y los satélites de derecha se acercaron al 50% del total de votos afirmativos. En las últimas 3 elecciones nacionales la coalición entre el PRO, radicalismo y coalición cívica no baja de los 40%, con ello se asegura un piso alto consolidado pensando en las próximas elecciones presidenciales.


Les queda una vida recargada

Como en los videojuegos donde los gamers van avanzando y atravesando múltiples obstáculos, en los que pierden vidas ante cada fracaso pero las pueden recuperar sumando puntos o recolectando algún ítem, así el Frente de Todos atravesó estas elecciones, y la semana post electoral.

En la semana previa a la elección muchos daban por descontado que el gobierno nacional terminaba el domingo pasado, ya que Juntos por el Cambio ampliaría la diferencia de las Paso, dándole un golpe certero a la gestión de Alberto Fernández. Incluso hubo quienes se atrevieron a presagiar la caída del presidente. Editorialistas de los medios porteños hasta hablaban de la posibilidad de llamar a una Asamblea Legislativa para nombrar un nuevo presidente hasta el 2023. Y el mismo Mauricio Macri, envalentonado con boca de urnas infladas, habló a las 14 de la tarde del domingo electoral de una transición de gobierno. Desde el Frente de Todos le contestaron con un hashtag de redes sociales, #transición_las_pelotas.

Pero nada de eso pasó, el lunes negro pronosticado y operado por la oposición, no sucedió. Al contrario, el Frente de Todos tuvo el mejor dominio de agenda, prácticamente desde el inicio de su gobierno. Como Los Pumas, capitalizaron una derrota digna cimentada en la remontada de Provincia de Buenos Aires, y con resultados que los mostraron dando vuelta Chaco y Tierra del Fuego.

Fue tan fuerte la operación de desgaste que se puso en marcha pero que no dio el resultado esperado, porque al Frente de Todos no lograron sacarle todas sus vidas, que no sólo el peronismo está vivo, sino que se siente con las expectativas renovadas. Como si hubiera alcanzado los puntos necesarios para cargar una vida, o más bien como si se hubiera encontrado en su camino ese ítem que le permitió renovarla.

Que la oposición siga enojada porque el Frente de Todos festeja, es lo que motiva aún más al peronismo, que carga su energía vital con ese enojo.

Es cierto que el gobierno nacional no tiene ninguno de los problemas de fondo solucionado, porque la recuperación económica macro no llega al bolsillo de los argentinos, que siguen castigados por la inflación y aumento de la pobreza. Pero en el gobierno, superada las elecciones de medio término, sienten que empieza una nueva etapa más auspiciosa. Analizan que el resultado no los deja por el piso, después de una pandemia que cambió el mundo, en donde perdieron las elecciones todos los oficialismos del planeta. La nueva hoja de ruta es llegar a los entendimientos básicos con el FMI y después buscar el acompañamiento de las fuerzas políticas.


Las Paso como herramienta

Las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso), herramienta electoral vigente desde el 2011, resultan una comedia dramática. Cuando un espacio es gobierno, no las usa y quiere derogarlas, cuando es oposición las usa y les sirven para traccionar votos de sectores que pueden ser muy diferentes, pero que tienen un objetivo en común.

Así fue con Juntos por el cambio, a quienes las internas les dieron volumen de votos en todo el país y los candidatos ganadores arrancaron la campaña para noviembre mejor posicionados. En los dos meses siguientes lograron retener prácticamente todos los votos, con mucha ayuda del gobierno nacional y sus funcionarios que más de una vez cometieron errores que consolidaban el voto opositor.

De eso tomó nota el presidente de la Nación, que a mediados de esta semana demostró que ya está pensando en las elecciones del 2023, y en el acto por el Día de la Militancia, realizado el miércoles pasado en la Plaza de Mayo, llamó a pensar en unas Paso del espacio, para definir desde los candidatos a concejales hasta el candidato a presidente. Con esta decisión contiene la interna por un tiempo, los diferentes aspirantes a la rosada les conviene seguir adentro y necesitan que al gobierno le vaya bien para tener posibilidades de sucederlo.


Los ganadores

La provincia de Misiones no escapó a la pelea nacional, y el misionero supo diferenciar las elecciones provinciales de las nacionales. Ya está bien encarnizada la idea que hace ya varios años instaló la renovación cuando comenzó a desdoblar elecciones bajo el argumento de que los misioneros debían definir las cuestiones propias separadas de las cuestiones nacionales.

Que esto es así lo demuestran los resultados, ya en junio cuando fueron elecciones provinciales ganó el Frente Renovador, que logró imponerse con comodidad, pero ahora en las legislativas nacionales el que se impuso fue el frente Juntos por el Cambio.

Juntos por el Cambio se impuso con una estrategia correcta y con los candidatos sin salirse del eje trazado. Martín Arjol y Florencia Klipauka casi no hablaron de Misiones, reclamaron cuestiones al orden nacional y pusieron énfasis en la agenda política nacional y de ponerle un límite al Kirchnerismo, cuestión esencial esta última para el votante del sector. Tuvieron además una voluminosa y competitiva interna en septiembre que les dio una gran plataforma electoral para las generales.

Con el resultado de las dos elecciones nacionales, las Paso y las Legislativas, dentro del espacio los radicales se potenciaron, y la Casa Radical, en la calle Boucherdo de la capital provincial, explotó de festejos como en las mejores épocas del partido centenario. Así el festejo radical es doble, porque al triunfo electoral se suma que son ahora el partido más fuerte de la coalición, porque el PRO pasó a ser furgón de cola en la provincia, y dejó de ser la locomotora del espacio.


Gestión y 2023
En el Frente Renovador se ensayó un trabajo intensivo de dos meses en busca de dar vuelta lo que habían dejado como muestra las Paso. En aquel entonces la renovación no había llegado a los 200.000 votos y había quedado a poco más de ocho puntos de Juntos por el Cambio. En estos dos meses se notó un trabajo titánico de la militancia y la dirigencia del oficialismo provincial para intentar terciar en la pelea nacional y explicarles a los misioneros que si tanto apoyan la gestión de gobierno, convenía también apoyar a los candidatos del espacio. El esfuerzo dio sus frutos, y aunque no alcanzó para dar vuelta la elección sirvió para reducir la distancia con los ganadores, que quedaron a cuatro puntos de distancia. Desde la renovación tienen en claro que no se plebiscitó la gestión provincial o municipal, sino que se decidió castigar al gobierno nacional, por eso aceptaron los resultados con total normalidad, pero avisaron a los ocasionales vencedores, que no se confíen, porque no se pueden traspolar los resultados de esta contienda nacional, a las provinciales que vienen en 2023.

A diferencia de las Paso, hubo trabajo territorial y militancia. Pero también hubo un cambio de discurso, sobre todo en el tramo final de la campaña, donde la dirigencia renovadora empezó a hacer públicas las diferencias que tiene con el gobierno nacional y con Juntos por el cambio, sobre todo en aquellas cuestiones que no llegan a mejorar el día a día de los misioneros.

El espacio provincial logró ganar en 59 municipios sacando amplias diferencias en localidades chicas, demostrando el piso alto del espacio, pero perdiendo en los grandes centros urbanos como Posadas, Iguazú, Oberá, Alem, Eldorado y Puerto Rico entre otros. Las diferencias en esas ciudades fueron amplias, por ejemplo en Posadas, descontó casi 10 mil votos con respecto a las Paso, pero termino perdiendo por casi 29.000 votos de diferencia.

El caso de Wanda es para destacar, porque allí se disputaba la intendencia para completar el mandato hasta el 23 del fallecido ex intendente Felipe Jeleñ. El resultado en la localidad, donde el Frente Renovador consiguió más del 70 por ciento de los votos, demostró que a la hora de poner en juego las ofertas de gestión, es el Frente Renovador el que lleva las de ganar, y por amplias diferencias.


Sin tiempo para perder

Esto es lo que dejó el año electoral en el país, año que se terminó el domingo pasado. Ahora, más allá de las disputas electorales y post electorales que le gustan mucho a todo el ecosistema político, la Argentina no tiene más tiempo que perder. Se deben consensuar acuerdos básicos urgentes que fijen la agenda futura del país, una agenda que tenga por objetivo principal sacar de la pobreza a la gran cantidad de argentinos que hoy no están pudiendo llevar pan a la mesa familiar y recuperar la senda del desarrollo y crecimiento definitivo.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias