jueves 02 de diciembre de 2021
Cielo claro 25ºc | Posadas

El último hecho ocurrió el jueves, en una zona céntrica y frente a una plaza de juegos

Las balas que matan en Bernardo de Irigoyen y se esfuman en la frontera

En seis meses hubo dos crímenes con características de sicariatos y presuntamente vinculados al contrabando de vinos. El contexto y el temor de que el drama aumente.

domingo 21 de noviembre de 2021 | 1:52hs.
Las balas que matan en Bernardo de Irigoyen y se esfuman en la frontera
Rafael Antúnez de Olivera (45) se detuvo en un semáforo y su asesino en moto le asestó tres tiros en la cabeza.
Rafael Antúnez de Olivera (45) se detuvo en un semáforo y su asesino en moto le asestó tres tiros en la cabeza.

En Bernardo de Irigoyen se viven horas convulsionadas. En seis meses la ciudad fue testigo de dos asesinatos con tintes mafiosos y el sentimiento que reina es el temor a que esto sólo sea el comienzo de un drama aún peor.

"Lo más preocupante de todos los hechos de estas características es que lo hacen sin escrúpulos y ante la mirada de todos, dejando un sabor amargo y un ambiente raro para todos", graficó a El Territorio Elsa Segovia, presidenta del foro de seguridad vecinal local, luego del crimen de Rafael Antúnez de Olivera (45).

El homicidio de Antúnez de Olivera se registró el jueves a la noche, cerca de las 20.10, en la intersección de las avenidas Guacurarí e Independencia de Irigoyen. El hombre conducía una Chevrolet Montana, hasta que el semáforo firmó su sentencia de muerte.

Él no lo sabía, estaba siendo seguido y al detenerse en el semáforo fue alcanzado por un motociclista que se le puso a la par de su ventanilla izquierda y abrió fuego en tres oportunidades. Los tres disparos impactaron en la cabeza de la víctima, dos municiones quedaron alojadas en el cráneo y el restante atravesó el cuerpo por completo.

En compañía de Antúnez de Olivera iba un adolescente de 14 años, allegado a su familia, quien salió ileso casi de milagro.

El hecho ocurrió en una zona céntrica, en un horario transitado y a frente a una plaza de juegos. Es decir, el saldo pudo haber sido mucho peor.

“La situación es realmente preocupante. Estos hechos dejan conmovida a toda la sociedad. Hace pocos meses hubo un hecho de las mismas características en pleno mediodía y ahora otra vez en un horario en el que anda mucha gente por las calles.

Esto ocurrió frente a una plaza de juegos, pero para estos delincuentes nada importa”, señaló por su parte Sandra, una vecina precoupada por el espiral de violencia que se palpa en la ciudad.

El otro hecho al cual Sandra hizo referencia es el asesinato del abogado entrerriano Juan María López (50), cometido en idénticas circunstancias pero a mediados de mayo y en un barrio cercano al límite internacional con la localidad brasileña de Dionisio Cerqueira.

Eran las 12.55, pero nada importó para los dos ocupantes de una motocicleta que a ese 14 de mayo interceptaron la camioneta Ford Ranger de López y jalaron el gatillo cinco veces. Tres de esas municiones impactaron en el abogado, que alcanzó a ser trasladado al hospital local pero falleció minutos después.

Por las características de ambos sucesos, se infiere que fueron ajustes de cuentas y/o crímenes por encargo con sicarios brasileños que luego se esfuman aprovechando la permeabilidad de la extensa frontera seca y los dos hechos además comparten otro punto en común que fortalece la hipótesis: tanto López como Antúnez de Olivera aparecen vinculados al contrabando de vinos, un millonario negocio que tuvo su boom durante la pandemia y que cada vez preocupa más a las autoridades de la zona.

En mayo Juan María López (50) fue baleado desde una moto y murió poco después.

El negocio del vino

Las incautaciones de vino argentino sin avales aduaneros en suelo brasileño se replican en diversas localidades vecinas.

Sin ir más lejos, en septiembre El Territorio publicó estadísticas que permiten dimensionar la cuestión: en el primer semestre de 2021 se secuestraron 33.805.000 de reales en bebidas etílicas en todo Brasil, de los cuales 8.340.000 de reales corresponden a operativos en Dionisio Cerqueira. Los datos se corresponden a fuentes oficiales del Departamento Especial de Ingresos Federales de Brasil, conocido como Receita Federal.

En esa línea, hay más datos para entender la magnitud de las operaciones vinculadas al contrabando de vino. La bebida, casi siempre de primerísimas marcas, atraviesa la frontera y en determinados lugares hay botellas que se ofrecen hasta por 2.000 reales.

Todo este contexto transforma hoy a los vinos argentinos en una preciada mercancía en las zonas de fronteras con Brasil, lo cual acarrea también sus peligros y el temor es que la tendencia violenta vaya en aumento.

En el primer semestre de 2021 se secuestraron 33.805.000 de reales en bebidas etílicas en todo Brasil.

Asaltos y preocupación

Al margen de los casos extremos de López y Antúnez de Olivera, hay otros antecedentes de temer. Por ejemplo en agosto, cuando piratas del asfalto disfrazos de policías que interceptaron y robaron media carga de vinos que era transportada en un camión por la ruta provincial 17, a 10 kilómetros de llegar a San Pedro. El camionero, que fue maniatado y abandonado en un pinar, relató que su destino final era Irigoyen.

El 11 de octubre, en tanto, delincuentes armados asaltaron una vinería de Irigoyen y se robaron 200 cajas de bebidas, un botín valuado en más de 4 millones de pesos.

Tras ese hecho, un comerciante local dedicado a la venta de vinos habló con El Territorio y expresó su preocupación. "Estos hechos de inseguridad y violencia nos dejan muy angustiados y preocupados a todos los comerciantes, pero sobre todo a los que nos dedicamos a la venta de vinos y que con la frontera cerrada trabajamos a medias, ya que gran parte se vende a Brasil. Pero eso también genera el interés de las personas dedicadas a los negocios por izquierda, que roban para venderlo en el mercado negro y contrabandearlos al vecino país ya que es uno de los productos preferidos por excelencia por los hermanos brasileños", indicó en ese entonces.

Y agregó que "esta situación nos preocupa mucho y tenemos que estar preparados y tomar algunos recaudos (instalación de cámaras de vigilancia y contratación de seguridad privada, por ejemplo), que ya lo venimos haciendo en muchos casos, pero que muchas veces no son suficientes porque el que viene para cometer un ilícito viene preparado a todo o nada, pero esperemos que esta ola de inseguridad se pueda controlar y frenar".

Desafortunadamente, lo dicho por este comerciante en octubre no pudo darse, ya que la mafia parece haber asestado otro golpe que acabó con otra vida el jueves.

Tras el crimen de Antúnez de Olivera los investigadores se centraron en revisar cámaras de seguridad y de esa forma pudieron confirmar que en la motocicleta había un solo tirador. Sin embargo, hasta el momento nada más se sabe del homicida, aunque, al igual que en el caso López, todo indica que apenas cometido el hecho se esfumó por la frontera.

Las cámaras captaron a dos sospechosos del crimen de López en mayo.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias