lunes 06 de diciembre de 2021
Algo de nubes 27.7ºc | Posadas

Ambas iniciativas del oficialismo están íntimamente relacionadas

Se aproxima un final de año muy movido en el Congreso de la Nación

El debate por el proyecto de ley de presupuesto 2022 y el acuerdo con el FMI marcarán el pulso de una actividad parlamentaria que se prolongará hasta el 31 de diciembre

domingo 21 de noviembre de 2021 | 6:02hs.
Se aproxima un final de año muy movido en el Congreso de la Nación
El objetivo del gobierno es construir en el Congreso un terreno lo más amigable posible para aprobar los proyectos de ley.
El objetivo del gobierno es construir en el Congreso un terreno lo más amigable posible para aprobar los proyectos de ley.

Pasaron las elecciones legislativas y el Congreso se prepara para una intensa actividad que tendrá dos proyectos de ley como protagonistas principales de la escena pública porque son algo así como la columna vertebral que sostendrá al país hasta que termine el gobierno de Alberto Fernandez.

Se trata del proyecto de ley de presupuesto nacional y del proyecto de ley de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). El primero espera ser tratado desde el mes de septiembre  y el segundo fue anunciado por el presidente Alberto Fernandez el domingo cuando se estaban conociendo los datos del resultado electoral.

“Quiero anunciar que, en la primera semana de diciembre de este año, enviaremos al Congreso de la Nación un proyecto de ley que explicite el programa económico plurianual para el desarrollo sustentable. Ese programa contemplará los mejores entendimientos que nuestro gobierno haya alcanzado con el staff del FMI en las negociaciones que lidera nuestro ministro de economía, Martín Guzmán, sin renunciar a los principios de crecimiento económico e inclusión social” señaló el presidente el domingo pasado.

Hay dos motivos por los cuales el poder ejecutivo nacional decidió habilitar  el tratamiento legislativo de la negociación con el organismo internacional de crédito. Por un lado la existencia de la ley de sostenibilidad de la deuda pública, que establece que los acuerdos con el FMI tienen que ser aprobados en el Congreso.

Por otro lado es lógico que el FMI respalde un acuerdo con más fuerza si el ministro Guzmán lleva un programa apoyado por la oposición, sobre todo después del resultado de las últimas elecciones legislativas.

En este sentido, fuentes parlamentarias no descartan la presencia en la comisión de presupuesto de la Cámara de Diputados de funcionarios del Ministerio de Economía e, incluso, del ministro Martín Guzmán antes que finalice noviembre para explicar los alcances del proyecto de ley de presupuesto.

Es que ambas iniciativas están íntimamente relacionadas. Un proyecto de ejecución de presupuesto necesita tener certezas sobre el acuerdo que se alcance con el FMI. Y al mismo tiempo cualquier posibilidad de entendimiento con ese organismo internacional también depende de las metas fiscales a las que se comprometa nuestro país y que son parte del presupuesto nacional.

Diciembre al rojo vivo

Ambas iniciativas serán tratadas en diciembre que será un mes al rojo vivo en materia parlamentaria porque además de estos dos proyectos claves para la economía del país,  también hay una larga lista de iniciativas pendientes que quedaron demoradas por la escasa actividad parlamentaria que hubo este año y por la falta de acuerdos políticos que logren superar la famosa grieta nacional.

Para contar con el tiempo necesario para sacar adelante todo el trabajo parlamentario que se acumuló para esta última etapa del año, el presidente emitió un decreto para prorrogar las sesiones ordinarias hasta el 31 de diciembre próximo.

Esto significa que tanto el proyecto de presupuesto como el del acuerdo con el FMI serán tratados por los legisladores elegidos el domingo pasado, que asumirán sus bancas el 10 de diciembre y que significarán una nueva distribución del poder en ambas cámaras.

En un intento de precalentar los motores para la intensa actividad legislativa que se viene, la semana pasada se reunió la comisión bicameral de trámites legislativos y aprobó un conjunto de decretos de necesidad y urgencia dictados por Alberto Fernandez desde diciembre de 2019.

Esa aprobación se hizo sin la presencia de la oposición, que se retiró de la reunión tras plantear sus cuestionamientos por tratar de aprobar en un solo paquete un conjunto de más de 100 decretos firmados por el presidente de la nación.

El revuelo que generó esta cuestión en el Congreso de la Nación es sólo una pequeña muestra de lo que sucederá de ahora en más cada vez que se reúnan oficialismo y oposición.


Preparan el terreno

Para preparar el terreno del Congreso de la Nación ante la hiperactividad que se espera a partir de la semana próxima y que se intensificará a partir del mes de diciembre, el jefe de Gabinete de Ministros, Juan Manzur, mantuvo una reunión el miércoles pasado con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

El objetivo del gobierno nacional es construir un terreno lo más amigable posible para aprobar los proyectos de ley que necesita la administración que conduce Alberto Fernandez. Una tarea complicada a la luz del resultado electoral del domingo pasado, en el que la oposición ganó un fuerte espacio de poder en ambas cámaras legislativas.

“Es una especie de avispero revuelto donde se está discutiendo absolutamente todo”, explicó un diputado con experiencia legislativa para describir el estado actual del poder legislativo nacional que se prepara para recibir a los legisladores recientemente elegidos y configurar un nuevo mapa del poder.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias