lunes 29 de noviembre de 2021
Cielo claro 24.4ºc | Posadas

Espera en libertad el juicio por homicidio en ocasión de robo

Acusado de matar al arenero Scholz, ahora preso por 3 robos

Rolando "Kimby" Cardozo (25) fue detenido ayer tras un allanamiento en su casa de Fátima, donde encontraron varios elementos denunciados como robados

viernes 19 de noviembre de 2021 | 6:03hs.
Acusado de matar al arenero Scholz, ahora preso por 3 robos
Varias comisiones ingresaron a su casa temprano en la mañana. Foto: Policía de Misoines
Varias comisiones ingresaron a su casa temprano en la mañana. Foto: Policía de Misoines

En marzo del 2016, Rolando “Kimby” Cardozo, entonces con 20 años, se vio rodeado por la Policía de Misiones en el barrio Fátima. Iba como acompañante de una motocicleta, con un arma en mano hasta que, acorralado, se bajó y empezó a correr.

Se metió a una casa y empezó a saltar muros por todo el barrio, por lo cual terminó con los pies cortados ya que uno de esos perimetrales tenía como medida de seguridad vidrios cortados.

“Nos hizo correr”, recordó ayer un investigador que entonces se desempeñaba en la Dirección de Homicidios de la Policía de Misiones. El joven pudo mantenerse oculto hasta el mediodía, cuando los efectivos finalmente lo interceptaron cerca de una escuela y lo pusieron en una celda a disposición de la Justicia con otros tres presuntos cómplices.

A todos se los acusaba -están imputados-  de asesinar a balazos al empresario arenero Juan Carlos Scholz (53) en la localidad de San Ignacio días antes. La clave habían sido las imágenes del sistema de seguridad que tenía el hombre, que registraron toda la secuencia. Después, uno de ellos admitió el hecho y señaló a los demás.

Ayer, la Policía de Misiones volvió al barrio para detener nuevamente a Kimby (25), señalado por varios robos en la zona. Esta vez, dijeron fuentes de la fuerza, “aprovecharon el factor sorpresa” y con una orden del Juzgado de Instrucción Seis de Posadas irrumpieron en su casa y lo detuvieron junto a su hermano menor, que luego fue entregado a su madre.

El procedimiento se hizo por una denuncia por robo a principios de mes, pero hallaron elementos denunciados como robados en al menos dos causas judiciales más. Al detalle había un equipo de camisetas de fútbol, un televisor 42 pulgadas, una PlayStation con sus controles que habían sido denunciados el día 4, el día 10 y el día 17, respectivamente.

Se investiga de dónde salió otro televisor de 32 pulgadas envuelto en una frazada en el patio trasero.

El procedimiento fue el resultado de tareas de investigaciones y participaron los efectivos de la Comisaría Decimocuarta, Guardia de Infantería y Comando Fátima de la Unidad Regional I de Posadas.

En los próximos días, el juez Ricardo Balor ordenará su traslado a sede judicial para completar la audiencia indagatoria, algo que no le es desconocido por su importante prontuario.

Cardozo estaba libre porque en febrero la Justicia les concedió la excarcelación extraordinaria a él y sus cómplices debido a que ya habían pasado ampliamente los tiempos de prisión preventiva sin una condena por el crimen de Scholz. Fue a instancias de un pedido de las defensas que fue denegado por el juez Marcelo Cardozo y que se zanjó en la Cámara de Apelaciones de la provincia a favor de los acusados.

Es por eso que el grupo, con un cúmulo importante de pruebas en su contra, espera el juicio oral y público por homicidio en ocasión de robo en libertad.

Sin embargo, estas no son las únicas causas que tiene que enfrentar. En junio lo detuvieron por el robo de un televisor y en octubre investigadores policiales lo señalaron por agredir con un cuchillo a un joven de 18 años que tuvo que ser internado en el Hospital Madariaga con lesiones graves. Fue en el marco de una presunta disputa entre bandas del mismo barrio, Fátima, en la que las comisiones policiales que intervinieron también fueron atacadas.

Atento a las noticias sobre él, en las redes sociales Kimby negó esas acusaciones y dijo ser una víctima. “Muy mal actúa la Justicia y el periodismo hoy en día, culpan a alguien sin saber bien nada”, acusó.


Brutal crimen en San Ignacio

El crimen de Juan Carlos Scholz (53) ocurrió el domingo 20 de marzo. Conocido como Gordo, era propietario de la empresa de transporte y arenera Hércules, situada en la zona del puerto viejo de la costa del río Paraná. Su cuerpo fue encontrado a unos cuatro kilómetros de su vivienda. Tenía a simple vista dos balazos, uno en la cabeza y otro en el abdomen, como también heridas punzocortantes y marcas de golpes hechas por sus victimarios a modo de salvaje tortura. Los avanzaron rápidamente y a los pocos días lograron dar con los acusados, apoyado en una prueba categórica: el empresario había instalado más de 20 cámaras un mes antes de ser asesinado.

Se supo que el hombre se resistió a tiros a la banda, que lo hirió con saña y solo se hizo de su camioneta 4x4 que dejaron abandonada. El hombre llegó a donde fue hallado buscando ayuda mal herido. Los otros imputados son Alberto ‘Beto’ Martínez y Orlando ‘Murdock’ Giménez (33) - quien había disparado el arma-  y Miguel Zaleski (33).

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias