jueves 02 de diciembre de 2021
Cielo claro 29.7ºc | Posadas

El agresor lo habría apuñalado en la espalda reclamándole $500

Disputa en Candelaria terminó con un joven asesinado y otro detenido

Fernando Duarte Vázquez (23), de nacionalidad paraguaya, fue asesinado ayer al mediodía en el barrio Niño Perdido. Por el hecho detuvieron a un compatriota

lunes 15 de noviembre de 2021 | 2:00hs.
Disputa en Candelaria terminó con un joven asesinado y otro detenido
La víctima cayó tendida a pocos metros de su casa, según detallaron los vecinos. Fotos: María Rosa Fernández
La víctima cayó tendida a pocos metros de su casa, según detallaron los vecinos. Fotos: María Rosa Fernández

Un joven de nacionalidad paraguaya, de 23 años, fue asesinado ayer a puñaladas en la localidad de Candelaria. El hecho ocurrió después del mediodía en el barrio Niño Perdido y por el caso los investigadores policiales detuvieron a un compatriota de la víctima, de 18 años.

Según detallaron fuentes policiales, fueron los efectivos de Prefectura Naval Argentina quienes alertaron al 911 sobre lo sucedido, por lo que una comisión de la comisaría jurisdiccional se acercó al barrio. Allí encontraron a la víctima tirada en el piso y con evidentes lesiones punzocortantes en la espalda.

El joven asesinado fue identificado como Fernando Duarte Vázquez. Su identidad fue confirmada en horas de la noche de la víspera por su madre, luego de que estuviera varias horas sin ser identificado.

Los vecinos con quienes habló El Territorio en el lugar señalaron que había llegado hace poco y que no tenía mucha relación con los lugareños.

Por el hecho en un primer momento la Policía de Misiones detuvo a un hombre de 41 años que había estado con los protagonistas, pero las investigaciones decantaron que un joven de 18 años, también de nacionalidad paraguaya, podría ser el posible autor del crimen.

El joven huyó corriendo de la escena luego del crimen y desapareció entre la vegetación del lugar.

Finalmente, poco antes de las 21, los efectivos de la Dirección de Homicidios de la Policía lo detuvieron en inmediaciones de la casa de su madre, en el mismo barrio.

Quedó a disposición del Juzgado de Instrucción Seis de Posadas, que preside el juez Ricardo Balor, quien además ordenó que el cuerpo de la víctima sea trasladado a la Morgue Judicial para la correspondiente autopsia.

Escena

Fernando Duarte Vázquez vivía en una humilde vivenda. Foto: María Rosa Fernández


Este medio estuvo ayer en la escena. El Niño Perdido es un humilde barrio que queda a pocas cuadras del río Paraná. La vivienda Duarte Vázquez es una casilla construida con maderas de escasas dimensiones, en cuyo rededor se nota la reciente limpieza de la vegetación que abunda en esa zona.

Se observa además una precaria puerta la que la cerraban con un trozo de cable. A metros de esa casita quedó tendido su cuerpo, luego de ser atacado por la espalda. Los vecinos aseguran que el atacante le reclamaba una deuda de 500 pesos a la víctima.

Los investigadores del caso, en tanto, señalaron ayer que esto no había sido confirmado por las testimoniales recabadas en el marco de la investigación. Lo que se sabe es que había una disputa previa, que había generado varios encontronazos.

María, una mujer del lugar que prefirió no dar más información sobre su identidad, expresó refiriéndose a la víctima: “Nunca hablaba con él, lo conocía porque me compraba hielo. Parecía ser paraguayo, él vivía en esta casilla con una chica que hace días no se la ve”.

Sobre el hecho, añadió: “Lo que supe de lo ocurrido es que estaban tomando en la casa del Porteño, un lugar donde siempre se escuchan discusiones y peleas. A eso de la 1 se escucharon gritos y alguien que reclamaba 500 pesos. Al ratito se oyeron gritos muy feos, salimos y vimos al hombre tirado, pero no quisimos meternos porque son personas muy conflictivas”.

La mujer vive a unos 25 metros de donde ocurrió el crimen y describió que una vez que el joven se desplomó en el piso fueron pocos los minutos que pasaron hasta que se dieron cuenta que estaba muerto. Es decir, las lesiones eran irreversibles y no llegó a ser asistido.

Los vecinos coincidieron en que nunca habían presenciado un hecho de sangre y señalaron sentirse con miedo por el avance de la violencia, a la que relacionan con la llegada de los foráneos.

“Hace once años que vivo aquí y nunca pasó esto, ya no hay seguridad. Queremos recobrar la paz en la que vivíamos, es increíble que maten a una persona por tonterías del momento”, amplió al respecto Gregorio, otro vecino.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias