sábado 27 de noviembre de 2021
Cielo claro 28ºc | Posadas

La Justicia analiza los pasos a seguir tras la inusual solicitud

Negrete le pidió al juez Monte que le revoque la prisión domiciliaria

En un escrito, el acusado de intentar matar a Manuel Sánchez expresó que no quiere privilegios. Asegura que su intención es que la víctima y su familia estén tranquilos

viernes 12 de noviembre de 2021 | 4:15hs.
Negrete le pidió al juez Monte que le revoque la prisión domiciliaria
Negrete es monitoreado mediante pulsera electrónica.
Negrete es monitoreado mediante pulsera electrónica.

Un nuevo capítulo, y esta vez con un giro inesperado. Santiago Negrete, el joven acusado de intentar asesinar a fines de abril pasado a Manuel Sánchez (19), le solicitó ayer al juez Juan Manuel Monte, mediante un escrito presentado por su defensa, que se le revoque la prisión domiciliaria y de esta forma sea enviado nuevamente a una celda.

“Confío plenamente en la Justicia y no deseo recibir un trato diferenciado”, se lee en el escrito al que tuvo acceso El Territorio.

El joven expresó que no solicitó la morigeración de prisión preventiva y quiere que “todas las personas, en especial mi amigo Manu, sepan que no tengo nada que ocultar ni esconder”, recalcando que no esperaba el beneficio y que confía en el resultado de la investigación.

Señaló que no tiene sentido discutir si le corresponde prisión domiciliaria o efectiva, remarcando que sigue privado de su libertad y que aceptará el lugar que se le designe en caso de volver tras las rejas. Recordó que en su momento pidió la excarcelación y fue denegada, ampliando que en ese momento no fue apelada, pese a que estaban -tanto él como su defensa- seguros de que no había riesgo procesal. 

Aclaró que “esto no quiere decir que esté de acuerdo con las cuestiones técnicas que usted volcó en la resolución y el que fiscal apeló”.

“Lo último que quiero es que Manu Sánchez se sienta en peligro por mi causa y mucho menos que su familia esté sufriendo. La mía también está sufriendo y yo estoy preso. Quiero señor juez transmitirle a esa familia un mensaje de paz y que la Justicia está actuando. Como siento, estoy en manos de Dios”, se lee en otro tramo.

En otro tramo expresó que, de todas formas, no siente estar recibiendo un trato diferenciado, aludiendo que hay personas que cometieron hechos más graves y que están en libertad.

Dijo que no quiere complicar el trabajo del magistrado, como así tampoco el del fiscal Christian Oscar Antúnez. “Si usted está de acuerdo, le pido que me saque la tobillera electrónica que nunca pedí y que si tengo que volver donde estaba lo haré. Me someto a la Justicia. Confió en que todo saldrá como tiene que ser y que será la voluntad de Dios la que guíe todo lo que está pasando”, concluye antes de pedir volver a declarar, ser trasladado al estrado y volver a declarar.

Según adelantaron fuentes del caso, tanto el Juzgado como la Fiscalía analizarán el pedido del imputado para ver qué medidas tomar. Negrete podría ser citado a declarar nuevamente y, en base a eso, el magistrado decidir si revoca o no su decisión. El fiscal también puede desistir de su apelación.

Como informó este medio en la víspera, el juez Monte hizo lugar al pedido de apelación al beneficio para el imputado presentado por el fiscal de instrucción Christian Oscar Antúnez. A raíz de esto, ahora el expediente que investiga el sangriento ataque será analizado por los miembros de la Cámara de Apelaciones de Misiones, quienes deberán evaluar si los criterios expuestos para dictar la domiciliaria están bien fundamentados.

Se aclaró que en este caso no se cuestiona la prisión preventiva, sino que el joven la cumpla con el beneficio de una tobillera en un domicilio. Al detalle, se argumentó que no fueron presentadas pruebas concluyentes sobre el tipo de patología que padece el joven y por ello el acusado puede seguir normalmente con los tratamientos médicos que se aducen dentro de una unidad penitenciaria.

La medida del juez se conoció hace una semana, el viernes pasado. Según pudo reconstruir este medio, se basó en la necesidad de un tratamiento médico del que no trascendieron detalles, como así también del atenuante de que se lo acusa de intento de homicidio y que no tiene antecedentes penales.

De todas formas, se determinó que desde el Patronato de Liberados se realice el correspondiente monitoreo del imputado mediante la colocación de una pulsera electrónica y también la imposición de una serie de medidas, como la prohibición del uso de teléfonos celulares y redes sociales o de comunicación de tercero o la imposibilidad de tener visitas no autorizadas.

 

Relacionadas

“Lo último que quiero es que Manu se sienta en peligro”

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias