lunes 06 de diciembre de 2021
Nubes dispersas 30.7ºc | Posadas

Una empresa familiar que se distingue en el país

Calzados de seguridad de Puerto Rico se venden en ocho provincias

La alta calidad del producto con el mejor cuero genera creciente demanda. Pasó del trabajo artesanal a una industria que produce unos 80 mil pares por año

miércoles 10 de noviembre de 2021 | 6:04hs.
Calzados de seguridad de Puerto Rico se venden en ocho provincias
La curtiembre y fábrica de calzados generan trabajo a 40 familias. Foto: F. Alvarenga
La curtiembre y fábrica de calzados generan trabajo a 40 familias. Foto: F. Alvarenga

Lo que comenzó como un trabajo artesanal, de cuero a mano, se transformó en una industria que no para de tener pedidos de todo el país.

Se trata de la fábrica de calzados de seguridad industrial Simon SRL, una empresa familiar con una trayectoria de más de 40 años en la confección del producto y 15 años en la industrialización del cuero.

Funciona en la ciudad de Puerto Rico y actualmente la demanda sobrepasa la capacidad de producción, “hoy estamos con una demora importante en la entrega, siempre hay teléfonos abiertos de distintos lugares del país que nos llaman, pero hoy no podemos asumir ningún tipo de compromiso”, contó a EL Territorio Esteban Simon.

Hasta el momento, los zapatos de seguridad y trabajo son distribuidos en ocho provincias del país. “Nos especializamos en la línea de calzados de seguridad industrial, bajo normas IRAM y otras normas internas que hacen a la calidad el producto final”, señaló Simon a este matutino, luego de haber recorrido toda la fábrica, asegurándose que la jornada laboral se desarrollara normalmente. “Esta empresa se propuso como meta hacer productos de primera línea, todo confeccionado en cuero, nada sintético, lo que garantiza la performance del producto final en el mercado, porque es un calzado de trabajo, no es un calzado informal; las bases se inyectan directamente al corte, eso significa que, por un proceso químico, se conforman las bases sobre el cuero, que nunca más se desprende”.

Añadió que todos los testeos se realizan en laboratorio propio. “Tenemos todos los testeos de materiales, tenemos laboratorios propios, donde hacemos los ensayos, tanto en el cuero como en la industria del calzado, y eso hizo que nosotros pudiéramos desde Misiones tener una proyección nacional”.

Acotó que “en Misiones tenemos un mercado fuerte, con entidades públicas y privadas de todo tipo, grandes, pequeñas y medianas; y en este momento nos expandimos a otras ocho provincias argentinas, la perspectiva de crecimiento es interesante, se podría duplicar la producción, pero la empresa, en este contexto complejo a nivel nacional, por la inestabilidad económica, decidió no negociar cuatro ítems muy importantes; el personal, la parte impositiva, el pago a proveedores y la atención a los clientes”.

Brinda trabajo a 40 familias

Simon explicó que las dos empresas, la curtiembre y la fábrica de calzados, generan trabajo a 40 familias, “el personal está todo en blanco y al día, y eso no es negociable. Tampoco la parte impositiva, que está todo al día, puesto que somos una empresa saneada. No es negociable el pago a proveedores ni la atención a clientes, nosotros nos hemos transformado en una empresa dedicada puntualmente a la atención del cliente por excelencia, eso hizo que nos podamos expandir y tenemos una línea de trabajo que se llama just in time (justo a tiempo); hay un programa de trazabilidad interna de todos los procesos productivos, de manera que está todo muy prolijo y muy organizado, es así que la empresa puede asumir compromisos serios y efectivizar las entregas, con la calidad, para poder sostenernos como empresa”.

Respecto de la demanda, Simon añadió: “Tenemos permanentemente consultas, tenemos más demanda de lo que podemos producir, hoy estamos con una demora importante en la entrega, siempre nos llaman, pero hoy no podemos asumir ningún tipo de compromiso”.

El interés de la Provincia

El Estado provincial demostró interés en la expansión de la empresa, “tuvimos visitas, hubo un manifiesto interés de distintos ministerios que vinieron a visitarnos, pero no sé si está en las manos de la Provincia. Nosotros necesitamos un ofrecimiento -sería lo normal-, en un país que quiera apostar al crecimiento y al desarrollo de las empresas, para poder sanear ese enorme déficit laboral que tiene la Argentina”.

Efectivamente hace dos semanas, la ministra de Trabajo y Empleo, Silvana Giménez, junto al ministro de Salud, Oscar Alarcón y el intendente Carlos Koth, recorrieron la fábrica.

En ese sentido, Simon explicó que con la expansión viene la capacitación del personal, “hay un enorme escenario de gente joven que está completamente afuera del sector productivo, y que hoy prácticamente no está capacitada en nada. Entonces también somos capacitadores permanentes, porque somos la única fábrica de calzados (de ese tipo) del Nordeste argentino”. En tal sentido añadió que la ventaja de los misioneros, “somos buena gente, nuestros jóvenes son buena gente, pero no saben hacer, tenemos un equipo con ingenieros especializados, orientador y organizador de capacitaciones internas, estamos formando gente que forma a otra gente”.

Respecto a la competencia, el dueño de la pyme contó que hay grandes empresas nacionales que se dedican en este rubro, en la línea de seguridad industria; “en el rubro calzado somos una empresa relativamente joven, la empresa tiene 40 años desde que mi padre comenzó haciendo el cuero a mano, fue todo un proceso evolutivo, después vino el proceso de industrialización del cuero, hace alrededor de 15 años en el rubro calzados”.

La curtiembre realiza el proceso de industrialización del cuero, desde el cuero crudo hasta el cuero terminado, “ese cuero nosotros lo industrializamos; y la curtiembre también vende cuero industrializado a otras empresas; además, muchos artesanos misioneros nos compran el cuero para fabricar mate, portatermos, llaveros, entre otros. Son dos rubros distintos en una empresa articulada, eso nace de la problemática, de la distancia, de lo difícil que es producir desde el Nordeste, caemos todos siempre en Buenos Aires”.

Finalmente, Simon contó que actualmente producen 80 mil pares por año, “se podría duplicar la producción, pero la prioridad es la estabilidad de nuestro personal, proveedores, la parte impositiva y la atención a nuestros clientes”.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias