viernes 03 de diciembre de 2021
Cielo claro 24.7ºc | Posadas

Vibrante y emotiva última jornada de la Estudiantina

domingo 07 de noviembre de 2021 | 9:20hs.
Vibrante y emotiva última jornada de la Estudiantina
Fotos: Nicolás Arce
Fotos: Nicolás Arce

En festiva ingeniería las columnas avanzan danzantes sobre el horizonte de tambores. Ritmo y movimiento, tal los mecanismos constitutivos del gran show de la Estudiantina, que en la jornada de ayer tuvo su cierre en la Costanera de Posadas.

Los encargados de desatar la fiesta sobre el asfalto soleado fueron los 450 estudiantes del Instituto San Arnoldo Janssen, que se abrieron paso hasta los palcos escoltados por una insignia gigante.

“La costanera es nuestra galaxia”, cantaron al despedirse de la hinchada.

“Lo que preparamos fue un popurrí con temáticas de años anteriores, también algunos chicos trajeron trajes de estudiantinas pasadas, estamos felices de volver a vivir esta fiesta y todavía no caemos que ya hicimos la última pasada, la emoción que se siente es muy grande”, contaron los integrantes de la banda de música ya en la desconcentración.        

Poco a poco el paseo se fue llenando con la samba de los chicos y chicas del Instituto Santa Catalina que recibieron el aliento de su público y brindaron una performance de cantos que ya es una marca de identidad de este colegio.   

Desde las pasadas iniciales de la segunda y última jornada del desfile el clima de fiesta se hizo sentir en la calle y sus márgenes.

En esta entrega especial no competitiva de la Estudiantina, con pocas semanas para prepararla, los colegios no desplegaron una alegoría como es la tradición  sino que echaron mano de toda su imaginación e inventiva para sorprender a los presentes con cuadros homenajes a pasados años mediante el rescate de ritmos y coreografías resignificados.

Así, sin estreno de trajes brillosos ni inmensos espaldares con plumas, la customización de prendas, el maquillaje artístico y la luces en instrumentos y ropa fueron la original manera que hallaron los estudiantes para distinguirse y brillar.   

“Como la mayoría pasa con el uniforme y también una escuadra  pasa todo de blanco, sumamos brillos y tocados, también unas cintas de colores como para diferenciarnos y aportar al show”, explicaron del Instituto San Basilio Magno.   

Con la caída del sol sobre las 18 de la tarde, la formación del Instituto Santa María comenzó a avanzar entre cánticos de arenga y aplausos. Nadie quedó sin bailar, ya que en un momento la banda de música se unió al cuerpo de baile en la coreografía.

En tanto, el ingreso del Instituto San Alberto se dio en la transición hacia la noche y el calor se disipó con los vientos. “No tenemos palabras para describir lo que se vive en las pasadas, la Estudiantina es la fiesta de los jóvenes y estamos felices de volver”, resaltaron del establecimiento.

El Colegio Nacional Martín de Moussy brindó un espectáculo de ritmo y colores, con tutús rosas con luminaria como destaque. En esos minutos cayó una leve llovizna.      

Hasta la primera media hora de la madrugada estaba previsto que se desarrolle esta edición especial de la Estudiantina, con un cronograma que incluyó 21 colegios y una institución invitada.  

Celebrar el reencuentro 

En los 20 meses que el mundo lleva en pandemia, los jóvenes han visto afectada su rutina por las restricciones dispuestas para frenarla, que en este momento se van flexibilizando casi por completo, quizás por ello el regreso de este festejo estudiantil se vivió como una celebración de la normalidad perdida. Dos días de los más felices.  

Es que contra todo pronóstico -estaba anunciado tormenta, hubo escasas semanas para preparar las presentaciones y también voces molestas por los ruidos del ensayo- los jóvenes recuperaron la Estudiantina sobre la Costanera, en una edición atípica que ya es parte de la historia. 

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias