miércoles 08 de diciembre de 2021
Cielo claro 27.7ºc | Posadas

¿Hay cables submarinos de telefonía en Argentina?

jueves 04 de noviembre de 2021 | 6:00hs.
¿Hay cables submarinos  de telefonía en Argentina?

Internet es una red de redes con alcance mundial, o sea que todos los equipos conectados a la primera (o última) red no lo están directamente entre sí, sino que conforman pequeñas redes que a su vez se van vinculando con otras de forma descentralizada. Cada proveedor de Internet forma una red con todos sus clientes, pero también necesita conectarse a Internet a través de otra red, una suerte de proveedora de proveedores.

Por eso existe un enorme tendido de fibra óptica –pública y privada– que recorre todo el país dando servicio a los proveedores de cada localidad. Por ejemplo, la Red Federal de Fibra Óptica (Refefo), operada por Arsat (Empresa Argentina de Soluciones Satelitales Sociedad Anónima), cuenta hoy con más de 34 mil km de fibra a lo largo del país, y están en construcción 4.400 km más para conectar a otras 258 localidades de 18 provincias, obras a cargo de Arsat.

Pero la vía terrestre no es la única; también existe un gran tendido de cables submarinos que conectan a todos los continentes entre sí. Esta red de cables de fibra óptica recorre el planeta por bajo los mares y océanos, permitiendo que Internet pueda circular libremente y a gran velocidad. Diferentes empresas privadas están a cargo de su tendido y mantenimiento. El primer cable transatlántico telegráfico, se inauguró en 1866 y permitió establecer un servicio de telégrafo entre Estados Unidos y Europa.

Según información que brinda Internet, hoy existen más de 300 cables que atraviesan los mares. Argentina se conecta a toda esta red a partir de cinco de ellos. Hay dos que recorren toda la costa de América del Sur y el Caribe: el South American-1 (SAM-1) de la empresa Telxius (del Grupo Telefónica) y el South American Crossing (SAC)/Latin American Nautilus (LAN) compartido por Century Link y Telecom Italia. El Atlantis II, operado por un conglomerado de más de 15 empresas, atraviesa el Atlántico hacia África y Europa. Por último, el Unisur (también de Telxius) nos conecta con Brasil y Uruguay, y el Bicentenario (de Antel Uruguay y Telecom Argentina) solamente se dirige hacia Uruguay.

Casi todos estos cables llegan a Argentina por la ciudad de Las Toninas, situada en el Partido de la Costa, Provincia de Buenos Aires, porque es el lugar más cercano a la Ciudad de Buenos Aires (340 km) que posee dos características ideales: salida al mar con lecho marino arenoso que facilita la instalación y dificulta que los cables se hundan o sufran daños por rocas, y poco tránsito de barcos, que presentan el principal riesgo para el corte de los cables. El tamaño de los cables es variable, pero ninguno supera el diámetro de un brazo humano.

También está el sistema satelital, aunque por los cables submarinos pasa el 99% del actual tráfico mundial de telefonía. Los equipos receptores del sistema satelital son más costosos y aunque el ancho de banda pueda competir con la fibra óptica, la latencia en la subida y la bajada afectan considerablemente servicios como las videoconferencias o los videojuegos online.

El año pasado, Google anunció la habilitación de un nuevo cable submarino internacional, llamado Firmina, que unirá la costa este de los Estados Unidos con Las Toninas, en la Argentina, con extensiones a tierra adicionales en Praia Grande, Brasil, y Punta del Este, Uruguay. Firmina será el primer cable del mundo que, a pesar de su larga distancia, es capaz de funcionar completamente con una sola fuente de energía en uno de los extremos del cable, en caso de que sus otras fuentes de energía no estén disponibles temporalmente, afirmó la empresa Google.

Al mismo tiempo, el cable debe llevar una corriente eléctrica de alto voltaje suministrada por estaciones con tomas a tierra en cada extremo, que alimentan amplificadores en el fondo marino que aumentan la luz óptica cada 100 kilómetros. “Estimamos finalizar los trabajos para que el cable esté listo en 2023”, aseguró un funcionario de la empresa Google el año pasado.

Este será el segundo cable submarino de Google en conectar Estados Unidos con la ciudad costera del departamento uruguayo de Maldonado (sureste) y Las Toninas (Argentina), tras la llegada, en 2017, del que actualmente procede desde la localidad Boca de Ratón (Florida).

Con la llegada de “Firmina”, Google contará con 16 cables submarinos en el mundo: se sumará a “Curie”, que conecta a Estados Unidos con Chile, “Monet” y “Junior”, con ciudades de Brasil, y “Tannat”, que lo conecta con Argentina, Uruguay y Brasil, informa su página oficial. Como curiosidad.

El nombre Firmina fue elegido en honor a Maria Firmina dos Reis (1825-1917), una autora y abolicionista brasileña “cuya novela de 1859, Úrsula, describe la vida de los afrobrasileños bajo la esclavitud. Mujer mestiza e intelectual, Firmina es considerada la primera novelista de Brasil”, concluyó el comunicado.

Pese a estas informaciones, puede ser que se hayan terminado nuevas ampliaciones en estos dos últimos años, no contempladas en esta nota.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias