martes 07 de diciembre de 2021
Algo de nubes 29.7ºc | Posadas

La prueba del celular que marcó el dolor de la familia Mercado

martes 02 de noviembre de 2021 | 6:03hs.
La prueba del celular que marcó el dolor de la familia Mercado
Estela Leite, madre de Vilma, besando el teléfono de su hija.
Estela Leite, madre de Vilma, besando el teléfono de su hija.

Culminada la recepción de la declaración del imputado, el Tribunal dio inicio a la etapa de las testimoniales y la primera en ser llamada a la sala fue ni más ni menos que la madre de Vilma, Estela Leite.

Ante las partes, Leite recordó cómo transcurrió cada minuto de la desesperada búsqueda de su hija. “Supe que mi hija no estaba en casa porque su papá entró a su pieza y vio que Vilma no estaba en la cama. Eso fue a las 7.15 del 24 de octubre de 2019. La empecé a llamar pero nunca atendió, su celular me daba apagado. Así me pasé todo el día”, graficó.

La mujer también relató cómo identificó que Villar era el joven con el cual Vilma había acordado encontrarse esa noche previa y también contó cómo fue el momento en que el soldado se presentó en su casa aduciendo querer colaborar con la búsqueda.

“Estábamos todos en casa y me acordé que días atrás Vilma me habló de un tal Leo, que ese Leo le iba a ayudar con los formularios para ingresar al Ejército. En la noche del 24 entro al perfil de Vilma, busco sus amigos y encuentro a Leo Villar. Ahí las amigas me dicen que Vilma conocía a un Leo Villar”, señaló.

Tras un quiebre emocional que derivó en un cuarto intermedio, Leite retomó su declaración y allí se produjo uno de los momentos más sustanciosos de la jornada.

El defensor Benítez le exhibió una fotografía en la cual se veía a Vilma frente a un espejo tomándose una selfie con un celular con una funda rosada. Leite aseguró que ese teléfono era el de su hija y entonces el letrado pidió que se leyera la descripción del celular incautado en la casa de Villar para comparar las descripciones.

Allí intervino Rodríguez y consultó que si la mujer era capaz de reconocer el aparato de su hija. La mujer respondió que sí y acto seguido se dispuso de una medida de reconocimiento.

Leite fue retirada de la sala, se trajo el celular incautado en el expediente y se colocó junto a otros dispuestos completamente al azar. La mujer regresó al recinto y reconoció uno que tenía funda roja, justamente el aparato incautado y bajo resguardo como prueba en el expediente.

Ante la discrepancia del color, el magistrado Atilio León retiró la funda y la reacción de Leite fue puras lágrimas. “Sí, es el celular de mi hija. Sin ningún tipo de dudas”, expresó, antes de besar el aparato y ponerlo junto al pecho de su remera estampada con el rostro de Vilma y una súplica: “Justicia”.

Respecto al aparato en cuestión, horas antes Villar había expresado que “no sé por qué dicen que es el celular de Vilma. Yo ese teléfono se lo compré a una señora adicta que siempre me pedía plata y con su marido me ofreció el teléfono a $500. Yo lo compré para regalarle a mi novia porque había sido su cumpleaños hace poco”.

Tras la medida de reconocimiento realizada por Leite, la mujer fue liberada y posteriormente declararon Damián Mercado -padre de Vilma- y Nancy Campagnoli -hermana-, quienes también recordaron esas horas de dramatismo, desesperación y angustia durante la búsqueda de la muchacha.

 

Villar declaró durante tres horas y resumió: “Fue una simple confusión”

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias