sábado 04 de diciembre de 2021
Cielo claro 25ºc | Posadas

Vive en Garupá y utiliza el skate como herramienta de práctica

Surfear las olas de lo imposible, un ejemplo de perseverancia

Santiago Aguirre Elizalde sueña con el surf competitivo a pesar de vivir en una provincia con nulas posibilidades de practicarlo. La pandemia, el principal rival

domingo 31 de octubre de 2021 | 6:05hs.
Surfear las olas de lo imposible,  un ejemplo de perseverancia
Santi tiene 12 años y ya fue campeón en un circuito de Santa Catarina.
Santi tiene 12 años y ya fue campeón en un circuito de Santa Catarina.

El surf es otro de los deportes exóticos en los Juegos Olímpicos, de hecho tuvo su estreno reciente en la edición de Tokio con un marcado éxito por su bocanada de aire fresco y novedoso al calendario.

Pero pensar en un referente misionero es como encontrar una aguja en un pajal. La provincia se encuentra alejada de las gigantes olas y no tiene las condiciones naturales para practicarlo; el sentido común lleva ampliamente la delantera, aunque hay alguien que cree poder desnivelar a futuro esa ecuación lógica: se trata de Santiago Aguirre Elizalde, un pequeño misionero de 12 años que se resiste a la idea de lo imposible y utiliza el sueño de “ser campeón mundial de surf” como motor. Una historia que merece ser mencionada en este informe.

El orgullo de Nancy y César descubrió la disciplina en plenas vacaciones de verano. “Fue en Canto Grande (Santa Catarina-Brasil) donde empezó todo. Cuando tenía cinco años le compramos una tabla profesional y hasta el mismo profesor del lugar decía que no la iba a poder dominar, pero Santiago lo hizo en el segundo intento y no paró más”, señaló la también madre de Franco. Desde aquel momento las vacaciones tomaron otro significado para Santiago, evidentemente entregado al arte de dominar las olas.

Con el correr del tiempo Santi fue adquiriendo experiencia y hasta conquistó un circuito sub 12 en Santa Catarina, Brasil, en el 2019. Todo parecía marchar muy bien a base de viajes y el esfuerzo extra de una familia humilde...pero llegó la pandemia.

“Nos pusimos en contacto con los integrantes de la selección argentina para surfear en Mar del Plata, aunque en marzo de 2020 se cerró todo por el coronavirus y no pudimos hacer mucho más”, contó Nancy.

Fueron dos años de absoluta pérdida en Garupá. Hoy Santiago utiliza una patineta para simular la estabilidad en una tabla de surf y pulir los reflejos, además de entrenar una rutina específica en un gimnasio y mirar videos de Youtube para asimilar la técnica. Nada comparado a hacerlo sobre las olas.

“En estos dos años él no se bajoneó porque el surf es su pasión y tiene la mira puesta en seguir compitiendo. Hoy se entrena en un gimnasio de manera específica (piernas y brazos) y la parte de equilibrio con su skate en la rampa de la costanera sur de Posadas”, siguió Nancy.

La ansiedad también juega un papel importante en la cabeza de cada uno de los integrantes de la familia pero, como en todos lados, hay prioridades.

“Santi está súper ansioso por ir a competir a Santa Catarina, pero sabe que no está en condiciones todavía. En Brasil está Alejandro Muñiz (profesional y referente de surf) y la distancia es más corta, además el agua es mejor en Cuatro Islas y Canto Grande...pero el virus nos hizo quedarnos herméticos. Estamos vacunados y vamos a esperar un poco más. Allá tenemos amigos y siempre estamos en contacto”.

“Hoy la realidad que nos toca es esa, además Santi está en conocimiento que sus rivales directos hoy le sacan una buena diferencia por el simple hecho de tener el mar a disposición. Le tocó una familia que le cuesta mucho pero no vamos a bajar los brazos”, terminó Nancy.

Para Santiago, en tanto, este mensaje está más que claro: “Quiero ser surfista profesional y campeón mundial...sé que es difícil pero hay que meter ganas”.

“Estoy feliz porque el surf es un deporte olímpico gracias a Fernando Aguerre que es argentino, presidente de la asociación internacional, y amigo. En algún momento me gustaría participar en las olimpiadas como representante de mi provincia”, cerró.

Y como dice el dicho, ‘la esperanza nunca se pierde’. Vale aplicarlo para este verdadero aventurero.

 

Deportes de bajo rating por un lugar en el mapa El pentatlón se aferra a seguir vivo Waterpolo, territorio fértil por explotar El bádminton y sus complicaciones para surgir en la Tierra Colorada El trabajo de la arquería dio en el blanco en Misiones

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias