jueves 02 de diciembre de 2021
Cielo claro 30.7ºc | Posadas

El próximo año se crearía una asociación provincial

El bádminton y sus complicaciones para surgir en la Tierra Colorada

Los altos costos de las raquetas y las plumas para jugar son un obstáculo para que el deporte se haga masivo. Misiones tiene materia prima, pero necesita un impulso

domingo 31 de octubre de 2021 | 6:05hs.
El bádminton y sus complicaciones para surgir en la Tierra Colorada
El polideportivo Mundialista de Montecarlo se convirtió en la sede de la escuelita de bádminton con 20 alumnos.
El polideportivo Mundialista de Montecarlo se convirtió en la sede de la escuelita de bádminton con 20 alumnos.

El bádminton nació en India, a fines del Siglo XIX, pero llegó a Misiones casi cien años más tarde y desde ese momento busca ganar adeptos en la Tierra Colorada. Generó buenos representantes, al punto de tener a una integrante de la selección argentina durante 18 años, pero un poco por desconocimiento y otro poco por la falta de implementos para jugar, el deporte no se ubicó dentro de los “populares”.

Con raquetas, pero sin pelota, el bádminton llama la atención a quien lo mira por primera vez. Cuentan, quienes juegan, que parece sencillo desde la tribuna, pero que una vez dentro del campo de juego todo se transforma y eso es lo que atrae.

La pluma, el elemento que reemplaza a la pelota y las raquetas, que no son como las de tenis, son difíciles de conseguir en Argentina en general y en Misiones en particular y por eso el bádminton no tuvo el impulso necesario para masificarse. De todas maneras, hay escuelas en Montecarlo, Eldorado, Oberá y Posadas y varios clubes prestan sus instalaciones para que practique el bádminton y se está armando una asociación provincial.

El bádminton es un deporte que se puede jugar de manera individual o en parejas. Está en el calendario olímpico desde Barcelona 1992 y desde Tokio 2020 se incluyó al bádminton adaptado en los Juegos Paralímpicos.

Alice Garay estuvo 18 años en la selección argentina de bádminton y hoy es profesora en Eldorado. Tiene claro que el bádminton no será en Argentina como el fútbol o el básquet en cuanto a lo masivo, pero sí se ilusiona con poder generar desde el deporte un lugar confortable para sus alumnos.

“Los chicos buscan un lugar de referencia para estar y si se sienten bien se quedan. Nosotros buscamos eso y si alguno está para competir mejor. Queremos que sepan que hay otras opciones. En general muchos chicos se van a los deportes de conjunto, pero cuando conocen el bádminton les apasiona”, comentó la profesora.

“Las complicaciones que tenemos en general son que hay que tener un lugar cerrado y conseguir las raquetas y plumas. Todo se trae de afuera y conseguir materiales de competición a veces es complicado, más con todo lo de la pandemia. Por eso creo que el deporte no es tan popular, pero cuando los chicos lo conocen les gusta”, analizó Garay.

Comprar raquetas para competir cuesta entre 150 y 180 dólares y un tubo de seis plumas pueda llegar a salir tres mil pesos. Además, el espacio necesita estar cerrado para que el viento no sea un factor determinante, ya que la pluma no tiene la misma resistencia que una pelota de tenis. Todos esos detalles conspiran en contra de la masividad del deporte en la Tierra Colorada.

Más allá de esos puntos en contra, los aficionados y amantes del deporte de la pluma no se rinden y desde hace un tiempo buscan armar una asociación provincial, que les dé más impulso.

“Estamos en vías de armar una asociación provincial. Lo de la pandemia nos frenó un poco, pero avanzamos de a poco y quizás para el año que viene podamos empezar con la asociación, que nos va a dar otro impulso y nos va a ayudar a difundir el deporte”, comentó Garay.

El problema de seguir
Cuando Buenos Aires ganó la sede de los Juegos Olímpicos de la Juventud para 2018, desde el gobierno nacional decidieron darle, un par de años antes, una inyección a varios deportes que serían parte del calendario de los juegos.

En ese impulso entró el bádminton. Se destinaron fondos y también se capacitó a jugadores y entrenadores para generar una cantera y llegar con buenos equipos a los Juegos. Pero una vez pasada la competencia fueron pocos los que mantuvieron esa condición de becados por Nación.

Javier Widmann continúa con su escuela en Montecarlo, donde el municipio le adecuó parte del polideportivo Mundialista para armar un par de canchas. Consiguió raquetas y plumas por parte de Nación, pero al ser una escuelita solamente tiene alumnos hasta los 13 o 14 años. Luego los adolescentes necesitan seguir en un club y, de lo contrario, terminan abandonando el deporte.

“Se dejaron de hacer torneos y eso complica las cosas. Es una dificultad para los chicos que llegan a los 14 o 15 años, porque ya no tienen una contención”, se lamentó Widmann.

“Es un deporte para mejorar lo físico y la coordinación. Se aprende el respeto a sus rivales y a tus compañeros. Ayuda a mejorar la visión, corrige la miopía, porque la concentración está puesta en una pluma y eso ayuda”, comentó Widmann y agregó que “si empiezan desde chiquitos no cuesta tanto. Desde afuera parece más fácil”.

A la hora de analizar por qué el bádminton no es un deporte popular y masivo en Misiones, Widmann coincidió con Garay: “La dificultad es que los chicos no pueden comprar las cosas. Siempre se tiene que traer de afuera”.

El bádminton no lleva ni 50 años en Misiones y en ese tiempo varios jugadores lograron destacarse, con Alice Garay a la cabeza. Quedó demostrado que materia prima hay, pero falta un impulso desde lo organizativo, que los amantes del deporte de la pluma esperan se dé con la asociación que se está gestando.

 

Desde India llegó el deporte de las plumas

El bádminton es un deporte de raqueta que se puede jugar de manera individual o por parejas en pista cubierta y que tiene la peculiaridad de que lo que se golpea no es una pelota, sino un objeto de forma cónica elaborado con corcho y plumas –naturales o sintéticas– que se conoce como pluma.

El deporte consiste en pasar la pluma por encima de una red, hasta que el rival no es capaz de devolverla a la zona de su oponente. Se suman puntos para ganar dos juegos o sets de 21 puntos, y siempre con un mínimo de dos puntos de diferencia.

El bádminton nació en la India y a fines del Siglo XIX llegó a Inglaterra, desde donde se extendió a sus respectivas colonias en todo el mundo.

 

Deportes de bajo rating por un lugar en el mapa El pentatlón se aferra a seguir vivo Waterpolo, territorio fértil por explotar El trabajo de la arquería dio en el blanco en Misiones Surfear las olas de lo imposible, un ejemplo de perseverancia

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias