viernes 03 de diciembre de 2021
Cielo claro 24.7ºc | Posadas

La solución de Inés

domingo 31 de octubre de 2021 | 6:00hs.
La solución de Inés

La primera vez que la violó, le dijo que eso es lo que hacen el hombre y la mujer. Que es normal. Que ella todavía era chiquita, pero que a partir de ahora sería su mujer. Y que no le cuente a la mamá, porque si no “las mato a las dos”, amenazó. Fue el fin de la inocencia. Inés tenía 7 años cuando su papá le hizo aquello, aprovechando que su mujer estaba cuidando a una prima que tuvo un parto complicado. Los abusos se prolongaron por 9 años, hasta que Inés tuvo la edad suficiente para pedir ayuda. Se animó y le contó a su madre, que algo venía sospechando -reconoció entre lágrimas-, pero nunca indagó demasiado. Dio vueltas, justificó al depravado y lanzó oídas de perdón. “Pensá que si lo denunciás, va estar preso muchos años y él no va aguantar”, le dijo en tono de ruego. La respuesta de su madre la dejó vacía. Para colmo no tenía hermanos y la familia no era unida, así que tampoco buscó más ayuda. A los 17, se juró que no dejaría que la toque otra vez. En realidad, hacía rato que venía planeando el final. Madrugadas enteras se desveló pensando opciones. Le iba mal en el colegio, repitió y abandonó. Por esos días un vecino sufrió un asalto. Fueron dos muchachos jóvenes, pasados de falopa, a cara descubierta y con cuchillos. Entraron sacados, golpearon al dueño de casa y se escaparon con baratijas. Inés se enteró del hecho y, con los días, avizoró la solución de su problema. Después tuvo paciencia, dejó pasar unos meses, aprovechó que su mamá estaba en el médico y concretó el plan. Su papá siempre llegaba del trabajo tipo siete y media de la tarde, y lo primero que hacía era prender la tele para ver las noticias. Un par de semanas antes, Inés sacó un cuchillo de la casa de su patrona y lo escondió en el roperito. Esa tarde su papá se sentó por última vez en el sillón.

Ella misma llamó a la Policía para avisar que dos ladrones entraron a su casa, que su papá se resistió y que lo mataron a puñaladas. “Eran jovencitos y me parece que estaban drogados”, le dijo al oficial. Los diarios contaron la versión de Inés.

Daniel Villamea

Villamea es periodista y reside en Oberá. El cuento es parte del futuro libro Las guerras de Ceferino y otros relatos.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias