martes 07 de diciembre de 2021
Nubes dispersas 29.7ºc | Posadas

Daniel Omar Salvayot deberá purgar por lo menos 35 años de cárcel

Perpetua para salvayot por el femicidio de Claudia Dino

“Ya estaba desangrada y seguía tratando de hincarle”, declaró una vecina. La defensa se basó en que trató de agredir a un vecino, lo que fue desestimado por varios testigos

jueves 28 de octubre de 2021 | 6:08hs.
Perpetua para salvayot por el femicidio de Claudia Dino
Foto: Macarena Bordón
Foto: Macarena Bordón

Daniel Omar Salvayot (21) llegó a la audiencia de debate oral y público reconociéndose culpable del asesinato de su concubina Claudia Mariana Dino (27), tal como declaró en la instrucción y luego dejó asentado en un frustrado juicio abreviado.

Por ello no fue sorpresa cuando pasado el mediodía de ayer el Tribunal Penal Uno de Oberá lo sentenció a prisión perpetua. 

Desde un primer momento lo incriminaron varios testigos presenciales del femicidio perpetrado la noche del 15 de septiembre de 2018 en el barrio Municipal de la localidad de San Martín.

“Claudia dijo ‘corran porque Dani tiene un cuchillo’. Le empezó a mandar cuchillazos. Le agarró del brazo y largaba los cuchillazos sin pensar. No pude ayudar a Claudia porque él me agarró y me tiró por arriba de la moto. No la soltaba. Vi cuando le hincó. Ella dijo ‘llamen a la Policía porque Dani me hincó’. Ya estaba desangrada y él seguía tratando de hincarle”, declaró María Tachile (26), entre lágrimas, recordando la escena que le costó la vida a su amiga.

Con dicho relato se inició la ronda de testigos del debate oral de la víspera, ocasión en la Salvayot se abstuvo de declarar, por lo que su testimonio en la instrucción fue incorporado por lectura.

El acusado argumentó que no quiso matar a Dino, sino que trató de agredir a su vecino Jorge Rodríguez, lo que luego fue desestimado por otros testigos.

También declaró la madre de imputado, Viviana Falcón, quien aportó un dato escalofriante de la actitud del homicida en las horas posteriores al hecho. 

La progenitora le pidió que se entregara a la Policía, pero él prefirió acostarse a dormir, tras lo cual su propio padre avisó a los uniformados que lo detuvieron.

Antesala del desastre

Tras analizar las pruebas y escuchar a los once testigos de ayer, el Tribunal halló a Salvayot como autor penalmente responsable del delito de homicidio doblemente calificado por haber sido cometido contra una persona con quien mantenía una relación de pareja y por mediar violencia de género, y lo condenó a prisión perpetua.

En consecuencia, deberá purgar 35 años de cárcel para acceder al beneficio de la prisión domiciliaria.

El testimonio de Tachile fue demoledor para cualquier coartada que pretendiera esgrimir el imputado. La mujer era vecina y amiga de la víctima, con la que también jugaba al fútbol.

El 15 de septiembre fue sábado y ambas mujeres fueron a la iglesia. Ya de regreso a casa una se dirigió a su casa.

“Una vecina me dijo que la madre de Dani le llamó y dijo que él apuñaló a Claudia. Fui corriendo a ver y estaba bien. Todavía me dijo: ‘Mirá lo que hizo este loco’, porque la casa estaba toda revuelta. Ella le llamó por teléfono para preguntarle dónde estaba y él dijo que estaba en la ruta, pero yo vi la moto y dije que estaba escondido por ahí. En eso mi hijo me dice: ‘mami, Dani le quiso pegar con el machete a Jorge, por mi ex’. Estaba parado atrás de la casa con el machete y empezaron a discutir con Claudia. Él le dijo: ‘las cosas son entre vos y yo’. Ahí él sacó un cuchillo de la cintura y ella dijo ‘corran porque tiene un cuchillo’”, detalló la testigo lo que fue la antesala del desastre.

Tachile trató de ayudar a su amiga, pero no pudo: “Ella dijo ‘llamen a la Policía porque Dani me hincó’. Ya estaba desangrada y el seguía tratando de hincarle. Logré sacarle el cuchillo, pero ya era tarde. Busqué una toalla y le dije Claudia me escuchás, no te duermas”.

“Me hincaste, boludo”

Luego de perpetrar el femicidio Salvayot escapó en su moto, mientras que un móvil de la comisaría local trasladó a la víctima al hospital Samic de Oberá. La acompañaron Tachile y su madre Yolanda Duarte.

Ante la consulta de la fiscal Estela Salguero, la testigo mencionó que antes del hecho Dino le refirió situaciones de violencia.

“Ella contaba que él decía que se quería matar y la amenazaba con un cuchillo. Que la familia de él se metía mucho. Ella tenía miedo, pero nunca hizo una denuncia”, mencionó.

Incluso, la víctima buscó ayuda profesional y un par de semanas antes inició un tratamiento psicológico en el centro de salud del pueblo.

A su turno, Yolanda Duarte (51) recordó que esa noche “escuché gritos, salí corriendo y vi que él (por Salvayot) arrancó la moto y se fue. Ella ya estaba tirada”.

Lamentó que Dino ya había padecido una relación de pareja violenta con el padre de sus cuatro hijos, al tiempo que subrayó: “Era muy guapa, cuidaba mucho a sus chicos”.

Benjamín Kleñuk (36), vecino del frente de la víctima, indicó que escuchó gritos y salió a ver qué pasaba, instancia en la que observó que la víctima venía corriendo y se sentó frente al tejido de su terreno. “Escuché que ella dijo ‘me hincaste, boludo’. Y a mí me dijo: ‘Benja, llamá a la Policía’”, declaró.

Contó que era habitual escuchar que la mujer gritara. Ante la consulta del defensor oficial Matías Olivera el testigo agregó que cuando iba a la iglesia escuchó que la víctima dijo: “hoy voy a matar a un negro”.

Lo entregó su padre

El testigo Jorge Rodríguez (29), ex pareja de Tachile, precisó que esa noche Salvayot lo amenazó con un machete cuando quiso interceder en la discusión con Dino.

“Estaba tomado y me levantó el machete. Él le hincó”, declaró.

La vecina Carmen Luján (41) fue quien llamó a la Policía. En tanto, minutos antes había recibido una llamada de la madre de Salvayot “para decirme que el hijo le llamó y le dijo que le hincó a Claudia. Le dije que me parecía raro porque recién pasó de la iglesia. Fui a ver, estaba todo bien y le avisé a la suegra”.

Este testimonio dio cuenta de la presunta premeditación del acusado, aunque eso no se mencionó en la acusación. 

Lidia Toledo (44) escuchó gritos y vio que Salvayoy tenía un arma blanca: “La señora dijo ‘corran porque me hincó’. Le queríamos sacar el cuchillo porque él seguía hincando. Después le pregunté ‘por qué hiciste esto, vos la querés’, y me dijo ‘yo la quiero, no hice nada’, y se dio vuelta y se fue con la moto”.

Juan Carlos Dino (33), hermano de Claudia, precisó que la víctima nunca le manifestó que tenía problemas con su pareja, al tiempo que recordó que “ya había tenido una relación complicada y yo la saqué y la llevé a vivir conmigo. Después mi señora me contó que siempre le maltrataba”.

Viviana Falcón, madre de Salvayot, precisó que esa noche su hijo la llamó y sólo lloraba. “Peleé con todos, me decía. Andá a la Policía o andá a casa, le dije. A las 4 o 5 de la madrugada me golpeó la ventana. Ahí me explicó lo que pasó. Yo le dije a la autoridad está acá, estás rodeado, hacé lo correcto. Él me dijo que después, que primero iba a dormir. Se acostó y mi esposo avisó a la Policía”, detalló ayer.

En esa misma línea, aseguró que la víctima era muy celosa y golpeaba al muchacho.


Acusación y defensa

En su alegato, la fiscal Salguero mencionó que la relación de pareja venía marcada por discusiones entre ambos y valoró el aporte de vecinos que dijeron que Salvayot consumía alcohol y era muy violento con su pareja. También citó a los testigos presenciales.

“El propio Salvayot reconoció que esa noche llegó a la casa, no había nadie, tomó un cuchillo y se fue al fondo. El testigo Rodríguez declaró que le dijo la cosa no es con vos.

Salvayot no es santito, no fue la víctima. La víctima era madre de cuatro hijos”, remarcó.

“Llegó a la casa de sus padres, habló con ellos y se acostó a dormir, como si nada hubiera ocurrido”, agregó. Luego pidió la máxima pena.

Por su parte, el defensor oficial Matías Olivera reconoció que “para la defensa es difícil asumir la circunstancia que no se puede pedir la absolución. Él lo hizo, se podría haber evitado y no lo hizo”.

Argumentó que su defendido “estaba en estado de ebriedad (…) Hubo una discusión y en un forcejeo en un lugar oscuro quiso apuñalar a Rodríguez. En ese contexto se produjo la agresión”.

Olivera avanzó en tecnicismos para desactivar el agravante de la violencia de género. Incluso dijo que la podría haber matado dentro de la casa para aprovechar la ventaja, pero no lo pensó así.

“No había denuncias previas para acreditar la violencia de género. Nadie vio que le pegaba (…) Por lo que se escuchó acá, la víctima de violencia psicológica era el señor Salvayot”, opinó, y pidió que se lo condene a 20 años de cárcel por homicidio.

Tras deliberar, el Tribunal Penal avaló el pedio de la fiscalía e impuso la máxima pena.

Previamente, el presidente del cuerpo, Francisco Aguirre, precisó que se ocupó de averiguar por el estado de los hijos de Dino, quienes se hallan contenidos y en buen estado, subrayó.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias