miércoles 08 de diciembre de 2021
Cielo claro 27.7ºc | Posadas

El PCR y el cupo frenan la llegada de visitantes fronterizos

sábado 23 de octubre de 2021 | 6:00hs.
El PCR y el cupo frenan la llegada de visitantes fronterizos

La apertura de fronteras era muy esperada por los misioneros, tanto por el gobierno provincial como por los ciudadanos a lo largo y ancho del territorio. Pero sin dudas, es en las ciudades limítrofes de mayor tránsito fronterizo donde más se ansiaba la apertura. Los vecinos de Puerto Iguazú, Bernardo de Irigoyen y Posadas pedían insistentemente la apertura de las fronteras.

Las tres ciudades vivieron siempre en conexión con sus vecinos de frontera. Sus economías estaban íntimamente ligadas. Por ello, en los más de 500 días que la frontera estuvo cerrada, las dos ciudades con conexión a Brasil vieron derrumbar su economía, Iguazú sin dudas es la que más lo sufrió. Posadas, que vio crecer su economía porque al momento del cierre de la frontera el cambio favorecía a Encarnación, en los últimos tiempos vio escapar la posibilidad de crecer aún más porque la actualidad cambiaria de la Argentina le favorecería en la relación comercial con los vecinos de la otra orilla.

Esto explica el porqué de las tres ciudades ansiosas desde hace meses por abrir las fronteras.

La apertura se concretó, pero con una serie de condicionamientos y requisitos que están funcionando como un freno para la llegada de visitantes. Las exigencias de un PCR para quienes no sean vecinos de frontera y el cupo de 890 personas diarias para entrar a la Argentina por tierra son un freno.

Un freno que impide que la economía de Puerto Iguazú pueda seguir firme en la senda de recuperación que se inició con la reactivación del turismo nacional y la vuelta de las excursiones y viajes grupales, que tras el fin de semana largo cambió el humor de la ciudad; impiden que en Bernardo de Irigoyen los comercios recuperen su intensa actividad con clientes de Brasil que representaban más de la mitad sus mejores compradores; o que impiden que en Posadas se pueda aprovechar los beneficios de una situación cambiaria que traería más clientes al comercio local.

Esto lo explica el economista e investigador de la Fundación Mediterránea Gerardo Alonso Schwarz en una nota que se publicó ayer en El Territorio, en la que manifestó que estamos en una situación en que “con el tipo de cambio actual, con la brecha entre el dólar oficial y el dólar blue, se termina beneficiando a los comercios de la frontera argentina, y es una oportunidad”.

Y agrega que “el comercio fronterizo depende de la inflación de cada uno de los países. En la Argentina ha sucedido una devaluación muy grande que favorece a los consumidores paraguayos y brasileños a la hora de realizar compras en territorio argentino”.

Esto, hoy, no se puede aprovechar porque la exigencia de un PCR y el cupo de 890 personas diarias para el ingreso a la Argentina son un freno en los tras pasos fronterizos abiertos.

Que los requisitos son una traba es reconocido también por el gobierno de Misiones, y por ello el gobernador Oscar Herrera Ahuad se reunió días atrás con el Jefe de Gabinete del gobierno Nacional, Juan Manzur, a quien le pidió como un primer paso que al menos se levante la medida de solicitar los PCR a los visitantes de Brasil y Paraguay.

Tras el encuentro con Manzur, el propio Herrera Ahuad explicó la situación. “Hablamos de las dificultades que plantea el requisito de la prueba de PCR para los turistas que quieren venir a nuestra provincia desde el extranjero y por lo tanto, solicité que se elimine esa obligatoriedad y que se mantenga la del esquema completo de vacunación”.

La población de las tres localidades, y sobre todo los comerciantes ávidos de visitantes fronterizos y los mejores conocedores de las conveniencias comerciales a uno y otro lado de la frontera, también atribuyen el poco movimiento de extranjeros a las exigencias sanitarias para el ingreso y egreso al país. No obstante ello, celebran como un primer paso importante la reapertura de las fronteras.

Talita Casagrande, una empresaria de Irigoyen con doble nacionalidad y residente en Brasil, conoce bien la realidad de frontera. Días atrás, en diálogo con El Territorio, comentó que “sabemos que el poco movimiento se debe por ahí a una cuestión burocrática en cuanto a los requisitos para el ingreso al país, pero lo importante es que se dio el primer paso y somos optimistas que esto va ir cambiando, se van a ir flexibilizando las cosas y de a poco volveremos a tener el movimiento que teníamos antes de la pandemia”.

Más claro lo explica Walter Feldman, presidente de la Cámara de Comercio de Bernardo de Irigoyen, quien la semana pasada mencionó que “aún no notamos grandes cambios en el movimiento de compras por parte de brasileños que hayan pasado la frontera con ese fin, pero somos conscientes también que los requisitos de ingreso al país son rigurosos, sobre todo con la exigencia de un PCR, que en Brasil cuesta entre 130 y 150 reales, convertidos en pesos estaríamos hablando de una cifra superior a los 4.500 pesos”. Sin dudas, una traba importante para la llegada de clientes a los comercios de frontera.

El objetivo
Tener el movimiento que se tenía antes de la pandemia debe ser el gran objetivo a seguir en el corto plazo, que además permitirá armar la base de competitividad para el futuro, cuando los vientos de economía vuelvan a cambiar y las ventajas de Argentina ya no sean tan amplias.

Así lo explicó el economista Gerardo Alonso, en diálogo con Radioactiva este viernes por la mañana. “En este momento sin dudas vamos a ser muy beneficiados por la llegada de consumidores paraguayos y brasileros; será una gran oportunidad para prepararnos para competir en el mediano y largo plazo, porque recordemos que estas situaciones siempre duran algunos meses, uno o dos años, pero la vida de la frontera hace que esta vorágine vaya cambiando, hoy nos favorece, pero en algún momento les favorecerá a ellos. Eso hace que tengamos que buscar formas de diferenciarnos y mejorar la calidad de servicios y de los productos que brindamos”, explicó.

Misiones se vería favorecida de punta a punta con un movimiento de frontera en niveles cercanos a los que se tenían antes de la pandemia. Pero para que ello ocurra el gobierno nacional debe tomar medidas.

Una de las medidas es la misma que se tomó a comienzos de esta semana para la llegada de extranjeros de países limítrofes por vía aérea, donde se quitó el cupo diario de pasajeros y se liberó el acceso. Liberar del cupo diario al acceso en los pasos terrestres debería ser el primer paso. El segundo, y tan urgente como el primero, debería ser la eliminación de la exigencia del PCR para quien pueda demostrar que tiene el cronograma de vacunación completo contra el Covid-19.

En manos del gobierno nacional están las dos decisiones. Misiones espera que esas decisiones se tomen con celeridad.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias