lunes 06 de diciembre de 2021
Algo de nubes 29.7ºc | Posadas

Sigue la preocupación por la baja en las cuencas de los arroyos dentro de los campos

Se recupera el pasto para el ganado y hay alivio entre los productores

Productores sostienen que ya se nota una leve mejoría en el crecimiento de pastos, que se da en plena época de servicio. Apuntan a recobrar los kilos y preparar forrajes

martes 19 de octubre de 2021 | 6:06hs.
Se recupera el pasto para el ganado y hay alivio entre los productores
Los pastos son el principal alimento para el engorde y mantenimiento del ganado. Foto: Nicolás Oliynek
Los pastos son el principal alimento para el engorde y mantenimiento del ganado. Foto: Nicolás Oliynek

Las precipitaciones que se registraron en la provincia durante los últimos días trajeron una bocanada de oxígeno para el sector ganadero misionero, al considerar que las lluvias permitieron la recuperación de las pasturas, insumo clave para la alimentación de los animales.

En este sentido, referentes de la actividad consideraron que las lluvias se dieron en un momento clave, en plena temporada de servicio de los animales (cópula y preñez).

 La recuperación de los pastos permitirá que las vacas puedan alimentarse bien y, al mismo tiempo, comenzar a guardar forraje pensando en la temporada otoñal del año próximo. Sobre todo con el objetivo de evitar nuevas complicaciones luego de las suscitadas durante la primavera-verano, cuando la sequía fue de tal magnitud que provocó pérdidas de hasta el 50% en la producción de pastos y obligó a la Provincia a declarar la emergencia agropecuaria.

Pese al alivio de las lluvias, la preocupación radica que la cantidad de milímetros que cayeron no fueron las suficientes como para aumentar el caudal de los ríos y arroyos, que aún permanecen con números por debajo del promedio habitual y que, en el caso de prolongarse, podría complicar el abastecimiento de agua en los campos misioneros hacia la temporada de altas temperaturas que aceleran la evaporación.

Sobre este punto, Gabriel Muzzachiodi, productor ganadero de la zona Sur, recordó que en los últimos informes meteorológicos daban cuenta de una profundización de la sequía para octubre, pero que “con las últimas lluvias la situación se normalizó bastante, principalmente en la zona Sur de la provincia y el Norte de Corrientes”, al indicar que las lluvias permitieron normalizar el crecimiento de los pastos, luego de meses como junio y julio que fueron prácticamente secos y, en efecto, complicaron a las pasturas.

“Estamos en una situación de muchas expectativas, porque justamente es una época donde la evaporación del agua se acelera mucho más por el calor. Si llueve entre 30 y 40 milímetros, se puede esfumar si la temperatura es alta. Y en este contexto, que las lluvias sean regulares y que se puedan tener buenas pasturas para contar con un buen porcentaje de reservas para el verano”, añadió en diálogo con El Territorio.

Al mismo tiempo, indicó que las lluvias que se registraron la semana pasada en toda la tierra colorada jugaron a favor de la actividad, ya que permitieron recuperar los pastos que estaban alicaídos.

“Que se den las lluvias en esta época es fundamental por dos motivos. Por un lado, porque estamos en temporada de servicio, entre octubre y noviembre, y los animales tienen que tener un buen pasto para la alimentación. Y por otro, porque permitirá una recuperación corpórea de los animales que hicieron un servicio el año pasado, que no haya salido tan destruida. En realidad, lo que pasó ahora tiene como antecedente el invierno pasado en el que hubo un fuerte déficit hídrico, más las heladas tardías, que complicaron el abastecimiento y crecimiento de los pastos. Por lo que ahora que llueve generará un buen alimento para los animales y, al mismo tiempo, también empezar con las pasturas y las reservas que vamos a usar en el invierno que se viene”, comentó Muzzachoidi.

Destacó que las recientes lluvias permitirán pensar en una temporada de servicio razonable, contracara de la situación registrada el año pasado que, entre los principales efectos, provocó una demora en el preñado del ganado vacuno al no contar con la suficiente cantidad de pastos para la ingesta.

Por su parte Javier Amann, veterinario y secretario de la Asociación Ganadera de Andresito, señaló que “gracias a las lluvias se están recuperando las pasturas después de un año de crisis y se proyecta una buena primavera”.

En diálogo con Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7 indicó que ya se recuperaron en un 25% y explicó que el crecimiento demora unos 30 días para estar en perfectas condiciones, por lo que se espera que para mediados de noviembre puedan estar en un 100 por ciento.

Sobre el estado de situación de la ganadería en Misiones, precisó que “siempre hay un pico de pasturas en otoño y los animales están bien de peso, pero este año nos agarró una estación completamente seca, las vacas entraron en malas condiciones”.

Destacó que las últimas precipitaciones se dieron justo en plena temporada de servicio, “para que las madres tengan peso, y esperamos que la primavera tenga un buen porcentaje de preñez y que haya buenos resultados”.

Como consecuencia del déficit hídrico, se habría perdido un 25% de los animales en Andresito, que fue la zona más crítica por la situación.

En tanto, Roberto Comparín, administrador de la Cabaña Doña Magda, precisó que “desde hace un mes están brotando los pastos y muchos de los campos están teniendo una buena retención de agua para el crecimiento de los pastos. Además, el clima incide, con calorcito y humedad. Esperemos que se mantenga esta situación”.

La situación por las cuencas

Como efecto directo del déficit hídrico, las cuencas de los ríos que rodean a Misiones y los arroyos del interior disminuyeron su caudal y trajo consigo preocupación. Dicha recuperación no será a corto plazo, ya que demanda de lluvias continuas para volver a los números promedios.

Amann precisó que como consecuencia de la falta de lluvias, “las vacas tomaban agua en pésimas condiciones, que afectaban a la alimentación y al desarrollo del animal”.

Por su parte, Muzzachiodi manifestó que muchos de los productores “tienen arroyos en sus campos y no se recuperaron del todo, por lo que para ellos la situación es más crítica porque no podrán contar con un buen abastecimiento de agua, más teniendo en cuenta que en el verano las temperaturas hacen que el agua se evapore más rápido”.

Comparín, por su parte, comentó que en su caso observó que “las precipitaciones de golpe terminan por lavar y no se retienen, pero estamos bien con el agua, con una recuperación de los arroyos que esperamos que siga”.


En cifras

25%
Desde la Asociación Ganadera de Andresito afirman que se recuperó una parte de las pasturas, ya que tardan un mes para reponerse del todo.


El NEA, con un fuerte déficit de precipitaciones

Según el último informe climático trimestral del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) se observa una mayor probabilidad de que la temperatura media sea más cálida que lo habitual en gran parte del país en relación a los valores promedio.

Por el lado de las precipitaciones, hay mayores probabilidades de que para Entre Ríos, el Este de Buenos Aires y el Oeste patagónico, se registren lluvias por debajo de los valores normales.

Por su parte, para el resto del país se espera que, en promedio, las precipitaciones de los próximos 90 días sean de “normal a inferior a lo normal”, en una probabilidad del 40 al 45% de esta categoría. Para el caso del NEA se espera una reducción de hasta el 50%, precisaron en el reporte que se conoció días atrás.

Las excepciones, aclara los analistas del Servicio, son las provincias del NOA y Cuyo, donde se espera que el trimestre tenga lluvias normales.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias