viernes 03 de diciembre de 2021
Cielo claro 23.7ºc | Posadas

Viviendas industrializadas

Un hogar más económico y en mucho menos tiempo

La construcción se realiza en un taller y luego es trasladada al terreno para su instalación y terminación de detalles. La reducción de la contaminación ambiental es clave en esta nueva forma de tener la casa propia

lunes 18 de octubre de 2021 | 0:00hs.
Un hogar más económico y en 	mucho menos tiempo

Más rápida, económica y duradera es la nueva construcción que se impone en el mundo. Se trata de las viviendas industrializadas que se construyen en un taller y luego se instalan en el terreno donde cumplirán su vida útil, que todo indica será por muchos años. La construcción tradicional ha sido durante mucho tiempo el modelo a seguir a la hora de ejecutar una obra para una vivienda. Sin embargo, desde hace años el auge de nuevas fórmulas personalizadas de construcción ha permitido que muchos propietarios opten por sistemas diferentes a la construcción tradicional como por ejemplo la construcción industrializada.

El objetivo consiste en trasladar a fábrica la máxima producción de elementos que posteriormente darán forma al edificio terminado. Esto implica la producción en taller de elementos completos, desde paneles que integran aislamiento, acabado interior y exterior para diferentes tipos de cerramientos, hasta una estancia completa como puede ser un baño que se traslada a obra.

“Este es un sistema que se viene utilizando en diversos países, como Canadá, Estados Unidos, los países nórdicos por ejemplo, y se utilizan maderas entramadas, en lo cual se conforman paneles con composición de varias capas, lo que le da al sistema rapidez en la construcción, una buena aislación y durabilidad. Se trabaja a través de un diseño que puede ser personalizado o preestablecido y luego ese diseño lo pasamos a una planta de prearmado, donde se arman módulos de paneles que conforman las paredes, techo y piso. Una vez hecho esto, inclusive se pueden hacer las instalaciones sanitarias y eléctricas para  luego pasar a obra. Entonces el proceso es mucho más controlado y mucho más limpio. En obra se hacen los detalles de terminación, como por ejemplo revestimientos”.

“Podemos hacer lo eléctrico dentro de nuestros talleres como también las conexiones de agua fría o caliente y en obra la conexión a la cloaca o al pozo ciego. Todo lo que sea revestimiento y detalles finales lo hacemos en el terreno porque en el traslado se puede golpear”, expresó Juan Carlos Kikue, de la constructora KyK que, desde Leandro N. Alem, llevan su producción a casi todo el país.

Opción para el primer hogar

Ya que los plazos son un 70 por ciento más cortos con respecto a la construcción tradicional. El tiempo promedio de ejecución de una construcción en seco es de 3 a 4 meses. Menos de la mitad de tiempo de ejecución de una construcción tradicional de obra húmeda. A esto hay que sumarle la opción de construir de a poco, es decir, solicitar la casa de madera y que el propietario continúe con los detalles (revestimientos y cloacas por ejemplo) cuando pueda, según se adapte su presupuesto.

“Tenemos un modelo de vivienda que se llama Francisco y se trata de que en un monoambiente de 35 metros cuadrados, que puede solicitar un soltero por ejemplo,  que tiene un costo mucho menor. Después al año siguiente, el propietario puede agregar un dormitorio o dos dormitorios. Es una vivienda diseñada para un crecimiento porgresivo”, explicó Kikue.

Otro punto interesante es que se puede acceder a las viviendas industrializadas a través de créditos como Procrear, debido a que se considera a la vivienda de entramado de madera como tradicional. De esta manera se torna una opción para quienes necesiten un hogar de manera urgente.

Además de su precio de adquisición, las viviendas industrializadas tienen la ventaja de que, al ser construidas  con materiales que funcionan como aislantes térmicos, permiten reducir los gastos de calefacción o refrigeración del hogar, ya que la temperatura  en su interior se mantiene constante tanto en las estaciones de invierno como en verano.

“Las casas antiguas de madera no tenían la técnica adecuada contra la humedad y el cambio de temperatura. Hoy en día con los materiales que se usan, por ejemplo paneles compuestos de varias capas, aislante hidrófugo para la humedad y térmico para el calor, 

una casa de madera podemos garantizar que es el doble mas aislante que una casa tradicional y es mucho más eficiente en cuanto a la humedad.  Y en cuanto al mantenimiento, es igual o menor a una casa tradicional porque los productos que tenemos hoy en día son más eficientes, por ejemplo la pintura exterior ya viene tan desarrollada que con el paso del tiempo no se deteriora”, dijo el arquitecto.

En caso de reparación, el proceso se simplifica puesto que el sistema permite desmontar cada uno de los elementos prefabricados para trabajar sobre él de manera aislada y sin generación de escombros. A todo esto hay que sumarle que el impacto ambiental es mucho menor al no haber  contaminación sonora, volatilidad de polvo, y en general, no hay desperdicio de agua, energía y materiales. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias