miércoles 08 de diciembre de 2021
Cielo claro 26.7ºc | Posadas

Pinceladas de historia

Una guerra incomprensible

domingo 17 de octubre de 2021 | 6:00hs.
Una guerra incomprensible

Entre 1864 y 1870, Paraguay y tres países aliados (Argentina, Brasil y Uruguay) protagonizaron el mayor conflicto bélico de la historia sudamericana: la Guerra de la Triple Alianza o Guerra del Paraguay, que tuvo una duración de casi seis años (entre diciembre de 1864 y marzo de 1870).

Este conflicto se inició con la invasión de tropas brasileñas, en octubre de 1864, al territorio de la República Oriental del Uruguay, que era gobernada por el Partido Blanco, al que el gobernante paraguayo Francisco Solano López había decidido apoyar en su guerra civil contra los colorados, ayudados a su vez por el Imperio del Brasil.

Poco tiempo antes, Solano López había advertido a los gobiernos argentino y brasileño que consideraría una ruptura del equilibrio rioplatense cualquier agresión armada, por lo que, como respuesta a la invasión brasileña, el presidente paraguayo ordenó la captura el 12 de noviembre de 1864 por parte de la armada paraguaya del buque brasileño “Marqués de Olinda”, nave comercial que desarrollaba su actividad en los ríos Paraná y Paraguay. Al momento de la captura del buque se encontraba como pasajero circunstancial el gobernador del Mato Grosso, razón por la cual el Imperio del Brasil se sintió agraviado, lo que provocó el inicio de la guerra. Un mes después el mariscal López ordenó la invasión a la región del Mato Grosso en diciembre de 1864. Casi al mismo tiempo el gobierno blanco es vencido en Uruguay y el mandatario paraguayo decide enviar un ejército a aquel país. Para ello solicitó permiso al presidente argentino Bartolomé Mitre para cruzar por territorio correntino hacia Uruguay, aludiendo a la neutralidad argentina en la guerra civil de aquel país. La negativa de Mitre provocó la decisión de López de invadir Corrientes en abril de 1865 y declarar, en consecuencia, la guerra a la Argentina. El 13 de abril de 1865, la marina paraguaya se apoderó de embarcaciones de guerra argentinas ancladas en el puerto de Corrientes y ocupó esa ciudad. Días después, el 1 de mayo, los representantes del Brasil, la Argentina y el Uruguay firmaron el tratado de la Triple Alianza en Buenos Aires.

A partir de allí comenzó una tragedia de casi seis años cuyas consecuencias aún se sienten.

En el aspecto demográfico el Paraguay perdió dos terceras partes de una población aproximada de 500 000 habitantes; es decir, murieron entre 350 000 y 360 000 personas, en su mayoría del sexo masculino. El censo de 1870 muestra una población de unas 140.000 personas, en su mayoría mujeres, ancianos y niños.

En cuanto a lo geográfico, el art. 8.° del Tratado Secreto de la Triple Alianza establecía el respeto a la soberanía territorial paraguaya, lo cual no se cumplió pues el Imperio del Brasil, se adjudicó 63.325 km2, territorios comprendidos entre los ríos Apa y Blanco. La Argentina, a su vez, consiguió los derechos soberanos sobre las actuales provincias de Formosa, Misiones y parte de Corrientes. Unos 90.000 kilómetros cuadrados.

Las consecuencias económicas no fueron menores. El sistema económico paraguayo de la preguerra, caracterizado por una importante industria nacional, fue demolido. Se destruyeron las obras de infraestructuras y sistemas de comunicación, como la fundición de hierro de Ybycui, el arsenal, el astillero, el ferrocarril. En la posguerra se inició un nuevo fenómeno económico: el endeudamiento estatal y el inicio de la hegemonía económica y financiera del capital extranjero. La fuerte presencia del Estado en el desarrollo económico del Paraguay previo a la guerra también desapareció una vez terminada aquella. En su reemplazo se consolidó un importante grupo de comerciantes de los países aliados vencedores de la contienda. El reordenamiento territorial también implicó la pérdida del control paraguayo del mercado de la yerba mate, además de bosques naturales con valiosas maderas que dieron lugar a un tipo de explotación extractiva de empresas capitalistas de Argentina y Brasil.

Misiones, ocupada desde la década de 1820 por el Paraguay, quien había fundado la Trinchera de San José (actual Posadas) en 1833, tuvo un protagonismo muy importante en la guerra. La Trinchera fue ocupada por tropas argentinas en el inicio del conflicto, el 3 de octubre de 1865, acantonándose allí dos años después el Regimiento 24 de Línea del ejército brasileño. Junto a esta fuerza se desplazaron proveedores y mandantes de la tropa. Comerciantes éstos que se instalaron en la Trinchera y comenzaron a construir pequeñas tiendas comerciales. A los pocos meses del retiro de las tropas brasileñas, en 1871, ya se había levantado una interesante aldea y delineado una calle comercial activa y próspera. La Trinchera estaba dejando de ser una simple guarnición militar para constituirse en un centro receptor de la actividad maderera y yerbatera desarrolladas río arriba del Paraná.

Al final de la guerra, el gobierno nacional incorpora Misiones a la provincia de Corrientes, creándose en 1870 el departamento de Candelaria, con capital en Trinchera, que pasa a llamarse Posadas desde allí.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias