miércoles 08 de diciembre de 2021
Cielo claro 19.7ºc | Posadas

Funciona en la planta alta del Palacio del Mate

Memoria viva de una Posadas de antaño

Nacido dos años después del incendio que devastó el viejo edificio de la Municipalidad, el Archivo Histórico Municipal cumple hoy 25 años. Los tesoros que se conservan allí

domingo 17 de octubre de 2021 | 6:05hs.
Memoria viva de una Posadas de antaño
La historiadora Silvia Gómez es la cofundadora y actual guardiana de los documentos del archivo del municipio. Foto. Sixto Fariña
La historiadora Silvia Gómez es la cofundadora y actual guardiana de los documentos del archivo del municipio. Foto. Sixto Fariña

Eduardo Galeano, gran contador y rescatador de las historias de América Latina, decía que cuando la memoria de verdad está viva no contempla la historia, sino que nos invita a hacerla. Es como nosotros, contradictoria, inquieta. “La memoria viva no nació para ancla. Quiere ser puerto de partida, no de llegada”, decía también el escritor uruguayo.

Aunque a veces poco valorado, este es el rol del Archivo Histórico Municipal de Posadas que hoy cumple 25 años y que nació de las cenizas, del infortunio provocado por las llamas que consumieron, en 1994, el antiguo edificio de la Municipalidad capitalina llevándose consigo valiosísimos documentos, muchos de ellos irrecuperables. Se creó por ordenanza el 17 de octubre de 1996 y su cofundadora y directora, la historiadora, Silvia Gómez, sigue siendo una de las guardianas del importante legado patrimonial de la Posadas de antaño, que tiene su sede en el Palacio del Mate.

“Las primeras elecciones del municipio Trincheras de San José se llevan a cabo en octubre de 1872 y desde esa fecha hay libros de acta municipales. Por esas cosas que tiene la vida logramos salvar de ese incendio cinco libros de actas, un libro de actas y contratos que son históricos y originales”, relató a El Territorio, Silvia Gómez que trabaja codo a codo con Ileana Acosta.

Y continuó: “Lo que no se perdió por el incendio se perdió por el accionar de los Bomberos tratando de apagar semejante incendio, porque llevó mucho tiempo, muchas dotaciones de bomberos y mucha agua”.

Gómez contó que el pueblo posadeño se dio cuenta de esta pérdida cuando necesitó datos históricos y no logró encontrarlos. Fue gracias a la Asociación de Amigos y Trabajadores de los Archivos de Misiones, que estaba impulsada por las funcionarias del Archivo General de la Casa de Gobierno, Alba Ibarrola y Gloria Torres de Novaresio, que se pensó en un archivo histórico, aprobado en 1996 por el Concejo Deliberante.

“Desde ese momento empezamos a trabajar en construir este archivo, que no era otra cosa que recuperar esa documentación que se había perdido, una tarea titánica y bastante utópica porque obviamente, te diría que 25 años después es imposible recuperar lo que se perdió. Sin embargo, la voluntad de los vecinos y las vecinas y la confianza hizo que muy despacio empezaran a traer lo que para ellos era un recuerdo familiar, de un afecto pero que para nosotros y el resto de la ciudadanía se transforma en un documento histórico”, señaló la historiadora.

Fue así que el archivo pasó de ser netamente administrativo a recoger fotografías, ejemplares de diarios y revistas, relatos orales, grabaciones, videos y registros antiguos del cementerio La Piedad, que fue creado en 1872.

“De 1996 en adelante teníamos muchísimas limitaciones porque la manera de duplicar esa información era fotocopiando, eso era un impedimento y una valla casi económica. A medida que fue avanzando la tecnología y el vecindario nos fue conociendo más, fue más fácil acceder a la documentación y duplicar no solo en fotocopias sino fotografiándolas, primero con cámaras digitales y después con los celulares”, especificó.

El archivo municipal está abierto y disponible gratuitamente para toda la ciudadanía y es un importante colaborador en las consultas de estudiosos, tesistas, estudiantes de todas las edades y de los curiosos que quieran hincar la nariz en los recovecos de la historia.

Los tesoros
El archivo resguarda información desde octubre de 1872 por tener el primer acta de la primera Corporación Municipal, uno de los documentos más antiguos de la provincia.

“Tenemos un reglamento de funcionamiento del Palacio del Mate, que es del año 1967, está firmado por el entonces director de Cultura, Lucas Braulio Areco. Ese reglamento lo encontramos como fondo de un cajón de un mueble que nos habían cedido para guardar documentación”, narró.

Se guardan copias de archivos desclasificados de la Esma referentes a Misiones que fueron enviados por el Ministerio del Interior de la Nación, la colección completa del diario El Libertador que se editó en Posadas, libros de registro del cementerio La Piedad que datan de 1896 y más de 15 mil fotografías digitalizadas que hacen a la historia de este pueblo, entre ellas, la única fotografía de los minutos posteriores al golpe militar de 1976 en la provincia, tomada por Miguel Ángel Giménez y tapa de El Territorio, además de todo lo referido al Festival del Litoral.

“Una de las cosas que nos dimos cuenta es que esta ciudad había perdido su patrimonio edilicio de lo que sería el casco céntrico o histórico de la ciudad, más de lo que creíamos. Hubo mucho que se demolió o se ‘modernizó’ antes de los años 70. Entre los 70 y 80 se empieza a hablar de la conservación del patrimonio histórico, antes no estaba como concepto con el peso que toma en ese tiempo y mucho menos estaban las herramientas legales para protegerlo”, sostuvo Gómez.

Las redes sociales vinieron a cambiar la forma en la que se dan a conocer estos terosos. Archivo Municipal SP tiene cuenta en Facebook, en Instagran y en YouTube, donde contantemente se comparten documentos y fotografías.

La memoria viva
Para Silvia Gómez e Ileana Acosta la población misionera es un poco más consciente de esta historia y de que sus recuerdos familiares y personales forman parte de la construcción social de una memoria colectiva.

“Pero a mí me preocupa que a niveles políticos, sin ninguna distinción partidaria, en los 25 años que tenemos existiendo la protección real, concreta y efectiva del patrimonio histórico sea sólo un discurso.

En los niveles gubernamentales realmente no existe una política que se lleve adelante de protección del patrimonio histórico, mucho menos de la memoria”, dijo, sin embargo.

En ese marco, se refirió a la importancia de la memoria: “Es fundamental e imprescindible. Si bien uno no la tiene de manera consciente, la no memoria es el olvido y el olvido es omitir experiencias, no aprender de lo que se ha vivido en lo bueno y no tan bueno”.

Y continuó: “La memoria hace que sigamos creciendo o evolucionando y la no memoria tiene el riesgo de repetir decisiones o actos. La ignorancia es una opción y es la que sostiene la desidia en cuanto a la historia, de no valorarla como una herramienta más de construcción social, ni la mejor ni la más importante”.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias