domingo 05 de diciembre de 2021
Cielo claro 32ºc | Posadas

Los boliches de Garupá serán los primeros en volver a trabajar

El intendente Luis Ripoll firmó este mediodía la resolución que permite el regreso de los bailes con un aforo del 50 por ciento y hasta las 3. En Puerto Rico esperan la adhesión al decreto de nación para habilitarlos

viernes 15 de octubre de 2021 | 16:33hs.
Los boliches de Garupá serán los primeros en volver a trabajar

 

Tal como lo anticipó El Territorio en su edición del jueves, el municipio de Garupá será el primero en volver a habilitar los locales bailables y las bailantas, que regresarán a trabajar luego de 18 meses.

El intendente de Garupá Luis Ripoll firmó hoy al mediodía la resolución para permitir el regreso de los bailes en su ejido municipal. Actualmente Garupá cuenta con cuatro locales bailables, Casablanca, Signo, Plan B y el Coliseo que volverán a funcionar en el horario de 21 hasta las 3 y con un aforo del 50 por ciento.

Para tener la habilitación definitiva los responsables de los locales deberán presentar ante la dirección de comercio el rol de contingencia autorizado por la Policía y los Bomberos de Garupá.

Según detalla la resolución, el protocolo prohíbe el ingreso de menores salvo que se habiliten como Matiné hasta las 1. Las personas deberán ingresar con tapaboca que se pondrán sacar cuando realicen consumiciones y se sugiere solicitar certificado de vacunación. Los espacios deberán estar ventilados y con los aires encendidos. Se deberá hacer un trabajo de limpieza intensivo en los espacios comunes como baños, barandas o puertas de ingreso o egreso.

Buena expectativa en Puerto Rico

Los dueños de locales bailables de la localidad de Puerto Rico esperan con entusiasmo el regreso de la actividad. Si bien, aún no se conoce el aforo que se permitirá, aseguran que el regreso será inminente, y por el momento, con seguridad privada y la ayuda de la policía, tratan de que sus clientes continúen cumpliendo los protocolos, tarea que se dificultó en los últimos días, cuando la apertura de diversas actividades provocó un cambio en el comportamiento de sus clientes.

En ese sentido, Gustavo Portillo, encargado del boliche “Ge Club”, contó a El Territorio, “todavía abrimos como bar, en determinado momento de la noche, la gente se para a bailar alrededor de sus mesas, y con nuestra seguridad tratamos de que eviten juntarse mucho. Nuestra capacidad como boliche es para 300 personas, ahora estamos trabajando a un 50% de la capacidad. Vendemos 100 entradas anticipadas, y las otras 50 son para habitués y colaboradores”.

Portillo agregó que “con un 50% del aforo es difícil cubrir los costos, alquiler, seguridad, djs, personal de limpieza, mozos; tenemos más de 15 personas trabajando por la noche. La idea es al menos cubrir los gastos, obviamente que si habilitan como boliche cambia todo, el costo del bar termina siendo el mismo que el del boliche”.

Por su parte Raúl Vera, encargado de la confitería bailable “Mantra Lounge Club”, sostuvo, “tenemos que tener en cuenta que este rubro fue uno de los más afectados, después de más de un año y medio, recién ahora van a dar el visto bueno para que la gente pueda salir a bailar. Cómo hacemos nosotros para que la gente se mantenga distanciada, no se bese, no se abrace. Ahora tenemos más personas controlando toda la noche eso, y cada vez se hace más difícil, la gente ve lo que pasa en las fiestas nacionales, en las canchas de fútbol; y vienen acá y buscan lo mismo.  Quieren disfrutar, salir de ese encierro que duró tanto tiempo”.

El empresario además reflexionó, “hay que tener en cuenta que, si nosotros estamos abiertos o no, la gente igual sale, se reúnen en otros lugares: casas, fiestas clandestinas, sin costos, sin controles. Creo que la mejor opción es que se habiliten los boliches para que la gente esté contenida, cuidada; porque la gente igual sale a festejar, es mejor en lugares habilitados, con ventilación, con seguridad. Creo que la expectativa es grande tanto para nosotros como la gente en general, esperan salir libremente y disfrutar. Todavía muchos optan por las fiestas clandestinas porque en los bares hay muchos controles, y eso genera molestias a los clientes que concurren en busca de distracción”.

Desde el municipio, el asesor legal de la municipalidad, Nahuel Petuad, explicó que se espera la adhesión de la provincia para avanzar con la reapertura de estas actividades, que ya fueron habilitadas por nación.

 

Con colaboración de la corresponsalía de Puerto Rico

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias