miércoles 20 de octubre de 2021
Cielo claro 19ºc | Posadas

Mercantiles analizan fortalezas y debilidades de uno y otro lado

En las tres fronteras analizan cómo se reiniciaría la actividad comercial

Posadas pide que Nación aplique medidas de fondo. Encarnación busca recuperar el circuito comercial. Los que esperan comercializar, Irigoyen, Cerqueira y Barracao

miércoles 13 de octubre de 2021 | 3:15hs.
En Encarnación acondicionan los comercios para recibir a compradores.
La esperanza en la apertura del puente
La esperanza en la apertura del puente

La reapertura de las fronteras entre Posadas y Encarnación e Irigoyen y Dionisio Cerqueira, moviliza a todo el sector comercial tanto de argentinos como de paraguayos y brasileños. Si bien los primeros días no implicaría una apertura total para la actividad, todos empiezan a prepararse.
En Encarnación, uno de los más golpeados por el cierre de frontera, mejoran los accesos a los comercios. También desde Brasil indican que representará reactivar la economía que estaba frenada desde que se declaró la pandemia. En Irigoyen esperan volver a recibir a compradores de la zona Norte. En Posadas, insisten en que se debe trabajar en medidas impositivas que permitan competir en igualdad de condiciones.
Sobre este punto, Jorge Lindheimer, vicepresidente de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas (CCIP), indicó a El Territorio que actualmente tanto el comercio capitalino como de la provincia en general está viviendo un buen momento y que “con el cierre de las fronteras quedó demostrado que estamos a la altura de las circunstancias y que la frontera generaba una fuga de divisas”.
Desde el rubro son “conscientes de que los puentes unen y que tenemos que trabajar en conjunto, pero necesitamos mecanismos impositivos que nos permitan competir en igualdad de condiciones”, en referencia al área aduanera especial que desde hace tiempo viene solicitando Misiones a la Nación en el afán de evitar nuevas asimetrías económicas.
Caso contrario, “vamos a volver a una situación que ya conocemos, como un mayor desempleo y volver para atrás”, en el caso de no obtener el beneficio en materia impositiva para el comercio misionero.
Planteó que Nación “debe reconocer la geopolítica de la tierra colorada, que tiene 90% de fronteras y que el país cuenta con alta carga impositiva, sumado a una inflación anual del 50% frente al caso de Paraguay que por año tiene el 3 por ciento”.
El vicepresidente de la CCIP indicó que de reabrirse la frontera con Paraguay, que permanece cerrada desde 2020, “por el tipo de cambio se jugará a nuestro favor, por lo que va a convenir abrir la frontera porque los paraguayos consumirán en el corto plazo”.
Sin embargo, dicha jugada a favor quedaría nula si la inflación local sigue en ascenso. Por ello, reiteró el pedido de beneficios a la Nación.

Con incertidumbre
Valentín Fernández, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Encarnación, se mostró cauteloso respecto a la pronta apertura, al recordar que en ese país hubo anuncios similares con anterioridad. “Por ahora son únicamente versiones”, dijo ante la falta de concreción de la apertura.
Afirmó que el cierre de fronteras afectó “muchísimo a la economía paraguaya”, y que de darse la apertura, “es al comerciante argentino al que más le conviene; pero es cierto que también se lograría normalizar nuestra economía”, dijo en declaraciones al programa Acá te lo contamos de Radioactiva.
Recordó que desde el inicio de la pandemia a la fecha, “el circuito comercial fue el más afectado, con el 80% de locales cerrados y pocas ventas. El sector del centro no resultó tan afectado”, señaló al detallar que allí llegan a comprar de otras zonas del interior de Itapúa.
“La mayoría de los que cerraron -en la zona comercial- es porque no pudieron aguantar y algunos quebraron. Otros seguramente recurrirán a créditos para volver a comprar mercadería y volver a trabajar. Para ellos tenemos créditos blandos”, puntualizó.
Finalmente sostuvo que efectivamente “hay comerciantes que están esperando la apertura real, pero la pandemia deja como escuela (enseñanza) que es necesario tener una economía más propia y no tan dependiente” de los compradores argentinos. 

Esperan formalizar las compras que se hacen

La reapertura de la frontera seca, entre Bernardo de Irigoyen y las localidades brasileñas de Dionisio Cerqueira y Barracao, estiman que traerían más beneficios a los comercios argentinos que a los brasileños. Pero desde ambas fronteras anhelan la apertura del puente.
Por muchos años las ciudades brasileñas Dionisio Cerqueira y Barracao con Irigoyen, fueron las ciudades elegidas por los misioneros de hasta unos 200 a 300 kilómetros a la redonda. Hasta había empresas dedicadas al tour de compras que operaban desde distintos puntos de la provincia para cruzar la frontera.
Este movimiento comercial en los últimos años -debido a la devaluación de la moneda argentina- fue cambiando, pero aun así, antes del cierre de fronteras en el marco de la pandemia del coronavirus, para los residentes en Bernardo de Irigoyen, muchas cosas les convenían comprar en Brasil o buscaban precios y conveniencias.
Actualmente de reabrirse la frontera mayormente serían los brasileños que pasarían a comprar en los comercios irigoyenses, ya que la mayoría de los productos, aparte de la calidad, son más baratos en la Argentina.
Durante la pandemia se vio afectada una parte del comercio en las ciudades brasileñas lindantes con Irigoyen, algunos se reinventaron o cambiaron de rubro y otros -aunque no fueron muchos-, tuvieron que bajar la persiana, sobre todo se vieron afectados, los comercios del rubro tienda y zapatería, regalerías y bazar, hotelería y gastronomía.

Productos requeridos
Hoy los productos que los argentinos todavía están comprando en Brasil -más allá de que no se pueda pasar de manera legal y porque así lo permite la frontera seca-, son materiales de construcción, como pisos cerámicos y pegamento, PVC para cielorrasos, techos de fibrocemento, mallas y columnas de hierro armadas, también muebles y electrodomésticos ingresan desde Brasil.
Las estrategias que usan los comercios brasileños para atrapar clientes, son las facilidades de pagos que ofrecen las casas de ventas de materiales de construcción y las cadenas de ventas de muebles y electrodomésticos. Los supermercados, por su parte, realizan tentadoras ofertas en días claves de la semana y el mes.
De reabrirse la frontera, hoy por hoy, los brasileños llegarían a los comercios irigoyenses por productos comestibles en general, gas, combustibles, productos de limpieza, prendas de vestir y calzar, más allá de los preferidos de siempre como ser el vino, aceite de oliva, perfumería, cosmética, chocolates y alfajores. 

Apuntan que se reactivará la economía

Desde Brasil también destacaron la importancia de la apertura. “Es de suma importancia que la frontera se reabra”, dijo Raquel Schwab, presidenta de la Asociación Comercial y Empresaria, que nuclea a mercantiles de Dionisio Cerqueira y Barracao, las dos ciudades fronterizas con Irigoyen. En declaraciones a medios locales destacó que la apertura del paso “representará un mayor movimiento, como el de turismo de compras. Por eso, nosotros también nos veremos beneficiados, porque vendrán a consumir en los restaurantes, usar los hoteles y nuestros comercios locales”.
Añadió que “los argentinos necesitan hacer compras aquí, en Brasil, porque son de extrema importancia para ellos”. Por eso, insistió: “Vemos como algo positivo y esencial la apertura de frontera para reactivar y fortalecer la economía paralizada prácticamente desde hace dos años”.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias