domingo 17 de octubre de 2021
Cielo claro 22ºc | Posadas

Son investigados por robar 80.000 dólares mediante el “cuento del tío” en Posadas

Excarcelaron bajo caución a los dos imputados por estafa telefónica

Alejandro E. y Héctor S. podrán aguardar el avance de la causa en libertad. Tendrán prohibido salir de Misiones y deberán comparecer periódicamente ante las autoridades

martes 12 de octubre de 2021 | 6:03hs.
Excarcelaron bajo caución a los dos imputados por estafa telefónica
La detención de la banda fue concretada el 8 de septiembre por la Brigada de Investigación de la UR I. Foto: Federico Gross
La detención de la banda fue concretada el 8 de septiembre por la Brigada de Investigación de la UR I. Foto: Federico Gross

Los dos imputados que permanecían detenidos en el marco de la investigación por un caso de estafa telefónica perpetrada en Posadas fueron excarcelados en los últimos días luego de cubrir cauciones reales y seguirán el avance de la causa en libertad, aunque con marcadas restricciones.

Al tratarse de un hecho que tiene una expectativa de pena que no supera los seis años de prisión, la estafa es considerada un delito de carácter excarcelable, siempre y cuando, por ejemplo, las autoridades consideren que la liberación de los procesados no representen riesgos de fuga, entorpecimiento de la causa o en un peligro para la sociedad.

En este contexto, un mes después de ser detenidos, los dos imputados y principales acusados en una causa por estafa telefónica cometida en Posadas, solicitaron su excarcelación y las autoridades del Juzgado de Instrucción Dos dieron lugar, aunque con marcados requerimientos y restricciones.

En detalle, las fuentes indicaron que ambos implicados obtuvieron el beneficio de la excarcelación mediante la cobertura de cauciones reales.

El mayor monto impuesto fue de $1.000.000 y lo cubrió Alejandro Pablo E. (47) a fines de septiembre, mientras que Héctor Daniel S. (46) obtuvo una reducción en la suma requerida.

De esta manera, ambos implicados recuperaron la libertad pero la causa que se instruye en sus contra seguirá avanzando normalmente.

Mientras tanto, los imputados tendrán prohibido salir de la provincia y deberán comparecer ante las autoridades en forma periódica para demostrar que siguen ajustados a derecho, entre otras restricciones y condicionamientos. “Los seguiremos vigilando de cerca”, graficó un pesquisa.

En la causa hay otras dos implicadas. Son Tania Z. (43) y Carla V. (45), respectivas parejas de los imputados masculinos, quienes fueron excarceladas apenas después de las audiencias de declaración indagatoria, pero siguen supeditadas al expediente.

Estafa, pesquisa y detención

La banda fue detenida el 8 de septiembre pasado, tras una redada realizada por el personal de la Brigada de Investigaciones de la Unidad Regional I de la Policía de Misiones, quienes venían siguiendo las pistas de una estafa telefónica concretada en perjuicio de una adulta mayor a la cual le robaron cerca de 80.000 dólares utilizando la conocida modalidad del “cuento del tío”.

En esa ocasión, los pesquisas constataron que el golpe había sido planificado a la perfección. Los ciberdelincuentes sabían que la mujer estaba sola porque su marido había viajado y hasta enviaron un cerrajero -que aparentemente obró de buena fe- a la casa de la víctima para poder acceder a la habitación donde la pareja guardaba el dinero ahorrado.

Tras la correspondiente denuncia, en el caso comenzó a trabajar el personal policial, que llevó adelante una minuciosa pesquisa basada inicialmente en la revisión de cámaras de seguridad.

Justamente, fue mediante esa vía que los investigadores primero lograron identificar al cerrajero. El hombre fue entrevistado y aseguró que había recibido entre cuatro y cinco llamadas desde un número desconocido, hasta que atendió y le pidieron que vaya a la casa de la víctima para acceder a una habitación, sin conocer el verdadero fin que iba a conllevar su acción. Incluso, afirmó que fue la propia mujer quien le abonó por el trabajo realizado.

A partir de ello, los pesquisas se centraron en el análisis de cámaras de videovigilancia y las fuentes detallaron que se revisaron cinco horas de grabación hasta que pudieron visualizar a dos sujetos llegando al inmueble de la víctima a bordo de un Ford Ka blanco que se transformó en la punta del ovillo del caso.

El siguiente paso fue tomar nota de la patente del rodado y a partir de ello se realizó un rastreo de los movimientos del vehículo, lo que permitió establecer los puntos cardinales por los cuales circulaba frecuentemente.

El “mapa de calor” del automóvil apuntó entonces hacia la zona comprendida en las inmediaciones de las avenidas Francisco de Haro y Quaranta, donde el 8 de septiembre finalmente se dio el gran golpe.

Allí fueron detenidos los dos hombres y una de las mujeres. Estaban a bordo de un Ford Ka blanco que terminó incautado y consigo llevaban 180.000 pesos y 600 dólares.

Después de ello, los investigadores realizaron allanamientos en las viviendas particulares de cada uno de ellos, hallando más dinero en efectivo y otros elementos probatorios como, por ejemplo, una máquina de contar de billetes y prendas que serían coincidentes con las que vestían los sospechosos detectados en las cámaras de seguridad al momento de cometer la estafa. 

En los procedimientos además se incautaron varios teléfonos celulares que fueron inmediatamente enviados a “autopsias digitales” mediante las cuales los investigadores confían obtener más información que pueda cerrar el círculo de pruebas y, por qué no, determinar si existen más involucrados en la maniobra delictiva.

En la causa interviene en el Juzgado de Instrucción Dos de Posadas, a cargo del magistrado Juan Manuel Monte.


Claves del caso

Causa. La causa en contra de la banda nace tras la denuncia de una mujer que fue engañada telefónicamente y cayó en la famosa estafa del “cuento del tío”. Le robaron 80.000 dólares.

Pruebas. La pista clave fue el seguimiento de un Ford Ka captado por cámaras de vigilancia. A los implicados se les incautó dinero, una máquina de contar billetes y prendas comprometedoras.

Excarcelable. Al tratarse de un hecho que tiene una expectativa de pena que no supera los seis años de prisión, la estafa es considerada un delito de carácter excarcelable. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias