domingo 17 de octubre de 2021
Cielo claro 22.7ºc | Posadas

La obra solucionaría uno de los problemas más graves de la zona

Se inauguró la nueva toma para la distribución de agua en Iguazú

El gobernador Oscar Herrera Ahuad entregó ayer la planta potabilizadora que funcionará sobre el Paraná. Otras dos obras hídricas siguen en marcha en la ciudad

martes 12 de octubre de 2021 | 6:04hs.
Se inauguró la nueva toma para la distribución de agua en Iguazú
El gobernador recorrió las instalaciones de la nueva toma de agua. Foto: Norma Devechi
El gobernador recorrió las instalaciones de la nueva toma de agua. Foto: Norma Devechi

La obra de la segunda planta potabilizadora de Puerto Iguazú, anhelada por los vecinos desde hace varios años, concluyó y fue entregada por el Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (Iprodha) para ser administrada por el Instituto Misionero de Agua y Saneamiento (Imas), que pondrá a punto y trabajará en las redes de distribución para abastecer las zonas más complicadas. El acto de entrega y puesta en funcionamiento de la nueva planta fue encabezado por el gobernador de Misiones Oscar Herrera Ahuad, acompañado por el intendente Claudio Filippa y funcionarios provinciales.

La planta comenzará a trabajar con una línea de distribución de 200 milímetros. Asimismo, el equipo del Imas comienza esta semana con el trabajo de cierre de malla para evitar que el agua se escurra a zonas con conexiones ilegales que no existen en los planos, como los asentamientos irregulares que cuentan con conexiones a red.

El equipo realizará un relevamiento para legalizar a estas familias, con el fin de incluirlas y así contar con el consumo real de agua potable. Estiman que la planta estaría operativa en un 100% abasteciendo de forma continua a los barrios más altos de la ciudad a fines de diciembre.

La nueva planta cuenta con tecnología y sensores que evitarán inconvenientes ante los imprevistos cortes de energía eléctrica y regularán la producción de agua potable. Además es una planta sustentable debido al uso de materiales amigables con el medioambiente, que son esenciales durante el proceso de potabilización y reducen la utilización de productos químicos.

Además, se ejecutan otras dos obras para mejorar el suministro de agua potable, una de ellas es la puesta en valor y ampliación de la toma de agua del arroyo Mboca-í y la otra es la obra de la nueva toma de agua del río Iguazú. Una vez finalizadas, la problemática de agua en Iguazú estaría solucionada.

Al respecto, Herrera Ahuad indicó: “Dijimos que íbamos a comenzar a trabajar en una solución definitiva a la problemática del agua en Iguazú, una de esas soluciones era poner en marcha este sistema, importante por sus características”.

“La toma estará en el río Paraná que es más estable que el Iguazú, tiene una estación de bombeo intermedia que llega a la zona más alta de Puerto Iguazú desde donde llegará a toda la ciudad. También para marzo o abril, tendremos concluida la nueva toma sobre el río Iguazú, que va a generar un sistema mucho más eficiente, además de la del arroyo Mboca-í. Con las tres tomas, el primer semestre del año próximo, Iguazú tendría que tener resuelto el problema del agua”, dijo.

Además, adelantó que se trabajará en el reasfaltado en la avenida central de Iguazú, desde la ruta 12 hasta el hito Tres Fronteras.

La obra

La última etapa de la obra fue ejecutada por el Iprodha y está constituida por la toma de agua sobre el pontón flotante ubicado sobre el río Paraná, el sector de rebombeo de impulsión de agua cruda en el barrio Santa Rosa, la planta potabilizadora, cañería de impulsión, cisterna de reserva y piletones para la potabilización del agua en el barrio Las Leñas. En esta primera etapa, la planta tendrá una capacidad de 400 metros cúbicos por hora de agua potabilizada.

Mientras tanto, la cisterna de almacenamiento de agua contará con una capacidad de 3 millones de litros. Este predio está ubicado en uno de los puntos más altos de la ciudad que permitirá la distribución de forma directa por la gravedad.

La obra comenzó en el 2014 y en ese momento la construcción se inició con fondos nacionales, luego fue suspendida en el 2015 con el cambio de gobierno nacional. En tanto, el gobierno de Misiones la retomó en el 2017, pero no fue concluida. Ya en el 2020, Herrera Ahuad vio la necesidad de completar la planta por los problemas de provisión de agua que se registraron durante la bajante abrupta del río Iguazú, es por ello que la financiación fue solventada con recursos de la Provincia.

La obra está compuesta por una nueva toma de agua sobre el río Paraná, cañería de impulsión de agua cruda, con caños de hierro dúctil de 700 milímtros de diámetro y 3,5 kilómetros de longitud; mas una planta potabilizadora con una capacidad de 400 metros cúbicos por hora (ampliable a 800 en una segunda etapa y 1.600 en una tercera etapa). Este nuevo sistema estará indemne de las actuales fluctuaciones del río Iguazú, ya que el caudal del Paraná es superior. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias