martes 26 de octubre de 2021
Cielo claro 25.7ºc | Posadas

Ñande Reko Rapyta (Nuestras raíces)

Intervenciones… lopaitema

viernes 08 de octubre de 2021 | 6:00hs.
Intervenciones… lopaitema

E
l 20 de marzo de 1955 se realizaron las primeras elecciones democráticas en la provincia de Misiones, de acuerdo a la Ley Electoral –que se inauguraba– el territorio misionero se organizó en dos grandes circunscripciones. La primera, conformada por treinta circuitos, abarcó la zona sur, y la segunda, con treinta y tres circuitos electorales, comprendió el centro y norte.

Fue un triunfo contundente del peronismo sobre el radicalismo –52.567 votos para el primero y 18.965 para el segundo– que consagró al doctor Claudio Arrechea como gobernador y al doctor Francisco de Haro como vicegobernador, a veintiocho diputados provinciales oficialistas –nueve fueron mujeres- y cuatro opositores que dieron vida -por primera vez - a la Cámara de Representantes; también se eligieron dos senadores, una mujer y un varón… ni se soñaba con ley de cupo alguno por esos días.

Días más tarde –el 4 de junio–, las nuevas autoridades prestaron juramento y asumieron sus cargos, pero la democracia duró lo que un suspiro y el 20 de septiembre del mismo año se produjo un golpe de estado, autodenominado Revolución Libertadora y otro período de facto se inició.

Misiones se vio especialmente afectada; a la persecución implícita de militantes y políticos, los exilios forzados y las detenciones arbitrarias, se sumó la incertidumbre ante la condición de “provincia argentina” cuando se conoció el contenido de la llamada Ley Antiperonista, es decir el Decreto de Ley N°4161 fechado el 5 de marzo de 1956, que puso en cuestión ese “asunto”.

Cinco largos años y una Constitución se debió esperar para “asegurar la partida”, la provincia fue intervenida y una sucesión de seis personas designadas por el gobierno nacional comandaron los destinos de Misiones; el primer interventor fue Juan Carlos Rocca –por pocos días–, designado el 20 de setiembre de aquel año mismo fue reemplazado por Adolfo Pomar el 3 de octubre siguiente.

Rocca era teniente de navío de la Armada Argentina cuando se lo designó y destinó a nuestra provincia y puso en marcha en “aparato represor” característico de este tipo de gobiernos militares –o cívico-militares-; Pomar había desempeñado cargos públicos con anterioridad y se desempeñó como interventor hasta el 30 de abril de 1958, continuó con las tareas propias de todo gobierno de facto, persecuciones, detenciones ilegales, etcétera, etcétera. Sin embargo, la historiografía misionera tradicional lo perpetuó haciendo hincapié en algunas concreciones de su gestión, en pos de la futura reinstitucionalización de Misiones –creación del Banco Provincia y del Instituto de Previsión Social y las áreas gubernamentales Dirección de Vialidad, de Educación y Cultura, de Turismo, de Industria y los Departamentos de Topografía y Geodesia y de Aeronáutica y el famoso Plan Urbis, por citar algunas -.

A continuación, asumió como interventor Pedro Rebollo, el 2 de mayo de 1958; el día anterior había jurado la primera magistratura del país Arturo Frondizi. Rebollo cumplió con sus funciones hasta el 26 de mayo del mismo año, era mayor del Ejército, había sido jefe del regimiento con asiento en Posadas y funcionario de la municipalidad capitalina.

El cuarto interventor fue el doctor Julio Bruwer de Konig, desde 26 de mayo de 1958 hasta el 16 de marzo de 1959, un cordobés que por entonces militaba en la Unión Cívica Radical Intransigente. Fue reemplazado por doctor César Napoleón Ayrault quien cumplió con la designación hasta el 14 de enero de 1960 -ambos compartían la misma convicción partidaria -. Ayrault era posadeño y tenía una probada trayectoria política; para esa fecha, había integrado la primera formación de la Cámara de Diputados provincial.

El último interventor fue Francisco Luis Martos, desde el 14 de enero de 1960 hasta el 1° de mayo del mismo año.

Durante estos tumultuosos años, más exactamente el 30 de agosto de 1957, una nueva Convención Constituyente comenzó a sesionar … convocada por el gobierno de facto en ejercicio… Lo hizo hasta 21 de abril de 1958, cuando se sancionó la Nueva –y definitiva– Constitución Provincial, la que nos rige hasta la actualidad, reformas mediante. Sí, leyó bien, saque sus propias conclusiones.

Y como todo llega a su fin, luego del proceso electoral correspondiente, con el partido que representaba más de la mitad de la voluntad electoral proscripto, se llevaron adelante nuevas elecciones y el 1° de mayo de 1960 César Napoleón Ayrault tomó posesión de la primera magistratura de Misiones hasta el 23 de abril de 1962, porque -casi un mes antes-, el 29 de marzo se había consumado otro golpe de estado, pero esa es otra historia.

Esa “mala costumbre” de derrocar gobiernos democráticos, una y otra y otra vez, desde el año 1930, también tuvo su final –ojalá así sea–, y desde el 10 de diciembre de 1983, la Argentina vive en la sucesión constitucional de gobiernos elegidos por voluntad popular, en sufragios libres, secretos y obligatorios; nunca antes en la historia nacional hemos tenido tantas décadas de paz cívica, de libertad de expresión y de ejercicio de la ciudadanía.

Nunca antes este país ha podido disfrutar, ejercer y reclamar desde un estado de derecho como en el que vivimos; nadie dice que esta realidad es la panacea, siempre hay cuestiones que mejorar, cambiar, incorporar, etcétera; las hubo y posiblemente las habrá, pero de eso se trata la sociedad y la ciudadanía.

¡Hasta el próximo viernes!

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias