domingo 24 de octubre de 2021
Cielo claro 20ºc | Posadas

Los fundamentos del fallo TP 1 de Eldorado se conocerán el 21 de octubre

Perpetua para Ariel Duarte por el femicidio de Ruth Gómez

Ariel Duarte (26) habló ayer por primera vez en el juicio, pero no logró torcer su destino. “Me siento un cobarde por no haber evitado que algo así pudiera pasar”, dijo

miércoles 06 de octubre de 2021 | 6:08hs.
Perpetua para Ariel Duarte por el femicidio de Ruth Gómez
Ariel Duarte está detenido desde 2018 y deberá cumplir al menos 35 años de prisión efectiva. Fotos: Matías Bordón
Ariel Duarte está detenido desde 2018 y deberá cumplir al menos 35 años de prisión efectiva. Fotos: Matías Bordón

Ariel Ángel Duarte (26) habló ayer por primera vez desde que comenzó a ser juzgado en Eldorado. El joven ejerció el derecho de brindar sus últimas palabras ante el tribunal, pero no logró cambiar su destino: fue condenado a prisión perpetua por el femicidio de Elizabeth Ruth Gómez (17), conocida como La China, quien fuera su pareja al momento del hecho.

“Lo que tengo para decirles es que la relación que teníamos con Ruth fue una relación muy tormentosa, muy tóxica, por así decirlo, pero ninguno de los dos hubiese querido este desenlace. Ella últimamente se manejaba de forma agresiva, muy violenta, no tanto por lo celos, sino también por una situación familiar que ella tenía. Ella me decía yo era su único apoyo”, expresó el hasta ayer imputado y ahora condenado ante los magistrados Ángel Atilio León, María Teresa Ramos y Eduardo Jourdan (subrogante), integrantes del Tribunal Penal Uno de Eldorado.

De esta forma, el muchacho hizo uso del derecho a sus últimas palabras antes del veredicto, un acto procesal establecido, pero que ya no cuenta como una declaración. Fue la primera vez que se lo oyó, dado que en el transcurso de las ocho audiencias restantes optó por el silencio.

En total, Duarte se explayó nueve minutos, aunque nada pudo torcer su destino. Tras un cuarto intermedio, el tribunal regresó a la sala de debates con la decisión firmada y el veredicto fue condenarlo a la pena de prisión perpetua como autor de los delitos de “lesiones leves calificadas en concurso real con homicidio agravado por la situación de pareja, violencia de género (femicidio) y utilización de arma de guerra”.

“Yo no voy a mentir. Sí, tenía mis macanas. Tenía chicas con las que andaba y ella (por Ruth) en varias situaciones se había dado cuenta de esas cosas. Sí, teníamos discusiones, teníamos malos entendidos, pero siempre la que llevaba todo más allá de eso era ella con sus agresiones, rompiendo vidrios, tirando todo el piso”, agregó Duarte.

Y continuó: “En ese momento que pasó todo, que la vi desvaneciendo en mis brazos, sangrando, no sabía qué hacer. Me desesperé, entré en shock. No sabía qué pensar. Fue muy duro. Hasta el día de hoy no entiendo el motivo de haberme comportado así después de ese suceso. Me siento un inútil, un cobarde por no haber evitado que algo así pudiera pasar”.

En otro punto, incluso señaló que “confiaba en la Justicia” y esperaba “que algún día esto se aclare, se resuelva”. También indicó que se mantuvo “creyendo en Dios también, en que todas las cosas salen como tienen que ser. La verdad lamento muchísimo haberla perdido”.

Sin embargo, nada pareció convencer al tribunal, que en contrapartida dictó sentencia en consonancia con el pedido efectuado por el fiscal Federico Rodríguez el jueves pasado.

El pedido de la fiscalía

En su alegato, Rodríguez se había basado -entre otros elementos de prueba- en dos pericias balísticas incorporadas al proceso para concluir que Ruth Gómez no se disparó sola, ni el hecho se trató de un accidente, sino que fue un femicidio y que el autor del crimen fue concubino Ariel Duarte.

El femicidio de Ruth fue descubierto durante la noche del 22 de julio del 2018 en su casa en las 2.000 Hectáreas de Puerto Iguazú y horas después fue detenido Duarte, quien registraba una denuncias previa por hechos de violencia de género perpetrados contra la joven.

La trama del caso comenzó a develarse cerca de las 23, cuando familiares del acusado se presentaron en la Comisaría Tercera de esa ciudad. Allí una hermana de Duarte narró que el hombre les había contado que tuvo una discusión con Ruth, en la que ella primero intentó atacarlo y luego terminó disparándose accidentalmente.

Esa misma versión expuso el hombre durante la etapa de investigación -en el juicio no declaró- y fue la única que se tuvo, pero todo debía ser corroborado.

La complejidad de la causa estuvo representada, entonces, por falta de testigos presenciales, ante lo cual los investigadores debieron valerse de otros elementos de prueba que comprometían al acusado: la denuncia por violencia de género radicada el 15 de abril de ese mismo año y una primera pericia balística que indicaba que el disparo se produjo a distancia, lo que descartaba la hipótesis del autodisparo durante un forcejeo.

En ese marco, a mitad del debate, Rodríguez pidió la realización de una nueva pericia y esos resultados sentaron las bases de su acusación.

Para el titular del Ministerio Público Fiscal, la versión introducida por el imputado y mantenida por su defensa era un “absurdo” y “una historia que no tiene sentido”.

“Lo que acá es categóricamente determinante son las pericias adjuntadas en la causa. Con eso quedó demostrado que Ruth no se disparó. Situación que ya estaba probada y no sólo por las pericias, pero lo importante aquí era sacar todo tipo de dudas y destruir el esquema defensivo”, lanzó Rodríguez al momento de su alegato.

Y para profundizar su argumento, citó los informes que concluyeron que el disparo que acabó con la vida de Ruth tuvo “un trayecto de arriba hacia abajo”, “introduciéndose entre las vértebras D8 y D9” y afirmó que en los estudios “se descartaron lesiones por chamuscamiento y ahumamiento de piel en lesión de herida de arma de fuego, lo que hace presumir que el disparo fue realizado a distancia por terceros”.

Por último, agregó que “como se vio en la pericia, los disparos a bocajarro, a 5 y a 15 centímetros dejan huellas de ahumamiento y chamuscamiento. Incluso, en este caso no quedaron rastros de los disparos en la ropa secuestrada, evidenciando que el disparo fue hecho a más distancia”.

En base a esas conclusiones, Rodríguez había solicitado el jueves pasado la perpetua para Duarte y ahora el Tribunal dictó en consonancia con su pedido. Los argumentos del fallo serán comunicados el 21 de octubre.

Tras oír la sentencia, Duarte fue esposado y volvió a ser trasladado hasta la Unidad Penal III, donde deberá cumplir al menos 35 años de prisión efectiva, salvo que prospere alguna apelación.


“Le dejó morir, le dejó agonizando”

Mientras de un lado la familia de Duarte lo acompañaba con carteles reclamando su inocencia, del otro la tía de Ruth y sus allegados oían con dolor las últimas palabras del acusado.

“Él va a decir que lo que quiere ahora, pero nada es así. Yo siempre estuve con ella (por Ruth) y toda la familia estuvo con ella. Él le dejó morir, le dejó agonizando. Él estaba con los cinco sentidos cuando hizo lo que hizo, ¿por qué no le ayudó, por qué no le alzó, por qué no pegó un grito al cielo para salvarle a ella? Le dejó agonizando. Le tapó con una frazada y la dejó. ¿Eso es amar? No. Eso no es amor”, señaló Rosana Gómez, tía y tutora de la víctima al momento del hecho.

Respecto al fallo, la mujer señaló que se sentía “muy feliz” y que era “lo que esperábamos”, aunque agregó “con esta condena nosotros no le traemos de nuevo a mi sobrina, pero lo menos se está haciendo justicia. Por otro lado, la familia del acusado se retiró sin brindar declaraciones.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias