jueves 28 de octubre de 2021
Algo de nubes 31.7ºc | Posadas

Sazonar y gestionar emociones

Brindarse en espíritu y cocina

Romina Arrechea ofrece talleres que no sólo instruyen sobre técnica culinaria, sino que apuestan a ser un espacio de encuentro, reflexión y espiritualidad para cocinar con amor

martes 05 de octubre de 2021 | 8:57hs.
Brindarse en espíritu y cocina
Fotos: Federico Gross
Fotos: Federico Gross

Es un don de Dios que el hombre coma o beba y disfrute de todos sus afanes, define el libro bíblico Eclesiastés.

Homenaje, encuentro, agasajo, ritual o placer, cocinar se pondera como una actividad que nos abre universos. Une naturaleza, cultura, historia, sentimientos y goce, como bien dice la Biblia.

Al subrayar que la comida provoca recuerdos y sentimientos, Romina Arrechea entendió que ‘‘Dios nos creó para que desarrollemos todos los sentidos y los explotemos en el acto de cocinar y comer’’.

Con delantal puesto y una mesa repleta de ingredientes cotidianos y originales, la cocinera impartió saber y sabor a sus primeras alumnas del emprendimiento que inició hace días nomás: Cocina con propósito.

Más allá de la creatividad que explora, los sentidos que potencia, cocinar es mucho más que un acto productivo con el fin de alimentarnos, se habla muchísimas veces de la comida que alimenta el alma y aseguramos que el cariño también es un ingrediente intangible que se siente en boca. Aprovechando este bagaje es que Cocina con propósito promete cambiar mesas y corazones.

Es que tras formarse con reconocidos chefs y embarcarse en múltiples emprendimientos, finalmente Romy expresa toda su personalidad en esta ambiciosa empresa.

 Los talleres serán temáticos, cercanos, enfocados en identificar todos los sentidos y las emociones. Tras la clase teórico-práctica habrá degustación y reflexión.

‘‘Es una alternativa diferente, una forma innovadora de incorporar la parte integrativa de la persona con lo que es la comida y cocinar. No sólo estoy dando una enseñanza teórica de cocina o de receta, sino que puedo dar todo lo que tenga de mí, de mi alma, mi espíritu, de la Palabra que he aprendido. La idea es que la persona se vaya con algo más profundo’’, explicó la cocinera.

En su primera clase, por ejemplo, las alumnas presentes tocaron, olfatearon, anotaron indicaciones específicas, cortaron verduras, cocieron una salsa limónea, entre otras cosas para finalmente configurar ‘La mesa del rey’, una idea inspirada en la Navidad, con un pavo rostizado como protagonista principal.

‘‘Cocinar ya es amor y por eso busco que puedan entender que es poner todo tu amor en un plato o en una olla, que se hace para los seres queridos, para tus amigos, para los invitados o en un emprendimiento, donde también se genera amor’’, detalló la emprendedora, que asegura que siempre tuvo la idea de poder conectar estas dos aristas inherentes de su vida: la espiritualidad y la cocina.

Si bien el proyecto fue soñado y pensado desde hace mucho tiempo, el aislamiento trajo un nuevo interés sobre la cocina, por lo que quizás impensados alumnos se sumen a esta nueva propuesta.

‘‘Creo que las personas tuvieron tiempo para mirar su corazón, este respiro les permitió ver qué les falta, qué no les falta y hoy pueden canalizar todo eso a través de este tipo de experiencias’’, consideró la maestra de cocina.

Hasta diciembre, los talleres estarán enfocados en el tiempo que se avecina, la Navidad, con diferentes propósitos. Las  próximas fechas, así como más precisiones de cada clase, se podrán conocer a través de las redes de la chef: @Romyarrechea en Instagram.

Un nuevo espacio para poder compartir, explorar y redescubrirse, poniendo una mano en el corazón y una en la masa.

‘‘Más allá de los títulos, las experiencias que he tenido con chef conocidos, el haber caminado ferias gastronómicas, entiendo que la cocina en sí, se trata de uno y entonces, esto es un poco de mí que doy al otro y que puedo recibir... porque creo que cuanto más enseñamos, más alumnos nos volvemos’’, reflexionó Arrechea sobre cómo este propósito potenciará, sin dudas, muchos otros. 

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%