lunes 18 de octubre de 2021
Cielo claro 23ºc | Posadas
El Ministerio del Interior informa que se abre el puente Posadas-Encarnación

Los cursos también apuntan a propiciar emprendimientos

La escuela técnica mejora los procesos de producción agrícola

Los estudiantes aprenden a utilizar maquinaria y a realizar instalaciones para el sector rural, conocimientos que luego llevan a sus propias familias

domingo 03 de octubre de 2021 | 6:05hs.
La escuela técnica mejora los procesos de producción agrícola
En las escuelas se enseña el uso y hasta la creación de herramientas para el trabajo rural. Foto: Carina Martínez
En las escuelas se enseña el uso y hasta la creación de herramientas para el trabajo rural. Foto: Carina Martínez

El Centro Educativo Luca Geonanni Fossati, conformado por la escuela primaria 385 y la Epet 28, con orientación en mecanización agropecuaria; característica que la torna única en la zona, funciona en paraje Gentil, municipio de San Pedro y es una de las tres escuelas que en la localidad enseñan basados en la agricultura. Uno de los principales objetivos de la institución es dotar a los alumnos de conocimientos para mejorar los procesos productivos y recuperar prácticas agrícolas que van desapareciendo.

A diferencia de los demás escuelas técnicas, la Epet 28 tiene la particularidad de contar con un diseño curricular propio que apunta fuertemente al sector agropecuario impulsando el arraigo rural mediante la implementación de técnicas, sistemas y tecnologías, que tornen productivos y vengan a simplificar y facilitar la ardua labor en el campo, sin dejar de promover la importancia de la formación continua.

“Nuestra finalidad es formar técnicos que tengan la capacidad de mejorar los procesos de producción, tratamos de que adquieran conocimientos para mejorar su vida en la chacra más allá que se le prepara para seguir estudiando. Estamos enfocados a que nuestros alumnos no emigren a las ciudades, que se queden en las chacras y que sea la chacra una oportunidad para salir adelante y lo vamos logrando mediante cada uno de los talleres”, indicó el director Aníbal García, haciendo referencia al objetivo de la escuela.

Los conocimientos que adquieren los alumnos, se pueden observar en distintos sectores de la escuela, donde más de algún mobiliario, equipamiento, instalaciones eléctricas, fueron realizados por los futuros egresados. En los talleres profesionalizantes, es donde el interés y compromiso de los docentes se pone en evidencia, dejando de ser solo la parte práctica de alguna materia sino que tornándose un espacio del cual se apropian tanto los alumnos como las familias de éstos; espacios donde los alumnos se tornan fabricantes y creadores de innovaciones que luego son aplicadas a las chacras, a la fecha avanzan en la construcción de un aserradero portátil o la fabricación de acoplados para tractores que vienen a reemplazar a los arados que se mueven a tracción de sangre.

Los talleres
Los talleres que directamente pueden incidir en el sector agrario son complementados con otros talleres como electricidad y panadería, por mencionar dos de ellos. Estos no sólo otorgan una certificación extra al alumno sino que aporta a la economía de las familias y fomentan la recuperación de prácticas que se fueron perdiendo. “Algunos talleres apuntan a recuperar prácticas olvidadas, como el simple hecho de hacer el pan en sus casas, claro que no sólo aprenden a hacer pan, el alumno sale con una certificación en panadería, puede emprender a partir de ello y también el taller de cocina apuntando a la utilización correcta de los alimentos que se producen en la chacra y que la comida en las casas sea más nutritiva”, explicó García.

En cuanto a los talleres donde implementan nuevos conocimientos, técnicas, sistemas y tecnologías para el arraigo rural, hacen hincapié en la utilización de las herramientas básicas, teniendo en cuenta que no en todas las casas los alumnos cuentan con elementos avanzados.

Estos talleres van desde carpintería, soldadura, electricidad, entre otros. “En una chacra siempre se puede romper alguna herramienta, que el alumno sepa soldar al igual que la energía eléctrica, llega hasta el sector rural y los alumnos aprenden a realizar una instalación para vivienda, en ambos casos es dinero que la familia se ahorra o un padre que realiza trabajo de albañilería implementa otro servicio con el aporte que realiza el hijo por ejemplo con soldadura haciendo rejas”, argumentó el director.

La huerta
Si bien decir “huerta” pareciera algo poco innovador o una cuestión conocida por las familias, en los últimos años, las condiciones del clima y suelo, obligan a que las familias implementen nuevos sistemas a fin de que las hortalizas y demás cultivos, se desarrollen de forma normal y rindan en cantidad como en calidad. En ese caso se enseñan los distintos sistemas de recuperación de suelo, cultivos bajo cubierta, sistemas de rotación de hortalizas, siembra y sistemas de riesgo.

 

La revolución de la chacra a través de la escuela La escuela, la familia y la comunidad se unen en un trabajo mancomunado Nuevos proyectos para el Agrotécnico de Jardín América Con mucho esfuerzo, se apunta a llegar a las escuelas EFA 4.0 Las ordeñadoras mecánicas para ganar tiempo y confort Promueven la transformación desde el acompañamiento El reclamo de una mejor conectividad se hace latente Crían cerdos en la escuela con el fin de mejorar la genética Formados en la escuela para quedarse en la chacra

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias