lunes 18 de octubre de 2021
Cielo claro 16.3ºc | Posadas

Por balaceras contra sedes judiciales

Otra condena para el líder de Los Monos: 22 años de cárcel

Es la séptima sentencia que recibe en su contra. Si las penas pudieran acumularse, debería cumplir 84 años tras las rejas

viernes 01 de octubre de 2021 | 6:03hs.
Otra condena para el líder de Los Monos: 22 años de cárcel
Ariel “Guille” Cantero ya tiene siete condenas en su contra.
Ariel “Guille” Cantero ya tiene siete condenas en su contra.

El líder de la banda narcocriminal Los Monos, Ariel “Guille” Cantero, fue condenado ayer a 22 años de prisión por balaceras cometidas en 2018 contra domicilios de funcionarios y sedes judiciales de la ciudad santafesina de Rosario, pena que se le unificó en 28 años y 8 meses por una condena previa que tenía por amenazas a un juez.

Al término del juicio oral que se realizó bajo una modalidad semipresencial en el Centro de Justicia Penal de Rosario, el Tribunal a cargo del debate encontró a Cantero responsable de siete de los diez ataques que se cometieron hace tres años en esta ciudad.

Además, el tribunal integrado por los jueces Hebe Marcogliese, Rafael Coria y Pablo Pinto, condenó a 20 años de prisión a Matías César; a la misma pena a su ex novia Lucía Uberti; y a 12 años y seis meses a Daniel “Teletubi” Delgado.

Como Delgado ya había sido condenado por homicidio en el juicio por el triple crimen de militantes sociales de Rosario, ocurridos en Año Nuevo de 2012, el tribunal le unificó la pena en 33 años y 6 meses de cárcel y lo declaró reincidente.

El resto de los acusados por las balaceras contra objetivos judiciales también fueron condenados: Leandro Olivera a 11 años; Leonel Fernández a 8 y Damián Chávez a 7. Otros cuatro jóvenes involucrados en esos hechos habían aceptado su participación y fueron condenados en procedimientos abreviados previos al juicio que terminó ayer.

La presidenta del tribunal, Marcogliese, remarcó que “los hechos objetos de este juicio no reconocen precedente en nuestro país” y recordó que en 90 días “se llevaron adelante 12 ataques” que no estaban dirigidos a personas “sino a instituciones, que esas personas representan como miembro de un poder del Estado”.

La jueza sostuvo que en el juicio se vio a “un poder, el de la violencia y el miedo, confrontando, desafiando y negando el poder del Estado”.

“Aspiramos a que este sea un punto de inflexión, un hito a partir del cual se ponga un freno definitivo a las organizaciones que ponen en vilo las instituciones democráticas”, auguró la presidenta del Tribunal.

La de ayer es la séptima condena que recibe Cantero, el jefe de la banda “Los Monos”, de las cuales cinco corresponden a delitos cometidos mientras estaba en prisión.

Si se pudieran unificar las condenas (el Código Penal Argentino no permite una privación de la libertad mayor a los 50 años), el capo narco debería pasar 84 años tras las rejas.

En ese sentido, Marcogliese dijo que “los jueces comprendemos que el fenómeno (de la narcocriminalidad) no se restringe a un problema de seguridad que pueda ser resuelto por un tribunal. No depende de las cantidades de personas detenidas, ni de los kilogramos de droga secuestrada, ni del monto de las penas que se impongan, que en muchos casos no impiden la comisión de nuevos delitos”.

En una lectura previa al fallo, el Tribunal puntualizó que los diez hechos de balaceras que se juzgaron se produjeron entre la sentencia que condenó a Cantero el 9 de abril de 2018, su traslado por decisión de la Justicia Federal a una cárcel de la provincia de Chaco en mayo y la detención de César y Uberti, en septiembre de ese año, “a partir de las cuales cesaron”.

Para los magistrados, Cantero fue el ideólogo de siete de los diez tiroteos y para eso se contactó desde la cárcel con los “cabecillas de tres bandas delictivas de Rosario, la de barrio Alvear liderada por Daniel Delgado; la banda de ‘Quintana’ liderada por César y la de Leandro Olivera”.

Ellos, a la vez, contactaron a los ejecutores materiales de los atentados que tenían por objetivo amedrentar o condicionar al Poder Judicial.

La sentencia enmarcó los hechos en la conflictividad de la narcocriminalidad, al sostener que los condenados son personas que “llevaban actos violentos de diversa naturaleza, vinculados a la defensa del territorio para asegurare el mantenimiento del negocio de estupefacientes”, así como “usurpaciones y uso de armas”.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias