lunes 18 de octubre de 2021
Cielo claro 16.3ºc | Posadas

Cambios de consumo y de oferta

Escuchar al cliente, la clave para acercarse y dar un mejor servicio

Los constantes ajustes al bolsillo llevan a los comerciantes a readaptarse. Observar a los clientes es más que necesario

domingo 26 de septiembre de 2021 | 13:40hs.
Escuchar al cliente, la clave para acercarse y dar un mejor servicio

En 2020 y por la pandemia de coronavirus que afectó a la población a nivel mundial, hubo muchas actividades que estuvieron paralizadas en nuestro país y eso hizo que en esos rubros la actividad económica sea baja o en algunos casos nula. Con el paso del tiempo, se comenzó a notar que los consumidores comenzaron a cambiar el tipo de consumo, es decir, la gente pasó de las primeras marcas a las segundas o terceras marcas, relación a los alimentos, por ejemplo.


“Toda la bonanza que por ahí tuvimos los supermercadistas o los almaceneros de barrio al comienzo de la pandemia, porque al no poder trasladarse la gente se acercaba más, este año se vio un poco más difícil. Empezamos a sentir el enfriamiento de la economía”, explicó Lucas Kerps, responsable del autoservicio ubicado en Tierra del Fuego 1781, con sucursal en la avenida Cabo de Hornos 3745, de Posadas.


Hace tiempo que en el comercio se empezó a notar que a los clientes habituales costaba un poco más hacer rendir su dinero. Es por eso que desde el autoservicio decidieron actuar rápido para colaborar con la economía de los hogares.


“Lo que mejor podemos hacer es escuchar. No hace falta escuchar verbalmente sino que hay que escuchar lo que la góndola dice, lo que dice el cliente cuando compra. Con datos estadísticos uno va viendo qué productos se venden más y cuáles se dejan de vender. Como supermercadistas nos dimos cuenta de que estamos en una situación compleja porque las primeras marcas están paradas”.


Aunque es un poco más grande en tamaño, el autoservicio sigue siendo el espacio de encuentro entre vecinos y más si se encuentra ubicado dentro de un barrio, como es el caso del Autoservicio Kerps, que todavía -y busca seguir así- escucha al cliente y cuáles son sus necesidades.


“Por más que el supermercado sea un poco más grande uno tiene que ser como el almacenero, que está en contacto con el consumidor en forma personal. Y tener en cuenta lo que pasa a los vecinos, por ejemplo si hay más nacimientos, incorporar más productos para bebés y para las mamás. En este momento podemos acompañar tratando de ver qué productos se puede conseguir por parte de fábrica que pueda amortiguar esta crisis”.


En este 2021 es el mismo cliente quien fue orientando al vendedor sobre qué es lo que esperaba ver en la góndola y, observando y escuchando, en el autoservicio se pudo ir cambiando algunas mercaderías o agregando a las que no se tenían en cuenta. Tal es el caso de las segundas marcas que, aunque no sean reconocidas, son de excelente calidad.


Kerps explicó a El Territorio además que otro punto importante es el de acercarse a la gente y tener presencia donde los consumidores los necesiten.


“Es muy importante el almacenero en nuestra compra del día a día, los misioneros no estamos invadidos por las grandes marcas, si bien hay algunas es mucha la diferencia con ciudades como Córdoba por ejemplo. Tenemos la costumbre de estar cerca y es por eso que los supermercados nos acercamos a los clientes, abrimos más sucursales -pequeñas- para estar en contacto, porque el cliente de acá no tiene la costumbre de ir a través de largos kilómetros a realizar sus compras”, expresó el comerciante.


Es decir, el misionero sigue apostando al almacén o al supermercado de barrio para abastecerse de los elementos cotidianos. z

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias