miércoles 27 de octubre de 2021
Cielo claro 19ºc | Posadas

El femicidio de Fiorella y el emotivo recuerdo de su amiga: "El amor no rompe, no maltrata"

Rocío Mereles era amiga y compañera de Fiorella en el instituto de formación docente de Aristóbulo del Valle. Su testimonio sirvió para definir el patron de agresividad del femicida Leopoldo Borovski (23), que terminó condenado a prisión perpetua.

sábado 25 de septiembre de 2021 | 17:45hs.
El femicidio de Fiorella y el emotivo recuerdo de su amiga: "El amor no rompe, no maltrata"
Rocío junto a Fiorella en una de las fotos que posteó en las últimas horas. //Fotos: Facebook.
Rocío junto a Fiorella en una de las fotos que posteó en las últimas horas. //Fotos: Facebook.

Las repercusiones por el brutal femicidio de la estudiante universitaria Fiorella Itatí Aghem (20) en la localidad de San Vicente, hace poco menos de tres años, se potenciaron durante la última semana como consecuencia del debate oral en el que el ex novio, Leopoldo Agustín Borovski (23), fue condenado a prisión perpetua por el Tribunal Penal Uno de Oberá.

Una decena de testimonios además del cúmulo de elementos de prueba acorralaron al acusado, posicionándolo como un sujeto posesivo, controlador, celoso, agresivo y manipulador, que un mes antes trató de estrangular a la joven pero no lo logró en razón de que Fiorella escapó a tiempo, pero entre la noche del 28 de febrero y madrugada del 1 de marzo de 2019 finalmente la asesinó y pocas horas después se fue a un encuentro de autos a Brasil.

Uno de esos relatos estremecedores que se escuchó en la sala de audiencias fue el de Rocío Mereles, amiga y compañera estudios de Fiorella en el instituto de formación docente de Aristóbulo del Valle, a quien ella había contado de ese primer ataque que terminó siendo un presagio de lo que ocurriría después, pese a que ya lo había denunciado y estaba vigente una restricción de acercamiento mutua.

"Ingresamos al profesorado, la conocí ahí. Era una persona muy callada, tímida. Tiempo después empezamos a tener confianza y me contó la relación que tenía con Leopoldo, un vínculo enfermizo. Era muy celoso, salían y no quería que ella hablara con nadie", recordó la joven y en ese contexto declaró que "una vez me contó que habían discutido y él (por Borovski) le dijo que merecía terminar muerta en un descampado. Le aconsejé que se aleje. Un mes antes de que desaparezca me contó que el tipo le había llevado a una chacra, que estaban charlando en la camioneta pero le empezó a reclamar cosas y la quiso ahorcar con un cable, que ella llegó a ver las estrellas y se le oscureció todo, eso me quedó grabado, pero en un momento se cae, pudo tomar aire, corrió y él comenzó a llorar, a pedirle perdón".

"Era siempre así, pedía perdón siempre que la lastimaba o lloraba y decía que se iba a matar, ella me contaba y tenía mucho miedo. Yo me llegué a enojar porque presentía que no iba a terminar bien, le aconsejaba que se aleje pero no fue suficiente. Fue una situación triste para mí porque fui su amiga", ponderó frente a los jueces, fiscal y abogados defensores del femicida.

"El amor no rompe, no maltrata".

En las últimas horas, dos días después de conocido el fallo condenatorio, Rocío escribió un emotivo posteo en su cuenta de Facebook, recordando a su amiga pero a su vez reclamando "que haya sido la última víctima de esta sociedad enferma, una sociedad donde todos los días se ejerce violencia sobre la mujer".

"¿Dónde puedo pedir para que la traigan de nuevo? ¿Existe esa posibilidad? Ni acá ni en ningún lugar del mundo va a suceder eso. Con Bruno (Ramos, el otro amigo de Fiorella que testificó en la causa) y tu familia hicimos todo lo necesario para que se te haga justicia. Pero ese hueco que dejo tu partida, no lo llena nadie", expuso.

En ese contexto prometió "desde la docencia recordarte toda mi vida y recordarle a cada persona que por sobre todas las cosas, deben amarse a sí mismas. El amor no rompe, no maltrata". 

-Levantate, ya estoy saliendo.
-Esperame en el Buffet.
-No te tardes. Ya estoy aca
-Me encanta el tere de limón.

Y así podría pasar enumerando tantas cosas que hicimos. Con Fiorella vivimos los primeros años de mi formación. Como mencioné en algún momento, formamos una amistad maravillosa, llena de momentos dorados, los almuerzos, la temporada de teres, las largas esperas de colectivos, interminables horas de estudio, los finales a los que le teníamos tanto miedo. Ayer luego de dos días de muchas actividades en una sala de debate, sentenciaron a la persona que le quitó la vida. ¿Cómo me siento? Uff!
¿Donde puedo pedir para que la traigan de nuevo? Existe esa posibilidad? Ni acá ni en ningún lugar del mundo va a suceder eso.
Con Bruno y tu familia hicimos todo lo necesario para que se te haga justicia..Pero ese hueco que dejo tu partida, no lo llena nadie. Cada vez que llego a la facultad y no te encuentro, se me hace añicos el corazón. Me duele mucho. Te extraño todos los días.
Pasaron dos años y logramos justicia como te prometimos aquel día de marzo, pero ¿Y vos?
Espero que hayas sido la última víctima de esta sociedad enferma, una sociedad donde todos los días se ejerce violencia sobre la mujer. ¿Somos menos?
Desde la docencia prometo recordarte toda mi vida y recordarle a cada persona que por sobre todas las cosas, deben amarse a sí mismas. El amor no rompe, no maltrata. ¡No voy a olvidarte, es una promesa!
Por la cristalina claridad de nuestros recuerdos voy a honrar tu memoria.
Y estaré eternamente agradecida a Dios por permitirme conocerte, ese ha sido un regalo. Siempre fue transparente, siempre fue bondadosa, en su corazón no había maldad.Me quede con los recuerdos más lindos, con las fotos más bonitas, con el amor que diste. Amor que buscaste en un lugar equivocado y no encontraste, con los momentos que fuiste el hombro en el que me apoye.
Me aterra el sólo pensar que jamás
voy a tenerte sentada a mi lado, jamas. Que jamás voy a escuchar Aghem Fiorella y digas presente. O en un final digas tranqui sos m.
Voy a hacer de cuenta que nunca te fuiste, que has ido de viaje y nada más. Guarde tu rostro en mi memoría, de ahí no saldrás jamás.
Cada vez que llegan momentos no tan buenos, te recuerdo sonriendo o riendo,(tenias una forma peculiar de reirte) ese es mi truco, esa es tu magia.
Te fuiste de este mundo físicamente, pero en mi residiras eternamente.
¡Descansa, Mi chonna!
Fue un placer ser tu amiga
Te extrañooo siempre.

El agradecimiento de la mamá de Fiorella

Transcurridas las horas de uno de los momentos más emotivos y angustiantes de su vida, la mamá de Fiorella, Mercedes Pereira Gómez, también se expresó en redes sociales haciendo público su agradecimiento a la sociedad misionera, además de los jueces y fiscales que trabajaron en el caso.

"Te queremos mucho Fiorella Itatí Aghem, eres la luz de nuestros ojos, te amamos. Todo el pueblo de San Vicente trabajó muy arduamente para conseguir justicia terrenal y justicia divina. La provincia de Misiones también trabajó muchísimo para que salga todo a la luz. Jueces y fiscales gracias por impartir justicia. Gracias Argentina por estar siempre muy pendiente de este aberrante crimen. No se como agradecer a toda esa gente maravillosa que siempre estuvo buscando lo mismo, que es justicia por mi hija Fiorella".

Caso Fiorella Aghem, el debate: "Le reventaba todas las cosas, la estrangulaba y después le daba flores y bombones"

Prisión perpetua para Leopoldo Borovski por el femicidio de la estudiante Fiorella Aghem

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%