lunes 18 de octubre de 2021
Cielo claro 21ºc | Posadas

Ocurrió ayer a la madrugada en San Vicente

Polémica por actuación de juez de San Vicente

Los efectivos “retenidos” fueron cinco. La medida quedó sin efecto en pocas horas. En un video acusan que el juez Casco actuó tras un llamado del dueño de la carga

sábado 25 de septiembre de 2021 | 8:03hs.
Polémica por actuación de juez de San Vicente
Los uniformados que estuvieron demorados trabajan en la seccional Segunda.
Los uniformados que estuvieron demorados trabajan en la seccional Segunda.

Cinco efectivos de la Comisaría Segunda de San Vicente, entre ellos la jefa de esa dependencia, permanecieron demorados durante unas horas entre la noche del jueves y la madrugada de ayer en el marco de una decisión tomada por el juez Gerardo Casco luego de la realización de un control de rutina a un camión cargado con soja sobre la ruta provincial 13.

 
“Este es un video policial que estoy filmando sobre la ruta 13, kilómetro 48. Estamos haciendo un control de rutina vehicular, paramos un camión cargado de soja. Acá tenemos a los dueños de la carga que vienen a instigar al personal policial que está haciendo su trabajo. El señor que está en la Toyota blanca acaba de decir que va a llamar al juez de instrucción”, se oye decir a uno de los uniformados en un video de 2:47 minutos que filmó y viralizó a modo de denuncia por la situación y que a su vez destapó el escándalo.


De acuerdo a lo que pudo reconstruir El Territorio, todo comenzó el jueves a las 21, mientras los efectivos de la Comisaría Segunda realizaban un control de tránsito rutinario sobre la ruta provincial 13, a la altura del kilómetro 48, y al lugar arribó un camión modelo Scania 340G transportando una carga de soja.

 
En esa instancia, los cuatro uniformados presentes en la ruta procedieron a realizar un control del rodado y de la documentación de la carga, para lo cual se articularon los mecanismos de comunicación con el policía fiscal de Agencia Tributaria Misiones (ATM).

 
Mientras se aguarda la respuesta de parte de ATM, la marcha del camión conducido por un joven de 25 años fue interrumpida, pero en esa instancia arribaron al lugar dos hombres que se presentaron como dueños de la carga, quienes aparentemente cuestionaron el procedimiento y se comunicaron telefónicamente con el magistrado Gerardo Casco, titular del Juzgado de Instrucción Tres de San Vicente.

 
Al menos así surge del video viralizado ayer y de los documentos con los descargos de la situación que los uniformados elevaron a sus superiores. “El señor que está en la Toyota blanca acaba de decir que va a llamar al juez de instrucción. Este otro señor, T., también está presionando el trabajo policial. Este video vamos a subir a los medios de comunicación para que vean como los dueños de la soja presionan a los policías que están haciendo su trabajo”, se oye en otro fragmento del audiovisual.

 
Al cabo de unos minutos, la respuesta de ATM llegó y el resultado fue que las documentaciones de la carga estaban en regla por lo que el camión volvió a ser liberado para que continúe viaje hacia la localidad de El Soberbio.

 
Las demoras

Pero allí comienza la segunda parte de la polémica. Al lugar arribó el magistrado Casco, quien anteriormente y por vía telefónica habría consultado con las autoridades de la Unidad Regional VIII si existían directivas para realizar el control sobre la ruta provincial 13.

 
Según las fuentes, en esa misma comunicación telefónica el magistrado ordenó la presencia en el lugar de una autoridad policial y del personal de la Brigada de Investigaciones. Al puesto acudió entonces el subjefe de UR, el comisario inspector Bruno Duarte, a quien se le dio directivas de levantar completamente el control.

 
Pero eso no fue todo. El juez también dispuso que los cuatro uniformados que estaban en la calle, sumado a la oficial auxiliar Eugenia Miranda, jefa de la comisaría interviniente -dependencia que más incautaciones registra en la jurisdicción-, sean “retenidos”, una suerte de demorados, en una seccional y que además se les secuestre sus armas reglamentarias.

 
Aparentemente, el subjefe de la UR en primera instancia no acató la orden al no comprender la finalidad de la medida y el juez habría deslizado la posibilidad de pedir la intervención de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA) en el hecho.

 
Incluso, ayer también se viralizó un audio que le atribuyen a Casco y el cual estaría dirigido al jefe de la UR. “Ahí les dije que vayan a hacer la denuncia a la UR, estaban yendo para allá, calculo que ya deben estar. A tu segundo le está faltando un golpecito de horno, me parece che. Le dije que proceda a la retención de acuerdo al código de procedimiento del personal actuante y la jefa de comisaría y le saque las armas. Y pasó una hora y no procedió a cumplimentar la orden dada.  Es más le dije que si es necesario llamar a GNA, iba a llamar”, se escucha en el material que trascendió.

 
Lo siguiente que ocurrió fue que los uniformados que estaban en el control fueron llevados en carácter de demorados hasta la Comisaría Primera, mientras que el dueño de la carga y el chofer fueron hasta la sede de la Unidad Regional bajo la recomendación de radicar una denuncia.

 
Sin embargo, en la denuncia o exposición, el conductor del camión no refirió haber sufrido ninguna irregularidad e incluso manifestó que fue bien atendido por los uniformados.

 
Las actuaciones fueron enviadas al magistrado, quien al constatar que no existía comisión de delito alguno ordenó que las medidas quedasen sin efecto y se levantara “la retención” de los uniformados. Se supo que los administrativamente los efectivos no tendrán sumarios, ni investigación interna porque no hay motivos para hacerlo.

 
Según señalaron fuentes consultadas, los efectivos demorados hicieron saber a sus superiores el malestar por la situación padecida e incluso ya comenzaron a asesorarse legalmente ante la posibilidad de iniciar acciones contra el magistrado. También pedirían ser trasladados de la ciudad.

 
“Fue grave lo que pasó. Hay efectivos que no quieren trabajar más en la misma ciudad. Algunos lloraban en la comisaría sin entender qué pasaba. Se les despojó de su arma, lo cual para un policía es grave”, calificó y cerró una fuente. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias