lunes 25 de octubre de 2021
Cielo claro 25.7ºc | Posadas

La inflación y el bajo poder adquisitivo influyen en el creciente endeudamiento

Crece el endeudamiento de familias por compras de alimentos con tarjeta

Con mayor frecuencia, las tarjetas de crédito están siendo utilizadas para alimentos e incluso pagar otras cuentas. Economistas advierten el peligro de no llevar un control

jueves 16 de septiembre de 2021 | 6:07hs.
Crece el endeudamiento de familias por compras de alimentos con tarjeta
Sin el control adecuado, la tarjeta de crédito es un arma peligrosa para el bolsillo. Foto: Natalia Guerrero
Sin el control adecuado, la tarjeta de crédito es un arma peligrosa para el bolsillo. Foto: Natalia Guerrero

El pago en cuotas y con tarjeta de crédito se volvió un escape ante la pérdida de poder adquisitivo y la creciente inflación. Según el último informe del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), el Índice de Precios al Consumidor aumentó durante agosto 2,5%, sumando así en los primeros ocho meses del año el 32,3% y en los últimos 12 meses, 51,4%.

Las familias buscan alternativas y cada vez más son las que utilizan los medios de pago en cuotas para comprar productos básicos, como alimentos, e incluso para pagar otras cuentas. Es que muchos de estos grupos familiares ya vienen golpeados por la cuarentena estricta que cerró durante un largo tiempo comercios e industrias, generando en miles de casos la pérdida de puestos de trabajo, cierre definitivo de pymes, entre otros problemas.

Por eso, la tarjeta de crédito es utilizada muchas veces cual si fuese débito, sin tener en cuenta los intereses que se van generando con el pago a largo tiempo. El problema se agrava cuando se gasta más de lo que se puede cubrir con el salario mensual, y más aún cuando se comienza a pagar mínimo, generando un cúmulo de intereses muy difícil de aplacar.

De hecho, un estudio en base a las cifras del Banco Central revela que las operaciones con tarjetas de crédito alcanzaron los 1.041.746 millones de pesos durante agosto.

“Significa un aumento de 5,3% respecto al cierre del mes anterior, unos 52.444 millones por encima de julio, contrastando con la variación mensual negativa del mes anterior”, indica un informe de First Capital Group.

Asimismo, la consultora detectó que en el uso de tarjetas agosto 2021 contra agosto 2020, “el crecimiento interanual fue de 42,9%, un valor cercano a la inflación del año”.

Otro de los efectos, se traslada a los depósitos en plazos fijos UVA, que en agosto disminuyeron un 1,6% comparado con julio, tanto a nivel nacional como en Misiones.

Este tipo de inversión fue una de las que ganó terreno en la economía pospandemia, aunque para los próximos meses se espera que disminuyan (más información en página 7).

Todo esto no hace más que dar cuenta de dos puntos clave: por un lado, los salarios se ubican muy por debajo de los niveles inflacionarios, por lo que las familias necesitan endeudarse para realizar gastos cotidianos, y por el otro, aún falta mucha educación financiera.

Los expertos sostienen que estos conocimientos deberían impartirse ya desde la escuela, para que los jóvenes aprendan a administrar el dinero de manera eficiente, sin incurrir en deudas imposibles de superar (ver La importancia...).

Hipotecarse a futuro

El economista Raúl Karaben destacó en diálogo con El Territorio que “es cierto que el ingreso real de la gente ha disminuido, con una baja importante medida en dólares. El poder de compra de la gente ha caído mucho, la inflación les ganó a los sueldos, lo que hace que a mucha gente no le alcance y se terminen ocupando los créditos para consumo común de todos los días”.

En ese sentido, insistió en la necesidad de ser ordenado ante todo, pensando en cualquier tipo de cuota que se “tire para adelante”.

“Se tiene que hacer una evaluación del gasto en relación a los ingresos futuros, el común de la gente no lo hace y ese es el problema”, aseveró.

Al tiempo que resaltó: “Hay una tendencia de gastar hoy y más adelante vemos qué pasa. Hay varias miradas sobre eso, y no todo el mundo opina o reacciona de la misma manera, pero claramente no es bueno hipotecarse a futuro”.

De la misma manera, el economista Gerardo Alonso Schwarz, apuntó a que “sin dudas, en el último año y medio ha habido un crecimiento muy importante en el uso de las tarjetas de crédito para afrontar gastos corrientes, como la carga de nafta o el supermercado semanal, ni hablar de vestimenta y calzado”.

“Hemos visto que los salarios creen en el orden del 40% anual y la inflación en el 52%, por eso muchos nos vemos tentados a usar la tarjeta de crédito. Pero esto sin dudas es bastante peligroso, porque si bien cada vez que hablamos de consumo, decimos es interesante utilizar las compras en cuotas para adelantar consumo, lo hacemos pensando en que ese consumo está previsto y entra dentro de lo que se puede afrontar en el nivel de ingreso”, manifestó al programa Acá te lo contamos por Radioactiva. 

La trampa del mínimo

En ese marco, el jefe del Ieral NEA de Fundación Mediterránea aseveró que “si tengo pensado cambiar el auto, la moto o hacer alguna compra y tengo un saldo extra –como el aguinaldo–, se puede adelantar ese consumo. Pero no son habituales, sino que está decidido acorde al nivel de ingreso. Muchos abusan de las tarjetas excediéndose de los parámetros de ingresos mensuales y el problema se ve el mes que viene, cuando empezamos a tener problemas y se empieza a pagar el mínimo, convirtiéndose en una bola de nieve con los intereses de los saldos no pagados, que pueden llegar a 70 u 80% anual”.

“Debido a la inflación, los bancos están enviando mails de ampliación del límite de forma automática y esto es una buena noticia para las compras extraordinarias, pero se corre el grave riesgo de que nos entusiasmemos y compremos más allá del flujo habitual de ingreso”, dijo. Y señaló que “lo más útil es llevar un control de gastos e ingresos y ver si nos estamos excediendo”.

Coincidentemente, Karaben recordó que “cuando se amplía el margen de la tarjeta hay que tener en cuenta que no es un regalo, sino que eso implica mayor responsabilidad. Porque luego sucede que se empieza a realizar el pago mínimo y cuando te das cuenta tenés un montón de deuda por las tasas de interés altísimas, hay que ser tratar de ser ordenados a la hora de gastar”.


La importancia de la educación financiera

El economista Raúl Karaben resaltó que es necesario y urgente que en las escuelas se empiece a enseñar sobre educación financiera.

 “Se debe educar a los niños desde chicos, esos pequeños elementos que se pueden enseñar, la gente no lo tiene interiorizados, y es lo que hace que gasten más de lo que va a cobrar en el futuro”, manifestó.

Y agregó: “A los chicos se les enseña tantas cosas pero herramientas que tienen que ver con la administración financiera de cada uno creo que falta, cosas simples, herramientas básicas para que un chico pueda manejarse”.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias