sábado 25 de septiembre de 2021
Cielo claro 15ºc | Posadas

A veinte años del golpe terrorista que cambió al mundo

El 11 de septiembre del año 2001, una serie de atentados islamistas coordinados en distintos lugares del país dejaron casi 3.000 muertos y cambiaron el rumbo de la historia

sábado 11 de septiembre de 2021 | 6:05hs.
A veinte años del golpe terrorista que cambió al mundo

Era una perfecta mañana soleada de fin de verano en Nueva York, de cielos totalmente despejados, pero el 11 de septiembre de 2001 acabó por convertirse en la jornada más oscura de la mayor ciudad de Estados Unidos. Hace exactamente 20 años, una serie de atentados islamistas coordinados dejaron casi 3.000 muertos y cambiaron el rumbo de la historia.

Poco antes de las 8 de la mañana (9 de Argentina), 19 yihadistas, la mayoría de Arabia Saudita, abordaron cuatro aviones en los aeropuertos de Boston, Washington y Newark, cerca de Nueva York. Llevaban cuchillos, que estaban permitidos entonces si la hoja era de menos de 10 centímetros.

En el sur de Manhattan, cientos de empleados ya estaban en sus oficinas en Wall Street, donde se alzaban las Torres Gemelas, de 115 metros de altura, cuando a las 8.46 el vuelo 11 de American Airlines que había despegado de Boston hacia Los Ángeles, secuestrado por cinco yihadistas, se estrelló entre los pisos 93 y 96 del edificio norte.

Los 87 pasajeros y tripulantes murieron al instante, así como centenares de las 50.000 personas que trabajaban en el World Trade Center (WTC), símbolo del poderío económico estadounidense. Muchos quedaron atrapados por encima del piso 91, sin acceso a escaleras de emergencia.

Joseph Dittmar, un experto en seguros que residía en Chicago, estaba a esa hora en una reunión con decenas de corredores de seguros de todo el país en el piso 105 de la torre de enfrente, el edificio sur del WTC. Nadie “vio nada, ni sintió nada, sólo la luz parpadeó”, contó Dittmar a la agencia de noticias AFP 20 años después.

A las 8.50, el presidente George W. Bush, de visita en una escuela primaria de Sarasota, Florida, fue alertado de lo que se asumió inicialmente como un accidente.

Dittmar contó que tras un llamado a evacuar la torre sur, todos bajaron al piso 90 y al mirar por la ventana quedaron aterrados.

“Fueron los peores 30, 40 segundos de mi vida (...) al ver esos enormes agujeros negros en el edificio, llamaradas rojas como nunca habíamos visto en nuestras vidas, volutas de humo gris y negro que salían de esos agujeros”.

“Vimos muebles, papeles, gente que se precipitó al vacío (...) cosas aterradoras, terribles. Tenía tanto miedo”, recordó entre lágrimas.

Se estima que entre 50 y 200 personas saltaron o cayeron de ambas torres.

Estados Unidos bajo ataque

Eran las 09.03 y el vuelo 175 de United Airlines con 60 pasajeros y tripulantes, además de cinco terroristas, que había despegado de Boston con destino a Los Ángeles acababa de estrellarse contra los pisos 77 a 85 de la torre sur del WTC, justo encima de ellos, provocando una explosión gigante.

Muchas personas que estaban desalojando el edificio quedaron atrapadas en los ascensores y por encima del piso 85.

“Estados Unidos está bajo ataque”, le susurró al oído a Bush su jefe de gabinete.

Dittmar demoró unos 50 minutos en llegar a la planta baja y luego caminó hacia el norte con un colega en medio de los escombros cuando de repente, a las 9.59, escuchó el ruido ensordecedor del derrumbe de la torre sur.

Y casi instantáneamente “el grito de decenas de miles de personas” en pánico, testigos de la tragedia televisada en directo al mundo.

Media hora antes, a las 09.30, ya informado del ataque contra la segunda torre, Bush había calificado los atentados de “tragedia nacional”. “El terrorismo contra nuestra nación no prevalecerá”, dijo.

El ataque al Pentágono

En el Pentágono, el cuartel general del departamento de Defensa situado en Arlington, Virginia, Karen Baker, una experta en relaciones con la prensa del ejército que entonces tenía 33 años, ya sabía a esa hora que los ataques contra el WTC no habían sido un accidente, pero se sentía “en el lugar más seguro del mundo”.

Caminaba desde la cafetería del Pentágono hacia su escritorio cuando el vuelo 77 de American Airlines que había despegado del aeropuerto de Washington Dulles hacia Los Ángeles con 59 pasajeros y tripulantes a bordo, secuestrado por cinco yihadistas, se estrelló contra la fachada oeste del edificio de concreto reforzado. Eran las 10.15.

Una batalla en el cielo

A las 09.58, Edward Felt, pasajero del vuelo 93 de United Airlines que había despegado de Newark, Nueva Jersey, con destino a San Francisco, logró encerrarse en el baño y llamar al teléfono de emergencias 911 para denunciar que su avión había sido secuestrado por cuatro yihadistas que se apoderaron de la cabina y desviaron la nave hacia Washington DC.

Fue una de las últimas 37 llamadas de móvil hechas por pasajeros y tripulantes a familiares desde el avión secuestrado.

Otro pasajero, Jeremy Glick, logró explicar a su esposa en tierra que los pasajeros votaron y decidieron asaltar la cabina, pero que aguardaban sobrevolar una zona rural para actuar.

“¿Están listos? Vamos”, dijo otro, Todd Beamer, mientras hablaba por teléfono con un interlocutor en tierra.

El enfrentamiento fue breve: cinco minutos después de la llamada de Felt, a las 10.03, el avión se estrelló a 900 km/h contra una colina arbolada cerca de la pequeña comunidad de Shanksville, en Pensilvania, a 20 minutos de la capital estadounidense.

A las 10.28 colapsó la torre norte del WTC tras arder durante 102 minutos. El alcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, llamó a la calma desde la zona de los ataques y ordenó a la población evacuar el sur de Manhattan a las 11.02.

A las 12.16 las autoridades decretaron el cierre total del espacio aéreo tras despejar del cielo estadounidense a más de 4.500 aviones.

Bush fue evacuado desde la escuela primaria de Florida a la base aérea de Barksdale, en Luisiana (sur), a las 13.04, y puso a las fuerzas armadas en “estado de alerta máxima”.

En cifras
2.996
La cantidad de muertes que dejó el 11-S. Fue y es el mayor ataque en suelo estadounidense de la historia y sus consecuencias aún se sienten

 

Nota relacionadas

La mayor pérdida de personal de rescate

El recuerdo de los cinco argentinos que murieron

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias