lunes 27 de septiembre de 2021
Cielo claro 34.7ºc | Posadas

Se fijó un plazo de siete días para recibir el informe y reanudar el debate oral

El Tribunal dio lugar y habrá una nueva pericia balística en el caso Ruth

El objetivo es determinar la distancia del disparo que acabó con la vida de la víctima. Se usará el arma y la ropa incautada en la causa. Ayer hubo un careo entre dos testigos

viernes 10 de septiembre de 2021 | 3:15hs.
Careo
Dos testigos, cara a cara, durante un careo solicitado por el fiscal del tribunal Federico Rodríguez. FOTO: Matías Bordón
Dos testigos, cara a cara, durante un careo solicitado por el fiscal del tribunal Federico Rodríguez. FOTO: Matías Bordón

El Tribunal Penal Uno de Eldorado dio lugar al pedido de una nueva pericia balística solicitada por el fiscal Federico Rodríguez en el marco del debate oral por el femicidio de Ruth Gómez (17) y estableció un plazo de siete días para recibir el informe y reanudar el proceso que busca esclarecer el suceso registrado en julio de 2018 en Puerto Iguazú.
La resolución favorable al planteo realizado por la Fiscalía se conoció ayer a la mañana, durante la quinta audiencia del juicio que tiene como único imputado por femicidio y pasible de ser condenado a prisión perpetua a Ariel Ángel Duarte (26), pareja de la víctima al momento del hecho.
Según lo dispuesto por el tribunal presidido por el magistrado Ángel Atilio León e integrado por sus pares María Teresa Ramos y Eduardo Jourdan (subrogante), el objetivo de la pericia balística será “establecer posibles restos de deflagración de polvo, ahumamiento, quemaduras, manchas o signos característicos de un tiro a corta distancia”.
En segundo término, precisaron que la medida “deberá ser llevada a cabo con el arma secuestrada y con similares proyectiles, sobre las dos prendas de la víctima. Realizando disparos a bocajarro, a 5, a 15 y a 50 centímetros para establecer también los signos que quedan y determinar la distancia del disparo”, y también ordenaron realizar “disparos de experiencia” para establecer si quedan restos de pólvora en las manos.
Para realizar esta medida el tribunal designó a la perito de Criminalística de la Unidad Regional III de la Policía, Laura López, a quien se le notificará de la resolución y se le entregarán todos los elementos incautados en el expediente. Se le impuso, además, un plazo no mayor a siete días para presentar el informe para poder continuar con el debate.
Una vez que esta pericia se realice, los magistrados lo comunicarán a las partes y se programará una audiencia para retomar el proceso.
La pericia solicitada podría ser una clave para resolver el caso, teniendo en cuenta que el hecho carece de testigos presenciales y los investigadores deben valerse de otros elementos prueba, entre ellos los antecedentes por violencia de género que se registran en contra de Duarte, principalmente una denuncia radicada el 15 de abril de ese mismo año y la cual le valió una causa por “lesiones leves calificadas” que también es motivo de debate en este proceso.
Del hecho se conoce la causal de muerte de Gómez -un disparo de un arma de fuego calibre 22 que impactó en la mama izquierda de la adolescente y se terminó alojando entre las vértebras D8 y D9-, pero no la mecánica y ese es el principal punto de discusión del juicio que comenzó el 30 de agosto.
Además, la única versión del hecho que se conoce es la aportada por el imputado durante su indagatoria en etapa de investigación, pero debe ser corroborada.
En aquella instancia, el hombre aseguró que el día del hecho había comenzado una discusión con su pareja, hasta que ella intentó agredirlo con el arma de fuego pero falló en el disparo y cuando él intentó quitarle el revólver hubo un forcejeo en medio del cual se produjo el tiro que acabó con la vida de la muchacha.
Ante este panorama, la nueva pericia balística solicitada por la fiscalía -la defensa adhirió- podría resultar la llave del caso y con ello las autoridades al frente del proceso podrán cerrar la etapa de incorporación de pruebas, dado que en la víspera que se llevó adelante el careo que puso punto final a las testimoniales. El próximo paso será la ronda de alegatos.

El juicio es llevado adelante por el TP Uno de Eldorado, presidido por el magistrado Ángel Atilio León. FOTO: Matías Bordón

Careo
El careo fue otra medida solictada por la fiscalía y fue realizado entre los testigos Sergio Ocampo y Diego Pereira.
La medida fue solicitada en virtud de que, a su turno, ambos testigos brindaron declaraciones cruzadas respecto a si Duarte regresó a la escena del hecho durante la siesta del domingo 22 de julio, momentos en que presuntamente Ruth Gómez ya estaba sin vida dentro de su casa en las 2.000 Hectáreas de Iguazú.
De igual manera, antes las partes ambos testigos mantuvieron sus posturas. Ocampos, que era vecino de la pareja, afirmó que ese domingo vio a Duarte llegar a su casa a las 14.30, mientras que Pereira, amigo del acusado, señaló que estuvo con él durante prácticamente todo el día, desde las 11 de la mañana hasta la noche cuando finalmente el hombre fue detenido.
“A esa hora estábamos en el Parque (Nacional Iguazú) y yendo a buscar el arma”, ratificó ayer Pereira, en referencia al momento en que junto al imputado viajaban hacia Andresito pero a mitad de camino Duarte descartó el revólver calibre 22 posteriormente incautado y luego le contó que su concubina “se había disparado”.

Ariel Duarte (26) está imputado por femicidio y puede ser condenado a prisión perpetua. FOTO: Matías Bordón

Quincena de testimonios
Durante el transcurso del debate, por la sala de audiencias del TP Uno de Eldorado declaró al menos una quincena de personas, entre familiares, vecinos y amigos, tanto de la víctima como del acusado.
Los familiares de Ruth ratificaron que ella padecía violencia de género. En esa misma línea se expresó una funcionaria municipal de Iguazú que el 15 de abril auxilio a la muchacha después de una presunta golpiza de su pareja y la acompañó a radicar la denuncia. Otra mujer presente en esa intervención cambió parte sensible de su declaración durante el debate y se dio a lugar que sea investigada por falso testimonio.
Unos vecinos de las 2.000 Hectáreas, en tanto, recordaron haber visto a la chica golpeada en varias oportunidades y una chica hasta mencionó que el día en que presuntamente se cometió el hecho oyó detonaciones que primero pensó que fueron “explosiones” de moto, pero al conocer lo sucedido lo relacionó con disparos.
Los parientes del acusado, por su parte, ratificaron que se enteraron de lo sucedido ese 22 de julio a la noche cuando Duarte llegó a la casa su mamá en compañía de Pereira y contó que la chica se había disparado después de una discusión y posterior forcejeo.
Por último, Pereira recordó que había estado con la pareja en su casa hasta el 21 de julio de la noche, cuando ambos se retiraron después de una discusión. Volvió a ver a Duarte al día siguiente, a las 11 de la mañana, cuando salieron rumbo a Andresito, pero él recién se enteró del desenlace a mitad de camino.
“Yo siento que íbamos muy rápido. Íbamos a 135 kilómetros por hora por ahí y yo le digo que pare la moto. Él para y me dice: ‘La China se pegó un tiro’. Y en ese momento yo quedé en shock. Ahí nos quedamos 30 minutos sin decir nada, callados. Y él me preguntó qué era lo mejor que él podía hacer y yo le dije que debía entregarse. También dijo que él tenía una bala en el bolsillo y me preguntó si yo le podía meter un tiro porque se quería matar ahí. Yo le dije que no, que él era mi amigo, no mi enemigo”, expresó Pereira.
Después de eso, Duarte le cambió la versión de los hechos a Pereira y pasaron el día juntos en diversos puntos de Iguazú, hasta que a la noche el imputado fue a la casa de su familia, contó lo sucedido y terminó detenido.

 

Con colaboración de corresponsalía Eldorado

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias