sábado 25 de septiembre de 2021
Cielo claro 15ºc | Posadas

Imanol Alfonzo revivió con emoción y picardía su coronación en el Argentino U-18

Imanol Alfonzo es tan pícaro como crack. El misionero rememoró a pura risa sus temores en la previa de lo que terminaría en oro nacional en salto en alto. “Mi papá me gritaba ‘dale que ya lo tenés a ese lambarí’ y me moría de risa”, recordó a carcajada

miércoles 08 de septiembre de 2021 | 7:49hs.
Imanol Alfonzo revivió con emoción y picardía su coronación en el Argentino U-18
Foto: Federico Gross
Foto: Federico Gross

“No caigo”, repite incrédulo en toda la charla Imanol Alfonzo, el atleta misionero que el domingo fue la grata sorpresa en el 54º Campeonato Argentino para la categoría U18 al coronarse campeón en salto en alto y su avance deportivo es de miniserie. Porque tan sólo desde inicios de este año perfeccionó su técnica y en nueve meses logró convertirse en el mejor del país, mejorando nada menos que ¡16 centímetros! de su mejor marca.

A sus 17 años, Walter Imanol o Ima -como le gusta que lo llamen- hizo que la bandera de Misiones flameara en lo más alto del podio, claramente producto de unas condiciones innatas, que a él mismo lo sorprenden, y que lo llevaron a saltar 1,96 metros en su primera cita nacional.

“El sábado fui a mirar las pruebas y vi que los chicos con los que iba a saltar al otro día eran muy altos y dije ‘chau, hasta acá llegué’ me dio como miedito”, dijo a plena risa, pero sus 1,80 rindieron al máximo con la adrenalina de ser local, sumado a tener hinchada propia, con el regreso del público, y fue así que la vara subía y subía, tanto como sus expectativas.

“Lo del domingo fue algo más que extraordinario. Hasta ahora no logro asimilarlo, ni siquiera me imaginaba poder lograr un podio, sólo quería superar mi mejor marca”. Y vaya que lo logró; lejos quedó el 1,80 saltado en el último evaluativo provincial y fueron 16 centímetros los que superó. Una bestialidad.

La vara arrancó en 1,70 para los 15 atletas inscriptos y con el paso del tiempo y la subida de centímetros, se fueron descartando competidores. Pero Imanol seguía ahí prendido y pasando en sus primeros intentos, de los tres que tiene cada atleta.

“Cuando íbamos por el 1,85, ya éramos los tres finalistas y nos felicitamos porque ya teníamos podio y yo ¡ni siquiera me imaginaba llegar a ese momento!, sólo quería romper mi marca y ya estaba feliz”, compartió contento, como a lo largo de la entrevista.

Es que fue toda una proeza y un ‘torazo’ como se dice cuando se sale al estreno sin tener mucha idea de lo que va a suceder.

Y luego llegaría lo mejor; ya en los 1,90, Imanol quedó sin contrincantes a la vista y fue por más. “Recién ahí me di cuenta de que cantaban mi nombre, antes estaba bloqueado” y superó los 1,93, luego los 1,96 y los 2 metros quedarán para más adelante, pero ya había saldado con creces sus metas y el público vitoreaba su nombre.

“Antes del último salto -el de 1,96-, en el jurado había una señora de Posadas y me miraba con una cara de alegría... y yo por dentro me decía ‘ay no, los estoy ilusionando a todos’; encima prácticamente estaban todos los atletas de Misiones haciéndome de hinchada y estaba re contento con eso, pero no quería fallar”, recordó con picardía.

Ya terminada la prueba, “caí en la colchoneta y me largué a llorar; después me fui a abrazar con mi familia y no paraba más”, comentó aún emocionado.

Es que el pupilo de Verónica Morcillo, su entrenadora en el Cepard, había ganado el oro y por consecuencia su lugar en el Sudamericano de Encarnación, Paraguay, otro gran objetivo que tendrá que asimilar pronto porque el 25 y 26 de septiembre será parte del equipo nacional que defenderá los colores del país.

Tu cara me suena

Con tremenda marca, al bajar del escalón más alto, tener el oro en su pecho, había una pregunta que flotaba en el aire ¿quién ese tal Imanol que ganó?. “Los chicos después del podio, se decían, bueno, nos vemos en tal y tal torneo y yo no sabía nada -risas- y me preguntaron si participé del Nacional 2019 y yo le dije que era mi primer nacional y no me creían. Fuí la sorpresa para ellos y para mí mismo. Los profes decían ‘y este misionero de donde salió’”, describió Imanol el momento justo en que su nombre comenzó a resonar.

Y fue el inicio. El lunes su foto se vio en los diarios y hasta en su colegio, el BOP 21 de Garupá, se sorprendieron. “Vino la directora, me felicitó y ni ella me conocía -risas-y me pidió que mañana  -hoy- por la mañana, le avise y me va a saludar en frente de todos al ingreso”, comentó riendo Imanol que cursa el 5º año en el Bop 21 y fue justamente ahí donde tomó el gustito por el atletismo en la clase de educación física.

“Empecé con los Intercolegiales en el primer año de la secundaria. Teníamos un profesor que nos iba probando en las distintas disciplinas y en la que me iba mejor era salto en largo. Logré clasificar al provincial, pero me lesioné y me quedé con las ganas”, explicó el posadeño.

Luego los años fueron pasando, ya no tuvo el mismo profe y recién el año pasado, en octubre se sumó a la escuela de atletismo del Cepard y con su entrenadora Verónica descubrieron que salto en alto era lo suyo.

“Se dio todo en un torneo: mejorar mi marca y estar en el Sudamericano, no lo puedo creer. Ahora quiero ir a Paraguay y superar los 2 metros”, dice motivado.

Y finalmente, ante la pregunta de si heredó el deporte de alguien de su familia, siempre en la línea de las risas, Imanol señala que no. “Mi hermano Facundo, de 15 años, es anti deporte y para mis padres (Silvana y Walter) fue la primera competencia importante en la que me vieron y lo que mas gracia me causó fue escuchar a mi papá gritando ‘dale, que ya lo tenés a ese lambarí’ ( flaco, sin fuerza), me morí de risa”. Así, Imanol revivió una jornada inolvidable, la que seguramente guardará en sus mejores recuerdos, y el 5 de septiembre será marcado en rojo como inicio de una carrera que se alza como prometedora. 


Serán tres los misioneros en el Sudamericano
Tras el Argentino en Posadas, se confirmó desde la Federación Misionera de Atletismo -Fema-, que serán tres atletas de la Tierra Colorada que formarán parte de la selección nacional de atletismo para disputar el Sudamericano U18 que tendrá como sede la ciudad de Encarnación del país vecino.

Ellos con Martina Prieto:, oro en lanzamiento de jabalina, el sábado; Imanol Alfonzo, también campeón salto en alto y Santiago Batista, que integrará el equipo de velocidad en la posta 4x100.

Los misioneros fueron seleccionados por el equipo técnico de la Confederación Argentina de Atletismo (Cada).

La presidenta de la fema, Ofelia Hippler actuará como presidente de la delegación representando a la Cada.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias