domingo 26 de septiembre de 2021
Cielo claro 28.7ºc | Posadas

El cierre de las fronteras concentró en el país la compra de las telas

Por las fiestas seguras se reactivaron los pedidos para vestidos y trajes

Los primeros casamientos y fiestas de 15 movilizaron la demanda, aunque lejos de los números de fines de 2019. En Iguazú relevan hasta diez consultas por jornada

miércoles 08 de septiembre de 2021 | 3:00hs.
Por las fiestas seguras se reactivaron los pedidos para vestidos y trajes
El precio final del vestido varía según el tipo de tela y los detalles que se le aplican al final. Foto: Norma Devechi
El precio final del vestido varía según el tipo de tela y los detalles que se le aplican al final. Foto: Norma Devechi

Con la autorización del regreso de los eventos sociales -como fiestas de 15, casamientos y cumpleaños- otros rubros ligados a ellos volvieron a recuperar la demanda que quedó frenada a raíz de la pandemia. Uno de ellos es el de la indumentaria de gala. Es que con el retorno de los agasajos bajo estrictos protocolos también lo hicieron las consultas y pedidos por vestidos y trajes para la ocasión.

El contexto de las fronteras cerradas, en este momento, juega un punto clave, ya que los comerciantes del rubro destacan que se concentran los pedidos localmente porque previo a la pandemia debían competir con las ofertas en Foz de Iguazú y Encarnación, por ejemplo.

Si bien los pedidos están lejos de los niveles registrados hacia finales del 2019, hay fuertes expectativas por recuperar el terreno perdido, al notar que hay consultas por precios, modos de financiación y talles, además de la clásica reserva y en vistas de una eventual autorización de las recepciones estudiantiles, siempre y cuando el municipio lo autorice y la situación epidemiológica en torno al coronavirus así lo permita.

En recuperación

Desde el local Laredo Hombres señalaron a El Territorio que “en la parte de sastrería notamos la diferencia con el año pasado que no se pudo vender nada y ahora están consultando por los precios y pedidos”. Sobre este último punto, indicaron que no hubo modificaciones.

Con los primeros casamientos, la demanda volvió y se registraron las primeras compras. “Se llevan los ambos para las fiestas, acordes a la temporada y hay consultas por la financiación que ofrecen los bancos”, remarcaron.

“Fue fundamental que se hayan habilitados las fiestas para movilizar la mercadería, además aprovechando las fronteras cerradas, y tenemos que hacer fuerza para vender. Creemos que este año va a ser bueno, pese a que los últimos festejos de 2019 se vestían familias completas, ahora sólo se prioriza a una persona, al agasajado por ejemplo”, explicaron.

En tanto, desde Néstor Todo Hombre consignaron que se registran consultas de precios aunque lejos de los de hace dos años atrás, cuando hubo un boom de demanda por las recepciones. “Vienen y se acercan a ver precios, si hay disponibilidad de determinados modelos. Se volvió a reactivar una demanda que estaba parada”, indicaron.

En este sentido, las búsquedas que priman son por ambos completos y de sacos spots con pantalones de gabardina.  En el caso del ambo, el precio parte desde los 6.400 pesos.

Por su parte, María Knoll, especialista en vestidos de fiesta y de alta costura de Posadas, señaló que por el parate de la pandemia, muchos vestidos de quince y para casamientos quedaron en stand by. “Muchas de las que cumplieron quince ya pasaron la edad, pero me quedaron muchos vestidos que recién hace poco pudieron retirarse”, recordó.

Con la reactivación de las fiestas seguras, se duplicó la cantidad de pedidos aunque lejos del stock previo a la pandemia, explicó Knoll. “Con las fronteras cerradas, ya no se consiguen telas de Paraguay, entonces se comenzó a buscar casas de Buenos Aires, que mandan calidad, precio, atendiendo a la demanda que hay”, precisó. Y también contó que “actualmente, el valor de una tela en Paraguay está mucho más caro que las que uno consigue en Buenos Aires”.

Dependiendo del tipo de tela para el vestido y el tipo de bordado que se requiera, el precio parte desde los $1.500 y puede costar hasta $3.500 por metro en Buenos Aires.

En Puerto Iguazú, en tanto, los atelieres registran diez pedidos diarios para vestidos y trajes.

“Ahora con la nueva normativa atiendo hasta 10 clientes por día, con mucho trabajo porque estamos en muchos casos ya sobre la fecha del evento”, contó Rosanna Lesme, propietaria de una atelier desde 2019.

Anteriormente, Lesme contaba con la posibilidad de trabajar con productos de los vecinos países. Sin embargo, el cierre de la frontera los obligó a trabajar con la industria argentina. “Personalmente hice convenio con otros atelieres del país porque no dispongo de lugar para comprar grandes cantidades de telas, entonces solicito un modelo de vestido en un determinado color y ellos me envían el vestido pre-armado, lo termino, si lleva piedras las bordo y demás”, explicó.

Con respecto a los trajes, Lesme cuenta con un stock y también trabaja a pedidos. “Nosotros no confeccionamos trajes, directamente compramos a las sastrerías que nos proveen de trajes de calidad para alquiler o para la venta”, añadió

Sobre los precios, varían dependiendo del modelo y si los vestidos son a estrenar o no. En este marco, ofrecen la posibilidad de alquilar o adquirir los vestidos dependiendo del presupuesto del cliente. 

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias