jueves 16 de septiembre de 2021
Muy nuboso 14.7ºc | Posadas

Gilberto Sequeira Da Silva estuvo detenido desde el pasado 29 de agosto

Comisario denunciado por coima pagó 100 mil pesos y recuperó la libertad

Estuvo preso ocho días acusado de pedir un soborno para liberar una carga de maíz. Se abstuvo de declarar en sede judicial. Seguirá apartado de sus funciones como policía

martes 07 de septiembre de 2021 | 6:06hs.
Comisario denunciado por coima pagó 100 mil pesos y recuperó la libertad

Tras permanecer detenido ocho días, acusado de cobrar una coima de 50.000 pesos para liberar un camión que transportaba una carga de maíz proveniente desde Santiago del Estero, el comisario de la Policía de Misiones Gilberto Sequeira Da Silva fue excarcelado ayer luego de abonar una caución real de 100.000 pesos.

Según fuentes del caso, el funcionario puso como garantía de pago el título del mismo automóvil con el que el pasado 29 de agosto fue filmado aceptando el soborno.

Precisamente, el hecho de haber sido hallado in fraganti y los billetes marcados que encontraron en su casa dieron entidad a la denuncia radicada por un transportista de la localidad de San Vicente.

Dichas pruebas sentaron las bases para la acusación por presunto cohecho contra Sequeira Da Silva, expediente a cargo del juez de Instrucción Dos de Oberá, Horacio Alarcón.

Con relación al implicado, al ser citado a indagatoria se abstuvo de declarar y permaneció en silencio. Ocurre que los elementos en su contra son tan contundentes que serán difíciles de rebatir, reconoció un vocero del caso.

En las primeras horas como detenido e incomunicado el comisario permaneció alojado en dependencias de la Unidad Regional XI de Aristóbulo del Valle, jurisdicción donde cumplía funciones como jefe de la Policía Comunitaria.

Luego fue trasladado a la comisaría de General Alvear, dependiente de la UR II de Oberá, donde estuvo preso hasta el mediodía de ayer, cuando fue excarcelado, aunque seguirá ligado al proceso.

En paralelo, ya el 29 de agosto la Jefatura de la Policía de Misiones dispuso el apartamiento preventivo (disponibilidad) del sospechoso, condición en la que permanecerá hasta tanto se expida la justicia.

Dos causas por coimas
El monto de la caución fue elevada debido a que Sequeira Da Silva ya posee un expediente en trámite por el mismo delito de coimas.

Se trata de una denuncia de junio del año pasado, cuando el comisario se desempeñaba como jefe de la comisaría de Campo Viera, circunstancia en la que fue acusado de oficiar de nexo con un abogado local para liberar detenidos cobrando coima.

A raíz de aquel hecho la Jefatura ordenó su traslado a Aristóbulo del Valle, mientras se sustancia la causa penal con intervención del Juzgado de Instrucción Uno de Oberá.

Llamativamente, recién a mediados de agosto el fiscal Elías Bys corrió vista al citado expediente.

“Podemos arreglar”
Con relación a la última denuncia, el domingo 29 de agosto el sospechoso cumplía funciones como jefe de turno de la UR XI, circunstancia que habría aprovechado para pedir una coima a un camionero que se detuvo en un control de ruta.

La denuncia fue radicada por Leandro Gastón P. (31), con residencia en la localidad de San Vicente, propietario de un camión que transportaba una carga de maíz proveniente de la provincia de Santiago del Estero.

El rodado era conducido por Ricardo Omar R., quien alrededor de las 10.30 se detuvo en el control policial ubicado a la altura del kilómetro 929, jurisdicción de Aristóbulo del Valle.

El camionero entregó la documentación al policía a cargo del operativo, quien verificó que los papeles estaban en orden, pero dijo que debían pesar la carga.

Ante la negativa del chofer, el uniformado le habría manifestado “podíamos evitar esa situación y podemos arreglar de otra manera”, según consta en la denuncia.

En primera instancia el camionero manifestó que aceptó la propuesta y consultó de cuánto sería la coima, a lo que el oficial le respondió que debería conseguir 50.000 pesos.

Con el trato acordado de palabra, el policía liberó la carga y el camión continuó viaje hacia San Vicente, su destino final. El acuerdo contemplaba que el chofer regresaría a Aristóbulo con la plata.

Fue así que el conductor se puso en contacto con su patrón, un empresario muy conocido dedicado a los rubros maderero y transporte.

Billetes marcados
Según averiguó este diario, ante el pedido de coima el dueño del camión se contactó con un funcionario judicial de San Vicente, quien lo habría asesorado sobre los pasos a seguir, al tiempo que le comunicó la novedad al comisario general Ricardo Marcelo Espínola, jefe UR XI.

Como la entrega de los 50.000 pesos se acordó en Aristóbulo, por jurisdicción intervino el juez de Instrucción Dos de Oberá.

Antes de mandar la plata, el denunciante tomó la precaución de fotografiar todos los billetes para disponer de los números de serie de los mismos.

Tal lo acordado, la entrega del dinero se concretó frente a la terminal de ómnibus local, secuencia que fue filmada con el teléfono celular de Humberto Raúl R., hermano del camionero.

Realizada la entrega del dinero, el dueño del camión se presentó a radicar la denuncia, respaldado por la grabación y las fotos.

Con las pruebas del caso, además de la detención del funcionario, el juez interviniente también ordenó el secuestro de su automóvil, un Honda, dominio AB898OQ.

En el marco de las pesquisas se solicitó la orden de allanamiento de la vivienda del comisario, en Campo Grande, donde hallaron 35 de los billetes marcados.

 

En cifras

50.000 El comisario está sospechado de cobrar 50.000 pesos de coima para liberar carga de maiz proveniente desde Santiago del Estero.

 

Denuncia previa

En junio del año pasado Gilberto Sequeira Da Silva fue relevado de la comisaría de Campo Viera a raíz de una denuncia de Patricia Soza en sede de la UR II. La mujer reconoció que en dos oportunidades pagó 3.000 pesos para excarcelar a su hijo de 18 años.

“El jefe de la comisaría de Campo Viera tomó por costumbre cobrar para liberar a los presos, pero eso está mal. Dos veces le pagué 3.000 pesos para que le lague a mi hijo”, aseguró Soza.

Y agregó: “Me llamó desde el teléfono d emi hijo para que vaya a la oficina de él para arreglar una fianza, me dijo. Así fueron las dos veces”, detalló. Mencionó que a principios de junio del año pasado el joven estuvo tres días preso. “Al tercer día me llamó el jefe y me dijo que vaya a la oficina. Otra vez me pidió 3.000 pesos para largarlo. Me dijo que así no pasaba al juzgado ni nada”, indicó Soza.

Pero transcurridos unos días el muchacho volvió a ser detenido y se repitió la secuencia. “El jefe me volvió a llamar y me dijo que vaya a la oficina.Otra vez me pidió 3.000 pesos para largarlo y acepté. Ahora me arrepiento, porque veo que no hay plata que alcance para pagarle al comisario”, graficó. Luego, una comisión de la UR II viajó desde Oberá a Campo Viera para tomar la denuncia de Julia Fernández, quien también aportó mensajes de WhatsApp que complicaron la situación del comisario.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias