lunes 27 de septiembre de 2021
Cielo claro 35.1ºc | Posadas

Hoy a las 20.30 en la galería de arte Tensor

El bastidor, territorio de hacer y deshacer mandatos

Jimena Bueno presenta ‘De mis mujeres no aprendí a bordar’, performance en la que borda con cabello ideas aprendidas, heredadas, condicionantes sobre el ser femenino

viernes 03 de septiembre de 2021 | 6:00hs.
El bastidor,  territorio de hacer y deshacer mandatos
Performance de la artista posadeña Jimena Bueno en la galería Tensor. Fotos: Natalia Guerrero
Performance de la artista posadeña Jimena Bueno en la galería Tensor. Fotos: Natalia Guerrero

Las manos traman historias, puntada a puntada la forma tiene un límite-frontera, el bastidor es el mundo, sobre él el artificio de urdir horas y destrezas. “Mi abuela me enseñó lo que aprendió de su madre”, dice y borda con cabellos la frase legada.

En la mesa de trabajo, el material es cuerpo, los dedos memoriosos enhebran, la luz es de vela, tenue. “La idea es presentar una atmósfera íntima, el bordado es ese hecho que suele ocurrir en el interior de las casas, que tiene que ver con lo doméstico, el bastidor es un símbolo de historicidad de la mujer”, explicó la artista visual Jimena Bueno acerca de la performance De mis mujeres no aprendí a bordar,  que presentó el miércoles y ayer como activación dentro de la muestra Panorama: yo y mi de María Romi Colman, en la galería de arte Tensor.

Luego de las dos instancias para la observación del público, Bueno propondrá esta noche desde las 20.30 un tercer encuentro, en el que invitará a los presentes a sumarse a la intervención mediante un ritual que simboliza la liberación de traumas y cargas mentales: los presentes podrán arrancarse un pelo y quemarlo como acto purificador.

De mis mujeres no aprendí a bordar es el proyecto performativo de la artista, que posiciona al cuerpo como territorio. Utiliza al bordado como elemento de lo femenino y el hilado con cabello para referir a pensamientos y mandatos  y así poderlos repensar.

“Es una metáfora de poner el cuerpo, el pelo es orgánico, es cuerpo y ADN y con pelo construyo todo eso que traigo y le doy forma para poder reflexionar y si es necesario desterrar, liberar”, detalló y amplió: “La idea no es tomar la técnica del bordado con pelo, no es que voy a enseñar a hacer tal punto, sino mirarlo desde una manera metafórica conceptual. El pelo de una mujer tiene una gran carga simbólica-estética, un mandato de tener lindo pelo, de estar bien peinada”.

Bueno lleva adelante esta experiencia de arte desde 2014 y en este ciclo de performances el diseño elegido es un texto producido por su abuela. “Le pedí a mi abuela que me escriba alguna enseñanza de su madre -mi abuela crió 16 hijos y trabajó en la chacra toda su vida-, hacía 50 años que no agarraba una birome y un papel, le costó mucho  pero lo hizo, es una frase breve pero dice un montón también de lo esperable que se deba saber”, expuso.

En este punto situó al título de su obra: “Yo digo que mis mujeres no me enseñaron a bordar, porque me enseñaron un montón de otras cosas que tienen que ver con salir de un espacio de desigualdad de la mujer, de poder luchar por  derechos que mis antepasados mujeres no pudieron conquistar”.

Diálogo

El diálogo entre las obras de Colman y Bueno se da en el abordaje de lo textil y también en el plano de lo mental. “Son temáticas que se encuentra, la obra de Colman es sobre las enfermedades o trastornos mentales y mi abordaje es más desde la cuestión de género, cómo lo aprendido y lo heredado en mi ser mujer, en las mujeres de mi vida, forman de alguna manera una carga mental”, reflexionó.

Para agendar
Hoy desde las 20.30
La artista visual Jimena Bueno presentará la performance ‘De mis mujeres no aprendí a bordar’; se puede visitar también la muestra ‘Panorama: yo y mi’. En la galería de arte Tensor, calle La Rioja 2066, en la galería Vía del Sole.  

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias