domingo 26 de septiembre de 2021
Cielo claro 18ºc | Posadas

Ocurrió ayer sobre la ruta 14 en Aristóbulo del Valle

Detienen a comisario denunciado por cobrar coima en control vial

Lo filmaron recibiendo 50.000 pesos de un camionero. El denunciante fotografió los números de serie de los billetes como prueba. El policía tiene antecedentes similares

lunes 30 de agosto de 2021 | 6:07hs.
Detienen a comisario denunciado por cobrar coima en control vial

En junio del año pasado, el comisario Gilberto Sequeira Da Silva fue relevado del cargo de jefe de la comisaría de Campo Viera tras una serie de denuncias por presunto cohecho para la liberación de personas privadas de su libertad.

Familiares de detenidos lo acusaron de oficiar de nexo con un abogado local para otorgar excarcelaciones extra judiciales pagando coima, una acusación muy seria que derivó en su traslado a laUnidad Regional XI de Aristóbulo del Valle, donde hasta ayer se desempeñó como jefe de la Policía Comunitaria.

Pero en la víspera el mismo comisario volvió a ser objeto de una denuncia similar a las del año pasado, aunque esta vez lo filmaron aceptando 50.000 pesos de un camionero.

Ante la contundencia de la prueba, ya que lo atraparon in fraganti, la Jefatura de la Policía de Misiones dispuso el pase a disponibilidad del implicado.

En tanto, tras recepcionar las actuaciones del caso, el juez de Instrucción Dos de Oberá, Horacio Alarcón, ordenó la detención de Sequeira Da Silva bajo el cargo de presunto cohecho.

Al cierre de esta edición el comisario se hallaba alojado e incomunicado en sede de la UR XI bajo estrictas medidas de seguridad. 

La denuncia fue radicada por Leandro Gastón P. (31), con residencia en la localidad de San Vicente, propietario de un camión que transportaba una carga de maíz proveniente de la provincia de Santiago del Estero.

El rodado era conducido por Ricardo Omar R., quien alrededor de las 10.30 se detuvo en un control policial sobre ruta nacional 14, altura del kilómetro 929, jurisdicción de Aristóbulo del Valle. En la víspera Sequeira Da Silva se desempeñó como jefe de turno de la UR XI.

“Podemos arreglar”

El camionero entregó la documentación al policía a cargo del operativo, quien verificó que los papeles estaban en orden, pero dijo que debían pesar la carga.

Ante la negativa del chofer, el uniformado le habría manifestado que “podíamos evitar esa situación y podemos arreglar de otra manera”, según consta en la denuncia. En primera instancia el camionero manifestó que aceptó la propuesta y consultó de cuánto sería la coima, a lo que el oficial le respondió que debería conseguir 50.000 pesos.

Con el trato acordado de palabra, el policía liberó la carga y el camión continuó viaje hacia San Vicente, su destino final.

Pero el comisario no contaba con que el camionero pergeñaría un plan para que su posterior denuncia tenga real sustento, para lo contó con la ayuda de un hermano que grabó la transacción.

También tomó la precaución de fotografiar todos los billetes para disponer de sus números de serie.

Tal lo acordado, la entrega del dinero se concretó frente a la terminal de ómnibus local, secuencia que fue filmada con el teléfono celular de Humberto Raúl R., hermano del camionero.

Realizada la entrega del dinero, el dueño del camión se presentó a radicar la denuncia, respaldado por las citadas pruebas.

“Las primeras investigaciones permitieron identificar al comisario Gilberto Sequeira Da Silva como el presunto autor del hecho”, precisó un vocero.

Además de la detención del funcionario, el juez interviniente también ordenó el secuestro de su automóvil Honda. En el marco de las pesquisas, se solicitó la orden de allanamiento de la vivienda del comisario. El procedimiento culminó anoche y allí dieron con varios billetes que coinciden con la numeración aportada.

Denuncias previas

Antes de recalar en Aristóbulo del Valle, el ahora detenido prestó servicios en varias dependencias de la zona Centro. En Oberá se desempeñó en las seccionales Primera y Cuarta; también trabajó en Los Helechos, Campo Grande y Campo Viera, su anterior destino.

Ya en Campo Grande habría afrontado una denuncia por enriquecimiento ilícito a partir de la denuncia de un subalterno.

Con relación al relevo de la comisaría de Campo Viera, éste se concretó a mediados de junio del año pasado tras la denuncia de Patricia Soza en sede de la Unidad Regional II de Oberá.

La mujer reconoció que en dos oportunidades pagó 3.000 pesos para excarcelar a su hijo, identificado como Alejandro Javier D. (18).

“El jefe de la comisaría de Campo Viera tomó por costumbre cobrar para liberar a los presos, pero eso está mal. Dos veces le pagué 3.000 pesos para que le largue a mi hijo”, aseguró Soza.

Posteriormente, una comisión de la UR II viajó desde Oberá a Campo Viera para tomar la denuncia de Julia Fernández, residente en el barrio Oeste, quien aportó mensajes de WhatsApp que complicaron la situación del comisario.

La mujer aseguró que funcionario hizo de nexo con un abogado de la misma localidad que podría tramitar la excarcelación de su hijo, detenido por una contravención.

“Mañana vaya y hable con el abogado K. Así él presenta una excarcelación”, escribió Sequeira Da Silva, tras lo cual le pasó el número del letrado.

En otros mensajes del mismo funcionario, se lee: “Llámele ahora si quiere solucionar lo de su otro hijo, el que está demorado por no cumplir la cuarentena”.

Precio 2x1

En su denuncia, Fernández comentó que a fines de mayo del año pasado su hijo de 18 años fue demorado por la Policía al hallarse en la vía pública fuera del horario estipulado en el marco de las restricciones por la pandemia de Covid-19. En tanto, su hijo de 20 años fue imputado por la misma contravención, pero se dio a la fuga.

En otros WhatsApp quedó en evidencia el apuro del uniformado para que la mujer se contacte con el letrado, como también por conocer el monto que solicitó para tramitar la excarcelación.

“Por ahí él le soluciona hoy ese tema (…) Habló con el abogado. Él me llamó preguntando. Hubo solución o no (…) Apenas me llama o escribe y se soluciona. Llámele al abogado”, escribió el comisario en sucesivas ocasiones.

En otro momento, preguntó “cuánto le cobra el abogado”, y luego de la respuesta de la mujer agregó: “Ah bien bien, no es caro… tendría que ver para que salga hoy el que está adentro. Hable con su abogado, sino mañana vemos los dos juntos”.

Fernández mencionó que siempre habló de plata con el abogado, quien incluso le propuso un descuento por dos excarcelaciones.


Modus operandi

Patricia Soza radicó la primera denuncia por presunto cohecho contra el comisario Sequeira Da Silva, el año pasado en Campo Viera.

“Me llamó desde el teléfono de mi hijo para que vaya a la oficina de él para arreglar una fianza, me dijo. Así fueron las dos veces”, detalló.

La mujer mencionó que a principios de junio del año pasado su hijo fue detenido por una patrulla del Comando cuando se dirigía a comprar cigarrillos a un quiosco.

Comentó que “como lo tienen marcado, lo detuvieron y le dieron una paliza. De ahí le llevaron a la comisaría y lo tuvieron tres días detenido hasta que se curen los moretones. Al tercer día me llamó el jefe y me dijo que quería hablar conmigo, fui y ahí pidió 3.000 pesos para largarlo. Me dijo que así no pasaba al juzgado ni nada”. 

Pero transcurridos unos días el muchacho volvió a ser detenido y se repitió la secuencia. “El jefe me volvió a llamar y me dijo que vaya a la oficina. Otra vez me pidió 3.000 pesos para largarlo y acepté. Ahora me arrepiento, porque veo que no hay plata que alcance para pagarle al comisario”, graficó. 

Sobre la presunta metodología de cohecho, precisó que en las dos ocasiones en que pagó 3.000 pesos (6.000 en total) fue el propio jefe de la comisaría quien le solicitó la plata a manera de “fianza”.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias