jueves 16 de septiembre de 2021
Tormenta con lluvia ligera 14.7ºc | Posadas

Régimen talibán

Afganistán, otra vez bajo el terror

El grupo insurgente tomó el control del país luego de 20 años, apenas unas semanas después de que las tropas estadounidenses inicien su retirada definitiva

domingo 29 de agosto de 2021 | 6:02hs.
Afganistán, otra  vez bajo el terror

Afganistán estuvo en el centro de todas las informaciones a nivel internacional en los últimos días. El avance de los talibanes a medida que las tropas de Estados Unidos se retiraban del país, hizo que el gobierno afgano caiga, además de causar terror a una población que teme a los talibanes y sus leyes islámicas que gobernaron en el pasado.

Este grupo insurgente, menor en número de hombres que el Ejército afgano, no encontró oposición a su desplazamiento hacia la capital del país, Kabul. Así, el aeropuerto de la capital se convirtió en el último reducto que queda de Occidente en el país asiático, con centenares de personas intentando salir de la zona.

De este modo, 20 años después de la invasión de los Estados Unidos en Afganistán por los atentados del 11 de septiembre de 2001, los talibanes vuelven a tomar el control del país. Pero, ¿de dónde salen y quiénes son este grupo?

Los talibanes en el poder
Los talibanes fueron un grupo que surgió a finales de los años 90 en el norte de Pakistán, después de la retirada de las tropas de la Unión Soviética de Afganistán. Tuvieron apoyo por parte de Estados Unidos, Arabia Saudí, Pakistán, entre otros.

A mediados de los 90 empezaron su influencia en el suroeste del país y en 1995 controlaron la provincia de Herat. Un año después ya tenían Kabul, por lo que controlaron el país en su totalidad.

Desde ese momento aplicaron la ‘sharía’ o ley islámica. Por ello se obligó a los hombres a llevar la barba larga, se prohibió la televisión, el cine, la música, la escolarización de las niñas a partir de los 10 años, así como obligar a las mujeres a llevar burka.

Por otro lado, los talibanes también aplicaban castigos duros a los ladrones (les cortaban la mano) o palizas en público a mujeres por desobedecer las normas.

Se marchan de Kabul en 2001
Con los atentados del 11 de septiembre de 2001, Estados Unidos decidió invadir Afganistán y luchar contra los talibanes. Desde ese momento lograron derrotarlos en la capital, por lo que se marcharon a otras zonas.

A pesar de que el conflicto se prolongó durante 20 años, los estadounidenses no fueron capaces de derrotarlos definitivamente, por lo que siempre han controlado zonas del país.

En la actualidad son tres los líderes que tomarán el control del país. Haibatulá Akunzada, el espiritual; el mulá Baradar, cofundador del movimiento talibán, y Sirajudini Haqani, jefe de la influyente red Haqani.

En los 20 años de guerra en Afganistán, los talibanes continuaron controlando parte del país. Sobre todo, la zona este, limítrofe con Pakistán, que dio lugar al comercio del opio, además de conseguir la producción y venta de minerales.

Asimismo, en los lugares donde tienen el control implementaron el ‘impuesto islámico’, por el cual obtienen el 10% de las cosechas y un 2’5% de la riqueza a los campesinos.

Brutalidad contra las mujeres
El primer período de los talibanes en el poder, hace más de 20 años, estuvo marcado por medidas brutales contra las mujeres como decapitaciones, lapidaciones y la imposición de llevar burka.

Después de que los militantes fueran derrocados, las mujeres afganas lograron avances significativos: ocuparon altos cargos en la administración como ministras, alcaldesas, juezas y oficiales de policía. Ahora se enfrentan a un futuro incierto.

A raíz del regreso de los talibanes al poder, algunos canales de televisión sacaron del aire a las presentadoras de noticias e incluso sustituyeron los programas políticos por debates sobre teología islámica.

Dado que las represalias no se materializaron, muchos canales volvieron a su programación normal.

En una conferencia de prensa reciente, los talibanes, que ahora controlan un país de más de 39 millones de personas, llegaron a decir que permitirán a las mujeres trabajar y estudiar “dentro del marco de la ley islámica”.

 

Estados Unidos asesinó a dos altos mandos del grupo Isis-K

El Pentágono anunció ayer que “dos objetivos importantes” del grupo Estado Islámico (EI), un “organizador” y un “operador”, murieron en el ataque con drones realizado el viernes como represalia del atentado en el aeropuerto de Kabul, al tiempo que entra en la recta final la evacuación de civiles tras la toma del poder por parte de los talibanes.

“Puedo confirmar, ahora que hemos recibido más información, que dos objetivos importantes de EI murieron y otro fue herido” en el ataque lanzado desde fuera de Afganistán, informó el general estadounidense Hank Taylor.

“Hasta donde sabemos, no hay víctimas civiles”, agregó en conferencia de prensa citado por la agencia de noticias AFP.

El vocero del Pentágono, John Kirby, se negó a explicar si los blancos del ataque estuvieron directamente involucrados en el atentado del jueves cerca del aeropuerto de Kabul, que mató a más de 100 personas, incluidos 13 soldados estadounidenses.

Por otra parte, el presidente Joe Biden escribió ayer en un comunicado tras reunirse con sus asesores militares y de seguridad que “la situación en el lugar sigue siendo extremadamente peligrosa y la amenaza de un ataque terrorista en el aeropuerto sigue siendo alta”.

Alerta por nuevos ataques
“Nuestros comandantes me informaron que era muy probable que se produjera un ataque en las próximas 24 a 36 horas”, agregó.Según confirmó el Pentágono, los restos de 13 soldados estadounidenses muertos en un atentado suicida perpetrado el jueves pasado por la filial afgana del grupo Estado Islámico, conocida como Isis-K, ya están en vuelo a Estados Unidos.

Su viaje marca un momento doloroso en una guerra estadounidense de casi 20 años que costó más de 2.400 vidas de militares estadounidenses y que está terminando con el regreso al poder de un movimiento talibán que fue derrocado cuando las fuerzas estadounidenses invadieron en octubre de 2001.

 

Los talibanes y un paso más para consolidar el control del país

Los talibanes dieron ayer el plazo de una semana a los ex funcionarios del gobierno afgano depuesto para que entreguen todos los bienes públicos, incluidas las armas, en un paso más para consolidar su control en el país.

“Se informa a todos aquellos que tengan medios, armas, municiones y otros bienes del gobierno para que entreguen los objetos mencionados a los órganos pertinentes del Emirato Islámico (como se hacen llamar los talibanes) en el plazo de una semana”, escribió en Twitter el portavoz del régimen, Zabihullah Muyahid.

Exhortó a cumplir con la orden para que “no haya necesidad de procesar o dar tratamiento legal a los infractores si son descubiertos”, añadió.

Este llamado ocurre en momentos en que se espera que los líderes talibanes anuncien la conformación del nuevo gobierno, que esperan tener en funciones antes del 31 de agosto, fecha de la retirada de las tropas internacionales tras 20 años de ocupación en Afganistán.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias