lunes 27 de septiembre de 2021
Lluvia ligera 26ºc | Posadas

Dura ocho meses y los asistentes reciben una beca

Fomentan emprendimientos que protegen el ambiente

Se trata de un programa de entrenamiento laboral que arrancó en San Pedro. Capacitan a promotores ambientales

martes 24 de agosto de 2021 | 6:04hs.
Fomentan emprendimientos que protegen el ambiente
Presentación de la propuesta a los becados. Foto: Carina Martínez
Presentación de la propuesta a los becados. Foto: Carina Martínez

En San Pedro son varios los proyectos que tienen como fin utilizar de forma razonable los recursos naturales fortaleciendo el resguardo de la biodiversidad. En este marco mediante un convenio interinstitucional, capacitan a promotores ambientales, para potenciar las acciones que se ejecutan a favor del medioambiente siendo significativa la participación de los jóvenes.

Se trata de un programa de entrenamiento laboral que arrancó en San Pedro e involucra, por un lado al Ministerio de Trabajo de Nación, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) y el proyecto Uso Sustentable de la Biodiversidad (Usubi). Por otra parte, tiene la participación de la Cooperativa Nueva Esperanza del Paraje Gentil, el vivero de plantas nativas La Familia de Raúl Ramírez de Colonia Yabotí y la Reserva Privada Natural Suirirí. En las tres últimas se realizarán las jornadas prácticas que forman parte del cronograma de capacitación.

Son 20 los jóvenes que se sumaron a esta iniciativa en la Capital de la Araucaria. El programa prevé una beca de 4.500 pesos durante los ocho meses que dure la capacitación, que tiene certificación.

Lo interesante de la propuesta, que resulta una de las primeras con estas características en la zona, es que unifica experiencias a fin de capacitar a promotores ambientales, quienes recibirán una intensa formación a fin de contar con las herramientas y conocimientos, tanto para un posible primer puesto de trabajo como también para poder desarrollar un propio emprendimiento sabiendo aprovechar los recursos naturales.

En esa línea, es que forman parte de la propuesta tres emprendimientos más las instituciones mencionadas. “Este año surge la necesidad de seguir potenciando no solamente lo que se viene desarrollando sino también la inclusión de los jóvenes dentro de este programa. Mediante el convenio con el Inta, se pudo ampliar el margen de edad”, señaló a El Territorio Jésica Suárez, consultora ambiental del proyecto Usubí,  sobre la iniciativa y la posibilidad de que personas de todas las edades puedan ser incluidas en este programa de entrenamiento laboral.

El eje puntual es generar las herramientas y las bases para los promotores ambientales apuntalando al empleo verde, por lo que dentro de ese proyecto buscan fortalecer los viveros de especies frutales y plantas nativas con una mirada en la transición ecológica de las chacras, generando espacios de articulación con otras actividades que vienen a potenciar los emprendimientos. “Estamos muy contentos con esta posibilidad ya que es una forma de mejorar nuestros emprendimientos dándole un valor agregado a nuestra chacra cuidando nuestros recursos, algo que resulta muy necesario. Las especies nativas deben ser cuidadas y es bueno adquirir conocimientos para avanzar”, reconoció Raúl Ramírez, del vivero de plantas y frutas nativas la Familia, de colonia Yabotí, San Pedro.

En cuanto a la participación de los jóvenes, que en este caso son 20 los futuros promotores ambientales, es una oportunidad para insertarse en el mundo laboral apuntando a que sean protectores de su entorno.

“Hace mucho que trabajamos en conjunto desde el Inta con Usubi, era algo pendiente y mediante el convenio con el Ministerio de Trabajo de Nación, está siendo posible. Los jóvenes recibirán una beca de 4.500 pesos durante los ocho meses que durará la capacitación, que tiene certificación. Es algo muy productivo para ambas instituciones”, aportó por su parte Gladis Cedrun y Marcia Helou, técnicas del Inta, tutoras del programa.

Participación activa

Para los jóvenes ciertamente la oportunidad representa un gran desafío, algunos de ellos ya están participando en actividades dentro del vivero de plantas nativas de la cooperativa Nueva Esperanza, mientras que otros de los jóvenes pertenecen a la zona urbana y muestran enorme interés por la iniciativa. “Nos parece muy bueno porque podemos capacitarnos para cuidar el medioambiente, desde nuestro aporte en el vivero podemos repoblar espacios deforestados; es la deforestación el factor que torna necesario el desarrollo de este tipo de actividades en la zona rural donde se tala mucho bosque, y eso se pierde”, consideró Pablo Ferreira, uno de jóvenes entrenados.

Durante la reunión de presentación, realizada en las instalaciones de la cooperativa Nueva Esperanza, los técnicos a cargo de la propuesta acompañados por el responsable de la extensión rural San Pedro, ingeniero Luis Grondona, realizaron una presentación y de acá en más comenzarán a organizar las actividades para cada módulo, que cuenta con horas teóricas y prácticas, buscando ajustarse al tiempo de cada joven y que todos puedan pasar por los tres espacios escogidos para las prácticas. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias