sábado 25 de septiembre de 2021
Cielo claro 20ºc | Posadas

En Jardín América y Ruiz de Montoya

Escuelas generan acciones para motivar el cuidado ambiental

El CEP 30 trabaja en la preservación de un humedal. En otros casos, apuntan al reciclado y a la plantación de árboles nativos

lunes 23 de agosto de 2021 | 6:04hs.
Escuelas generan acciones para motivar el cuidado ambiental
La toma de conciencia, la clave en el trabajo educativo. Foto: Esteban González
La toma de conciencia, la clave en el trabajo educativo. Foto: Esteban González

Trabajar en el cuidado del medioambiente usando distintas metodologías e incentivando a los habitantes de cada comunidad a aplicarlas en su vida diaria es una tarea que se está llevando a cabo en localidades del centro de la tierra colorada, como Jardín América y Ruiz de Montoya.

En este sentido, las escuelas son protagonistas, pues se convierten en lugares propicios para la concientización y la generación de acciones medioambientales.

En Ruiz de Montoya, un grupo de docentes que trabajan en una escuela intercultural bilingüe, el CEP 30 y el Aula Satélite Takuapí. Ambas elaboraron un proyecto interdisciplinario para el cuidado de un humedal próximo a la escuela. Marina Barbian, profesora de Biología, y Vanesa Cáceres, profesora en Filosofía, realizan los aportes desde la cátedra de Proyecto de Intervención Sociocomunitaria II.

“Es un proyecto que se viene desarrollando desde inicio del ciclo lectivo con estudiantes mbya de quinto año. La idea es trabajar en equipo, construir conocimientos y competencias que puedan llevar a sus comunidades y preservar los humedales que están allí y vierten agua al arroyo Cuña Pirú. Están reconociendo los servicios ecosistémicos, la riqueza y biodiversidad que hay y la importancia de estos ecosistemas”, expresaron.

Agregaron que “enriqueciendo sus conocimientos podrán defender estos espacios, ya que uno de los principales daños es antrópico, colocando tierra sobre los mismos (porque se piensa que son lugares que no cumplen una función) y si se hace esto se deforesta alrededor, se arrojan residuos sólidos urbanos, entre otros, por eso trabajamos, para identificar las problemáticas y empezar a actuar”. El humedal que se halla cerca del centro educativo se llama La Generosa y es allí donde los chicos realizan la tarea.

“Queremos que los chicos puedan identificar el problema, forjarse objetivos y poner en práctica actividades, luego divulgar el trabajo realizado para generar sensibilización en la sociedad, la que, por desconocer la importancia de estos espacios, los destruye”, resaltaron las docentes en diálogo con El Territorio.

Se pretende continuar los años venideros con dicha actividad e involucrar a más actores, porque “en el contexto actual mundial se requieren acciones inmediatas para el cuidado del medioambiente”, afirmaron las educadoras.

Deforestación y crisis hídrica
Por su parte, en Jardín América, la profesora de Geografía, Carolina Simanek, se desempeña hace ya cinco años llevando adelante propuestas diversas con sentido ecológico con alumnos que cursan el quinto año de la secundaria, en la orientación de Ciencias Naturales en el Instituto Canossiano Nuestra Señora de la Salud.

“Todos los años trabajamos sobre educación ambiental y también emocional, con el objetivo que los chicos piensen en cómo pueden convertirse en agentes de cambio, es decir, cómo el alumno puede revertir esta crisis ambiental desde su ser individual”, comentó la profesora.

Además hizo referencia a una encíclica escrita por el papa Francisco que habla sobre el tema, denominada Laudato Sí. En el día de la Tierra o del medioambiente, los alumnos del establecimiento presentan distintos tipos de actividades, promoviendo el amor por la naturaleza y el cuidado por el prójimo.

“Ya se trabajó este año haciendo reciclado, además, las chicas tejieron canastos, fomentando valores como la tenacidad y la perseverancia para llegar a ese resultado”, dijo. Entre los elementos reciclados se pueden mencionar corchos, botellas de vidrio y plástico, además de un pizarrón de madera que sirvió para anotar las evaluaciones y otras actividades escolares. “En años anteriores los alumnos consiguieron y ellos mismos plantaron más de 100 árboles nativos”, agregó Simanek.

En cuanto a sus prácticas pedagógicas ya logradas en este año, expresó: “Tocamos el tema de las consecuencias de la deforestación, la importancia de las abejas, qué hacen y qué pasaría si este animal desaparece del planeta. Estos y otros son temas que enriquecen el conocimiento de los chicos y ayudan a que se formen como defensores del cuidado del medioambiente”.

Un tema puntal que los motivó es la actual crisis hídrica. “Los alumnos empezaron a averiguar qué árboles son los más adecuados para reforestar y que no acarreen como consecuencia la disminución del caudal de los arroyos, la erosión del suelo”, determinó.

Incluso comenzaron a pensar en la posibilidad de elaborar un proyecto para Jardín América, para ser presentado ante el Concejo Deliberante, prohibiendo la plantación de pinos en la ribera de los arroyos. “Eso es un gran logro porque quiere decir que se interesan en esas cuestiones y mi objetivo es que ellos salgan de esa zona de confort en que se encuentran y dejen esa actitud consumista, en ponerse en el lugar de los demás y analicen las consecuencias”, cerró.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias