lunes 27 de septiembre de 2021
Cielo claro 29.7ºc | Posadas

Salud en movimiento

El deporte es una herramienta de vitalidad para las personas de la tercera edad. La pandemia potenció esa cualidad y dejó en claro que mantenerse activo es indispensable

domingo 22 de agosto de 2021 | 6:06hs.
Salud en movimiento

“El deporte es salud”. Quien haya dicho por primera vez esa frase nunca se imaginó que sería tan utilizada. Desde hace muchos años que está claro que moverse es sinónimo de bienestar y que el cuerpo necesita estar en acción, sobre todo con el paso del tiempo.

Mantenerse activo física y mentalmente es vital, no solamente para extender los años de vida, sino para hacerlo de buena manera. El deporte cumple, entonces, un rol fundamental para ayudar a continuar con la vitalidad, pese al paso del tiempo.

Es cierto que nadie puede continuar con el mismo ritmo de los 30 y los 40 cuando llegan los 60, los 70, pero sí se puede continuar activo. Seguir en la cancha. Sentirse importante y si esa actividad se puede combinar con lo social, mucho mejor.

Pero qué pasa cuando las condiciones externas cambian esa rutina. La pandemia de coronavirus rompió la rutina, pero el no poder salir fue uno de los impactos más grandes, sobre todo en las personas de la tercera edad. Perder esa chance de salir, de encontrarse con familiares y amigos fue duro y en muchos casos el cuerpo lo sintió.

En las siguientes páginas conoceremos historias de superación. De cómo los personajes eligieron sortear las vicisitudes de la pandemia. De cómo el deporte volvió a ser esa herramienta fundamental para conectar lo físico con lo mental y así salir adelante.

Elsa Rentería (64), Mario Reyes (93) y Rubén Barberan (82) encontraron en el tenis su refugio. Un lugar que les da vitalidad y hasta una fuente de longevidad sin dudas, ya que verlos moverse con tanta soltura, en el caso de Mario ya cerca de los 100 pirulos, es digno de admiración.

Para Elsa, además, el deporte fue clave tras recuperarse del coronavirus. “El año pasado tuve Covid-19, y lo pasé asintomática, creo que estar activa me ayudó a pasarlo así”, reflexionó.

Celio Clausen utiliza al golf como una herramienta indispensable para aliviar la carga rutinaria y, además, alimentar su salud física y mental. “Con el golf te cansás, te pegás un baño, estás cinco minutos sentado y quedás como nuevo”, aseguró.

En todas las historias hay un componente social, que se conjuga con el deporte. Como el “ritual” de Andrés Bermuller, quien a sus 81 años mantiene una tradición particular. Hace más de 35 que se junta a jugar al tenis de mesa todos los miércoles y sábados con un grupo de amigos. Eso lo mantiene activo tanto física como psicológicamente y aprovecha para compartir buenos momentos con amigos y con uno de sus nietos que también se suele sumar a los encuentros.

Pero con la edad a veces llegan ciertas restricciones que el cuerpo y el paso del tiempo van imponiendo. Eso le sucedió a Carlos Tonn (70), a quien un accidente lo alejó de su amado fútbol, pero eso no lo privó de dejar el deporte y encontró en el ciclismo la alternativa perfecta.

Es cierto que la pandemia significó una barrera muy grande, pero también trajo posibilidades y nuevas maneras de encontrarse con el deporte.

El profesor Fernando Boede, especializado en gerontología, tuvo que adaptar sus habituales caminatas con los mayores, pero rescató la clave de mantenerse activos, aún durante el encierro, y que la ayuda de un profesional es vital para arrancar a moverse, para poner la salud en el centro, a través de la acción.

 

El deporte como excusa para mantenerse activo Andrés entrena su cuerpo y su mente con el tenis de mesa Un tubo de pelotas, el secreto para una longevidad sana y alegre Del fútbol al ciclismo, la necesidad de reinventarse “El golf me cambió la vida por completo”

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias